Brasil es muy diferente, en la aplicación de la justicia, de México y la justicia mexicana muy lejana comparándola con la mayoría del resto de los países de América Latina, tal vez muy parecida la justicia mexicana con la de Venezuela, pero totalmente diferente con el resto latinoamericano.

En todo el continente existe la corrupción galopante y destructora, además de generadora de fortunas sin esfuerzo, de poltrones ladrones que saquean su país importándoles poco la pobreza que pudiera existir en sus entornos, son ladrones que se burlan de sus conciudadanos, esta generación vigente de políticos y dirigentes son ladrones graduados en las mejores universidades de los Estados Unidos al menos los que conocemos de cerquita, los mexicanos, no dudo que los otros también lo sean, esa simple circunstancia los pone en similitud de estilo de ladrones y mañosos, incluso algunos regresan a esas Universidades a ser maestros o a dirigir consorcios trasnacionales porque además los recompensan con esas posiciones ejecutivas por todo el laberinto de corruptelas y tranzas que juntos realizaron en sus lugares de origen, México a la cabeza.

Odebrecht comenzó en México en el período PANISTA de Felipe Calderón, se dice que con Vicente Fox también pero no hay declaración hasta hoy que lo involucre, pero con Calderón la cosa es muy diferente, es donde realmente comenzaron las entregas de dinero ilícito por gestiones ilícitas y muy comprometidas con la normatividad en las adquisiciones de las empresas de gobierno, principalmente PEMEX y en otro de los casos donde ponen a PEMEX fuera de participación en subasta de Gas Etano donde antes era su fuerte a través de PEMEX PETROQUIMICA , o sea la sacan de la participación de LA SUBASTA para que la subsidiaria de Odebrecht gane la subasta internacional, en este asunto descarado intervienen directamente Felipe Calderón y Lula Da Silva presidente en ese entonces de Brasil, hoy en grave situación judicial en su país precisamente por este asunto de Odebrecht..

- Publicidad - HP1

Odebrecht desde el 2009 hasta el 2012 consolidó sus operaciones en México apoyado por un conjunto de funcionarios federales que le permitieron a la empresa concursar las licitaciones mexicanas con ventaja del conocimiento y, lo mas grave, cotizar para ganar la licitación y luego reconsiderar la cotización presupuestada que le era aprobada por el gobierno mexicano, o sea cobrar mas de lo que había presupuestado originalmente en TODAS las operaciones que realizó en México, esa fue su estrategia siempre para ganar las licitaciones importantes en el territorio petrolero del sur del país y de paso participar también en construcciones con los gobiernos estatales de la zona petrolera y del país.

Diez millones de dólares es una bicoca para lo que repartió Odebrecht en el gobierno de Felipe Calderón, pero lo grave y señalado de ese monto es que fue triangulado en paraísos fiscales a Emilio Lozoya, Coordinador de la Campaña de Enrique Peña Nieto en el 2012, y en ese momento ex Director General de PEMEX precisamente en tiempos electorales y solo ahí es donde se incrimina a Enrique Peña Nieto siendo esto el talón de Aquiles de toda la gestión Peñista, LA CAMPAÑA ELECTORAL PRESIDENCIAL 2012, no perdamos de vista que el peso de período corrupto de Odebrecht es 2009 al 2012, el periodo del PAN de Felipe Calderón y el momento de transición de poderes en México, reforzando mas el conocimiento de toda la corrupción en la campaña presidencial del 2012.

En los países involucrados de América Latina, y Sud Afrecha, ya caminan los procedimientos judiciales en contra de los involucrados pero en México estan congeladas y con mucho entusiasmo por congelar hasta donde se pueda este asunto reforzando indudablemente la IMPUNIDAD.

Es importante observar como hoy el PRI en la presidencia de la Republica junto con el PAN principalmente involucrado en el caso Odebrecht con su ex presidente Felipe Calderón buscan en conjunto que los daños sean mínimos y que las principales figuras beneficiados de este asunto queden totalmente protegidos, arropados en la impunidad.

La justicia mexicana no se moverá hasta que el Presidente Peña Nieto otorgue su anuencia para aplicar la ley a los involucrados pero, lo que veremos, es que la justicia de los países de América Latina avanzan y castigan a los involucrado con Odebrecht, México cada vez mas en el ridículo al auto definirse con los hechos como un país corrupto y que otorga impunidad a los ladrones, sus propias acciones le confirman a la opinión internacional lo que verdaderamente sucede con la justicia, y con la sociedad mexicana.

Todo lo que se hace hoy en materia de anti-corrupción en el país es solo maquillaje de la mona, un maquillaje muy costoso que los recursos solo sirven para generar más corrupción y desvíos.

sabido
Raúl Sabido
+ posts

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.