«El malinchismo es una enfermedad social de algunos mexicanos ligada a un complejo de inferioridad hacia lo extranjero». – BBC News.

Todos los males que nuestro país ha sufrido en toda su historia donde, incluso, nos ha tocado perder más de la mitad de nuestro territorio, nuestras riquezas, nuestra autosuficiencia, nuestra soberanía ha sido resultado de la traición y entreguismo de todos esos mexicanos con poder, en su momento, que han hecho en el transcurso de la historia con la entrega de México a poderes extranjeros, siempre los ha habido y estamos pagando las consecuencias.

- Publicidad - HP1

Son ciudadanos formados bajo la doctrina del MALINCHISMO que nace desde el seno de su familia, el malinchismo es herencia generacional.

Se llama MALINCHISMO y, según el Diccionario del Español de México, es la tendencia «a preferir lo extranjero o al extranjero —en particular si es blanco, güero y de tipo germánico— sobre sus propios compatriotas, sus propios productos o sus propios valores y tradiciones»… sobre su propia patria que los vio nacer y les ha dado todo, prefieren hacerlo a un lado y entregarse al extranjero, perdiendo sus valores y sus raíces sin importarles nada, más que el ser reconocidos por el extranjero personaje al que le sirven, eso para el malinchista mexicano, es su mayor recompensa.

Alejandro Tomasini Bassols, investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM y autor del ensayo «Malinchismo filosófico y pensamiento mexicano», llega a calificar este comportamiento como una «enfermedad nacional» PARA el país, definitivamente lo es, y muy grave.

En la política el MALINCHISMO por ejemplo tiene que ver con las actitudes de entreguismo, el que es «vende patrias», un traidor, etc.

El MALINCHISMO,  el nombre es mexicano porque está asociado a la Malinche, se trata de un fenómeno que puede darse en otros lugares con otros nombres, aunque en general, no se ve tanto en otros países porque en la inmensa mayoría de los países están entregados a sus raíces, costumbres, leyes y son responsables con sus oportunidades que les brinda su país, son nacionalistas.

Estados Unidos, Rusia, China son los líderes mundiales, rectores del mundo y son férreos NACIONALISTAS, no se entregan a los extranjeros y son estrictos defensores de sus pensamientos políticos, económicos, culturales y sociales, no se diga Japón, Alemania, Argentina, Chile, Colombia por señalar algunos, el MALINCHISMO como fenómeno no se ve en América Latina de la manera tan clara en que se vive en México.

Ejemplos muy claros de MALINCHISTAS los tenemos en Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y el peor de todos Enrique Peña Nieto, son ejemplos tácitos y claros del MALINCHISMO en cuyos regímenes México ha perdió la mayor parte de su riqueza nacional, un país donde les hipotecaron las vida a sus ciudadanos sin que tan siquiera haberlos tomado en cuenta, en esos regímenes se entregó la riqueza nacional al usufructo usurero de las empresas extranjeras a cambio de migajas y consideraciones, rallantes en la TRAICIÓN A LA PATRIA.

El MALINCHISMO “es un rasgo alarmante de la cultura mexicana porque contrapone a grupos sociales dentro del país. En muchos otros lugares, eso no se ve: la gente está orgullosa de su pasado y sus tradiciones, y defiende su pueblo y sus valores en la actualidad. Pero sí, en México es una enfermedad social porque se viene reproduciendo desde que surgió hace siglos”, así lo manifiesta Alejandro Tomasini Bassols.

Cuando un extranjero ve la historia de México y la vida actual a través del prisma del concepto del MALINCHISMO, nos entiende mejor, Incluso siente más empatía por México cuando ve cómo esta maldición que nos cayó sigue teniendo efectos en el país y graves, de consecuencias desastrosas para todos nosotros los mexicanos.

Es tan grave el MALINCHISMO en los mexicanos que hoy el país pudiera encontrarse dividido entre MEXICO PARA LOS MEXICANOS o MÉXICO PARA LOS EXTRANJEROS, entre los que quieren un México nacionalista y los que quieren un México extranjerizado manejando nuestras riquezas y administrando nuestras fortalezas, cobrándonos con usura nuestras debilidades que es la consecuencia del MALINCHISMO de las minorías con poder en su momento.

EL MALINCHISMO viene ligado a un complejo de inferioridad de algunos mexicanos y con poder hacia lo extranjero, un complejo vigente de sentirse de menor valía o inferiores a otros. Eso hace que se ASPIRE a tener otras cosas, sin saber que lo que se tiene aquí es también mucho muy valioso.

Cuando el MALINCHISMO con poder se mezcló con la CORRUPCIÓN México dejo de poder ASPIRAR a ser un país fuerte, orgulloso, independiente, autosuficiente generador de hombres y mujeres dignos y amantes de su cultura, sus raíces, seguros de su futuro.

No es necesario ser profundamente conocedores de la historia del país para poder saber dónde realmente comenzaron nuestras desgracias, para muchos y hoy vividos de esa historia podemos afirmar que comenzó con Miguel de la Madrid y se frenó al término del régimen de Enrique Peña Nieto.

Atrás de Miguel de la Madrid hubo abusos, robos, corrupción, eran coartados los derechos y la libertad de expresión, el TLATOANI era todopoderoso y hacía y deshacía a su antojo, era el México PRIÍSTA autoritario, abusivo pero en esos tiempos de ese PRIISMO se recuperó la SOBERANÍA PETROLERA, LA SOBERANIA ELECTRICA, la autosuficiencia alimentaria, se construían autos y camiones mexicanos, se creó el Seguro Social, el ISSSTE, se detonaron las empresas coadyuvantes al desarrollo del país, etc.

Mucho de que lamentarnos si, pero no perdíamos soberanía, al contrario se cuidaba, desde el régimen de Carlos Salinas hasta el 2018 la debacle de la soberanía se dio.

Hoy que se busca retomar nuestra integridad nacional perdida, recuperar algo de nuestra riqueza entregada a los extranjeros.- LOS MALINCHISTAS saltan a la palestra con el poder de los medios, sus empresas, sus industrias para intentar revertir el gran avance que en tres años vamos logrando, esos empresarios e industriales BENEFICIARIOS del MALINCHISMO de mexicanos en el poder.

No es posible TRANSFORMAR todo un país en tres años pero si es posible establecer las bases para irlo logrando y esto a los MALINCHISTAS no les gusta.

El colmo de la actitud extranjerizante y MALINCHISTA es querer mantenerles los privilegios de usura a las EMPRESAS ESPAÑOLAS cuando en su propio país de origen NO los quieren por saqueadores y usureros de la energía eléctrica que le surten al pueblo Español.

Es fácil identificarlos, solo baste leer como se desgarran las vestimentas por defender todo lo que NO beneficia a los mexicanos de buena lid, todo lo que atenta contra la dignidad y soberanía a la que ASPIRAMOS, al México que estamos construyendo.

Construir es la parte más difícil en la vida y esa parte, la de construir, los MALINCHISTAS no están dispuestos a caminar, quieren que los de afuera vengan a hacerlo.

Mi México es uno y mi México me enorgullece porque todo me da, mis raíces profundas me invitan a ASPIRAR un México independiente, autónomo, autosuficiente y orgullosamente nacionalista.

Bienvenidos sean los extranjeros, los recibimos con el corazón en la mano y los invitamos a disfrutar de nuestra patria pero, a COLONIZAR nunca más.

Que tanta fuerza de argumentación tienen los MALINCHISTAS que no tuvieron la valentía de enfrentar al pueblo de México para exponer sus razones del PORQUE SI debemos mantener la entrega de la riqueza eléctrica a los extranjeros, invitados oficialmente fueron, Y NO SE PRESENTARON al parlamento abierto del Congreso.

Los MALINCHISTAS no quisieron enfrentar su posición frente al PARLAMENTO ABIERTO de cara a la nación.

Rechazar lo propio y favorecer lo extranjero la norma del MALINCHISMO traidor a la patria.

Reflexión sobre una visión nacionalista:

“Existió una época en la que el gobierno mexicano, impulsado por Adolfo López Mateos, intentó impulsar una industria automotriz mexicana a través de un decreto que obligaba a todas aquellas firmas que quisieran estar presentes en nuestro mercado a establecer una planta de producción o en su defecto mantener una alianza con una empresa ya establecida, las cuales, por lo general eran paraestatales”.

Así pensaban los grandes constructores del México digno y nacionalista, el pensamiento que DESTRUYERON los malinchistas de la política moderna.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.