Hace algunos años, científicos habían anunciado la determinación de nuestro ADN como mexicanos, a lo que yo me reí bastante porque, bueno, el ser humano es humano igual que todos los humanos que habitamos este planeta, siendo lo único que nos puede hacer diferentes es el color de la piel, la cultura y el idioma.

Pero como suceden muchas de las cosas en nuestros tiempos habrá que agregar los principios, los valores, el honor de cada ser humano lo que nos hacen diferentes efectivamente, no creo que eso este incrustado en el ADN, mas bien creo que esta inscrito en la cultura de los pueblos, esencialmente el honor y todo eso se incrusta en la cultura de los pueblos desde su origen como comunidad o identidad, convirtiéndose en un valor colectivo sin que quiera decir que se toma por osmosis por todos, es en la individualidad donde se asume y la individualidad se suma a la colectividad, adquiriendo la identidad como pueblo quedando como practica dogmática en la colectividad.

No creo que exista sobre la tierra un ser humano con todos los principios y valores totalmente puro, puro, puro.

- Publicidad - HP1

No creo que exista porque las tentaciones terrenales seducen en su momento y quiebran hasta el más santo de los santos terrenales, sin embargo, somos muy contradictorios los seres humanos, todos; pues usamos diferentes cristales para medir y analizar las situaciones que accionan los demás, pero mucho mas contradictorios cuando nos miramos hacia nosotros mismos porque las cosas se juzgan desde el estrado que nos da visión, en que nos encontremos.

En el asunto de Soriana de la Ciudad de Chihuahua es algo que nos ha polarizado a todos los que hemos sabido de este proceder de ciudadanos y empresa, donde efectivamente se involucran sentimientos y realidades contundentes que solo tienen una perspectiva de análisis, por un lado un “error” (¿?) y por otro el abuso, la gandallez ante la oportunidad definitivamente.

No le cabe razón a nadie para justificar como “pobrecitos” a los empleados porque se van a quedar sin trabajo por ese “error”, porque ese error no se cometió por nadie mas que el que tiene la responsabilidad final de revisar y de ahí en escalera descendente de responsabilidades… por sentido común y conocimiento de los alcances de lo que estas haciendo, viendo e instalando… ¿fue al “ahí se va” o fue premeditado”? porque también cabe preguntárselo

Un error cometido por quienes tienen la obligación y responsabilidad profesional de vigilar y supervisar correctamente la comercialización de la empresa en esa tienda y una parte de eso es precisamente los precios en los pisos de venta y la elaboración correspondiente de las etiquetas correctamente, o los carteles de precios, una actitud de “ahí se va” o de prisa y no realizar lo conducente a la verificación correcta de lo que será la oferta en piso no puede ser justificada bajo ninguna circunstancia porque para eso se les paga a los empleados, para hacer bien su trabajo y cumplir con sus responsabilidades, la cultura de la irresponsabilidad no nos lleva a nada nunca, se tiene que asumir el costo de las acciones, actos y obligaciones, sin menoscabo al respeto hacia las personas.

Y por otro lado la actitud de abuso de las personas que se beneficiaron de ese error, pues por principio de cuenta “es ilógico” pensar que una televisión o electrónico pudiera realmente costar la irrisoria cantidad de $10.999; para comenzar hay tres decimales incrustados.

La obligación del consumidor era pagar entonces los .999 centavos contantes y sonantes, centavos que en nuestro sistema monetario, el peso, no existen en circulación; pero eso hubiera agravado mas el problema y la irritación de los que estaban abusando del error, son dos decimales y hasta ahí, era mas que claro dentro de la decencia entender que eran $10,999 pesos muy diferente a $10.99, diametralmente diferente la interpretación correcta sobre el precio porque entonces si ese producto vale diez pesos con noventa y nueve centavos.

La empresa Soriana no canta mal las rancheras como una empresa que sus ofertas son más que engañosas, quienes lo hemos vivido en carne propia lo sabemos perfectamente.

El proceder de la empresa al momento de llegar a la caja a pagar y enfrentarnos a la realidad del precio en la cartulina y el precio en el sistema Soriana, pero estas hablando de precios “lógicos” de los productos y no barbaridades como una pantalla LED de 48” a $10.99

Algo no checa muy bien en este cuento porque se propagó como reguero de pólvora el “error” en el precio de los electrónicos en la tienda, el proceso es tomar el producto y llevarlo a caja para pagarlo, en caja te bota que es un “error” y se comienza la discusión pero también los protocolos de acción de la empresa ya que la cajera avisa a su supervisor y este monitorea de inmediato el problema…. Y actúa en consecuencia, pero hablamos de individualidad y no de colectividad y el asunto involucro a mas de 80 personas, me es ilógico porque para poder “tener el derecho” a ese precio debiste haber estado en caja intentando pagar, pero intentando pagar y la cajera haber procesado el precio correcto en su caja y rechazar lo que tu intentas pagar, ahí si ya cabe el procedimiento de reclamación ante Profeco y ya Profeco determinará lo conducente, pero fue un “MOTIN” de la tienda en donde saquearon 80 aparatos electrónicos.

Debemos analizar detenidamente los sucesos y por ejemplo deberán tener mucho cuidado con las personas beneficiadas de este suceso en Soriana ya que ven un posible error y tomaran ventaja, porque eso quiere decir que lo hacen como dogma de vida y sobre todo aquellos quienes les dan trabajo a esas personas porque ante cualquier descuido de su empleador podrán tomar lo que no les corresponde como lo hicieron en esa tienda en donde hasta se AMOTINARON para lograr su cometido…

La empresa actuó con prudencia pero porque perdía más si continuaba cerrada hasta que Profecto determinara, pero estaba en su derecho de pedir el pago constante y sonante de .999 centavos ya que así lo estaban interpretando los clientes, así deberían de haberlo pagado y haber de donde sacan los centavos.

El grave problema de esto, de ser ventajistas no es hoy por hoy observado por este suceso es algo que viene siendo costumbre, y dogma en nuestros aconteceres a través de lo que conocemos como corrupción y hemos hecho a nuestra sociedad una de las mas corruptas del mundo, hemos venido perdiendo principios, valores, honor porque como sociedad lo estamos absorbiendo como ósmosis que nos alimenta en forma descendente, de las cúpulas hacia los estratos sociales.

Hay un refrán político que nace en los años de la Dictadura Perfecta (PRI) y es mas que vigente al día de hoy, “El que no tranza, NO avanza…” Ahí están descritos todos nuestros males como sociedad porque ya son muchos los que quieren avanzar transando a los demás, y sus logros son ejemplos de poder y prosperidad que rige todo el sistema del país.

No nos extrañemos, pues de que tan decadentes de principios, valores y honor nos estamos haciendo que ya puede ser incrustado en la lectura de nuestro ADN, la cultura de la tranza.

sabido
Raúl Sabido
+ posts

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.