¿Quién sorbe con el popote más grande?

México es el país en el que más bebidas azucaradas se consumen y de acuerdo con el CONACYT, el consumo medio por persona en Chiapas, es cinco veces superior al resto del país, y 32 veces mayor al consumo promedio mundial. Pero ¿De qué va este artículo? Contrario a lo que se piensa, aunque es necesario, no daremos información que cura… pero sí información para la supervivencia.

Le explico. En un estado como Chiapas, en el que la embotelladora de cierta empresa produce el refresco de cola predilecto de las y los mexicanos mientras limita el acceso de la población al agua,  cada vez hay registro de consumidores más jóvenes de este tipo de bebidas. Tan jóvenes como de 6 meses de edad.

No vayamos tan lejos, es una realidad  compartida en muchas de las colonias de Chihuahua en las que a lo mejor no se cuenta con acceso a servicio de agua potable en los hogares, pero  sí se cuenta con refrescos en la tiendita.

- Publicidad - HP1

Repito. No satanicemos el consumo y predilección de ciertos productos, porque esa situación se da incluso en la producción de agua embotellada. Aquí como allá, mientras se protesta por la falta de servicio de agua, se mitiga el calor y el cansancio con una bebida bien helada.

Tampoco la intención de esta entrega es irnos por la tangente: el abastecimiento del servicio de agua y saneamiento es obligación del estado, no de las refresqueras ni cerveceras. Sin embargo la intención es dirigir la mirada a aquellas grandes empresas que gozan sin tandeos, sin restricciones, de agua potable… y de paso contaminan en el proceso, la cada vez más escasa agua que tenemos para tomar: se calcula que se desechan alrededor de 119 mil millones de litros de agua contaminada a los cauces de cuencas que nos abastecen.

Como ya se decía, esto no se trata de bebidas saludables o no: el creciente consumo de agua embotellada en México es igual un problema ya que el 90% de su precio se debe principalmente al costo de los envases, mientras que el líquido puede venderse hasta en 10 mil veces su valor.

Pero no quitemos el ojo de la situación: de acuerdo con el Informe sobre Violaciones a los Derechos Humanos al Agua Potable y el Saneamiento en México, existen un grave problema que deriva del  pago por derechos de extracción por demás desproporcionados respecto a la explotación y las utilidades de grandes empresas,  colocando los intereses del sector privado por encima de los derechos fundamentales de los particulares.

Hoy le comparto no una frase, sino algunos casos para reflexionar. En países como Francia, Marruecos, Níger, Sudáfrica y Benin, ya se ha hecho una realidad el que el agua para consumo humano es un derecho por encima del derecho que las empresas tienen a utilizarla. En Chihuahua, en donde además de la sequía en 80% de los municipios es un problema y la falta de acceso al servicio doméstico de agua es un gran pendiente: ¿No le parece que va siendo hora de ver quién se sorbe el agua con el popote más grande? Yo sí e incluso puedo asegurarle que para la gente, primero el agua.

BenjaminICSA
Benjamín Carrera Chávez
Catedrático e Investigador en UACJ

Doctor en Problemas Económicos por Universidad Autónoma Chapingo.
Actualmente Diputado Local por el 5to Distrito de Chihuahua, Profesor-investigador en el Instituto de Ciencias Sociales y Administración de la UACJ y miembro del Sistema Nacional de Investigadores del CONACyT, Nivel 1.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse