Mucho pueblo…

Publicidad - LB3 -

La oposición “moralmente derrotada” NO EXISTE, están vivitos y trabajando durísimo por recuperar lo que han perdido, y con suficientes recursos, a pesar de lo que digan, que les han mochado las manos a los gobernadores para evitar que ingresen a las contiendas electorales dinero fiscal ilícito y, la gravedad de los delitos electorales solo son de papel, porque los “moralmente derrotados” se lo pasaron por el arco del triunfo.

Lo que está documentado de violaciones graves al proceso electoral en Hidalgo y Coahuila dan cuenta clara de que poco les importó la gravedad de los delitos a los Priistas porque tenían una meta por alcanzar, ganar las elecciones al precio que fuera… y lo lograron sin discusión alguna.

Si bien es cierto que lo que se “peleaba” en Hidalgo y Coahuila eran presidencias municipales y diputaciones locales, y que han sido bastiones del PRI, Morena no pudo rescatar supremacía política en las elecciones de esos estados lo que ya es un claro indicativo de que las cosas no andan bien para el partido del presidente y, una llamada de atención muy fuerte para los liderazgos de Morena y los directivos nacionales del partido.

- Publicidad - HP1

Es de ilusos pensar que Morena quiso jugar a la democracia limpia cuando enfrente tenía al más marrullero y tramposo de los partidos políticos existentes en México, o se dejaron ganar o les paso en babia a Morena las elecciones, les gano los pleitos por la dirigencia que poca atención pusieron en las elecciones en esos estados, haya sido como haya sido el asunto es que el PRI logró sus metas y al parecer, según ellos, están de regreso… y lo están.

En Hidalgo Morena alcanzó una votación del 18.05% con 9 Alcaldías de 84 que se disputaron, desplazando al 3er lugar al PAN que logró el 11.75% de la votación con 9 Alcaldías de las 84 disputadas, el PRI alcanzó el 24.73% de la votación con 32 Arcadias de las 84 en disputa.

En Hidalgo hay 2 millones 858 mil habitantes, pero inscritos en el padrón electoral hay 2 millones 190 mil ciudadanos con capacidad de votar y solo votaron 1 millón 70 mil 600 lo que representa que votaron el 48,87% del padrón.

Si nos damos cuenta en Hidalgo las elecciones fueron competidas entre el PRI y Morena con solo 6.68% de diferencia entre ellos, pero debió haber ganado Morena si realmente hubieran tenido apoyo los Morenistas Hidalguenses del CDN de Morena y si hubiera habido más trabajo de campo y hacer funcionar lo que la oposición todo el tiempo le está refutando al gobierno de la 4T, los programas sociales.

Nos damos cuenta hoy que los programas sociales del gobierno federal electoralmente no funcionan, para tranquilidad de la oposición con su cuento trillado de que los programas sociales son electorales, queda demostrado que no.

Una elección pulverizada la de Hidalgo con 11 partidos participantes y 1 independiente, el gran perdedor es el PAN que se fue a la tercera fuerza política.

En Coahuila los números son totalmente diferentes, ahí arrasó el PRI en todo el estado, un estado tradicionalmente Priista, pero en el que Morena pudo haber hecho mucho mejor papel. Mejores resultados.

Morena alcanzó el 19.34% de la votación, para el PRI su votación fue el 49.31%, mientras que el PAN se hunde en la tercera posición con el 9.90% de la votación con 12 partidos participantes en las elecciones, una elección también muy pulverizada en partidos.

El estado de Coahuila tiene una población de 2 millones 955 mil habitantes y un padrón electoral de 2 millones 226 mil ciudadanos de los cuales solo votaron 843 mil votantes, el 39.38% del padrón electoral.

Morena es la segunda fuerza electoral en Coahuila, el PAN se va hasta el tercer lugar, el PRI logra 16 de 25 escaños en el Congreso Local, Morena logra 5 y el PAN 3 escaños, los de representación proporcional solamente.

En Coahuila la hegemonía del PRI es indiscutible, la diferencia entre el primero (PRI) y el segundo (Morena) es de 30% de los votos con una abstención de votantes del 60%

Las encuestadoras en las elecciones de Hidalgo daban ventaja importante a Morena, sin embargo perdió, en Coahuila todas daban la ventaja al PRI, muy cerca de Morena cosa que no sucedió así.

Morena debió haber hecho un mejor trabajo, se confió en las encuestas y en los programas sociales del gobierno, Morena debió de haber ganado al menos el Estado de Hidalgo y no fue así, Morena deberá reagruparse más pronto que rápido para las elecciones del 2021 o se les pronostica un rotundo fracaso y eso será una muerte anticipada a la 4T, de nada habrán servido todo el esfuerzo de 30 millones de mexicanos si Morena no logra las mayorías calificadas tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados en el 2021, habremos perdido el tiempo y la 4T no podrá culminar sus objetivos políticos, sociales y económicos.

Experiencias de los resultados por los pleitos a muerte de “tribus” partidistas hay algunos en la política nacional, experiencias de indisciplinas y traiciones partidistas sobran en la política nacional y sus resultados, experiencias por pelear pensando que “si no gano yo” no gana nadie están en el “extinto” PRD que ha exportado esas actitudes y revanchismos a Morena.

Morena necesita la mano dura de Andrés Manuel López Obrador que ha dejado a Morena actuar por sí misma, ya demostraron los liderazgos que les queda grande el saco.

No le recomiendo a los Morenos, a los Obradoristas menos, ser oposición en el 2021, y menos en el 2024, los proyectos anticorrupción del presidente han abierto heridas muy profundas difíciles de poder ser negociadas y, no se los recomiendo, porque entonces si van a saber lo que es amar a dios en tierra ajena, porque si habrá venganza y revanchismo, es demasiado daño el que se le ha proferido al sistema anterior de gobierno que no permitiría una convivencia en paz, lo que hoy vivimos es una situación aterciopelada, pero firme e inteligente, de cambio de rumbo, lo que vivirían los Morenistas y los Obradoristas sería un infierno, y si hay alianza con los PANistas la situación para la izquierda sería peor, mucho peor.

Así que, o se ponen las pilas en Morena o no les queda de otra entonces, más que prepararse a vivir un infierno, ni los chapulines podría creer que podrán hacer su salvación y supervivencia, a esos les iría peor por traidores.

Morena, la esperanza de México.

“Mucho pueblo para tan poco partido” dijo alguna vez nuestro presidente de la república, y yo creo que tenía razón ante los resultados contundentes y desastrosos de Morena en estas elecciones.

Entiéndase bien en Morena, Porfirio Muñoz Ledo, excelente político, no es la opción viable hoy ya para Morena, si quieren corregir el rumbo deben todos ir unidos a apoyar a Mario Delgado, la única opción que hoy tienen, en esa posición se puso Morena por no saber ponerse de acuerdo.

Si quieren destruir lo logrado, continúen con sus pleitos, lo harían con éxito, como dicen en mi pueblo… ”Síganse peleando cabrones”

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.

InHouse