El día de hoy, publico un excelente escrito de mi buena amiga Bióloga Gabriela Alonso Yepson, quien entre otras cosas, es la Presidente de la Agenda por las Mujeres en este municipio de Nuevo Casas Grandes, también se desempeña como Maestra de la Universidad Autónoma de Cd. Juárez (campus NCG), estoy seguro que sus cátedras son de lo mejor debido a la preparación exquisita de esta mujer, rasgo de personalidad que se puede apreciar en este trabajo en particular, se advierte la minuciosidad con que realiza sus cometidos. También podemos notar su auténtica preocupación porque el papel de la mujer, adquiera la preponderancia que merece, por lo que se lee entre líneas, aún en el mundo de la ciencia hay altas dosis de machismo y algunas veces, misoginia.

Las Mujeres Olvidadas por la Ciencia

Perdidas entre el polvo, en la historia y en el olvido, ahí yacen todas ellas. Todos hemos escuchado de Galilei, Einstein, Newton, Darwin, Hawking… Los identificamos en el campo de la ciencia, cuyo referente estereotipado siempre es el hombre. Curio, Einstenio, Fermio, Mendelevio, Nobelio, Lawrencio, Gadolinio y Samario, por excelencia, dedicados a los hombres, en honor a sus aportaciones al desarrollo de la civilización.

- Publicidad - HP1

Sin embargo, ¿dónde quedan ellas? Las que soñaron con los astros, con los viajes en cohetes. Las que se imaginaron la composición de la materia y de las partículas. Las que en vez de muñecas, tal vez optaron por observar la naturaleza o el funcionamiento de un artefacto. Las que consideraron que tal vez otra técnica en medicina sería más efectiva y humanitaria que las ya establecidas. Las que eran hábiles con los números y las ecuaciones. Las que trabajaron con el poco presupuesto dado para sus investigaciones, las que recibieron salarios más minúsculos que sus colaboradores masculinos. Las que jamás fueron mencionadas pese a sus aportaciones, los nobel negados por ser “Amas de casa”. Antes bien, fueron las “Señoritas”, las asistentes, las colegas femeninas, las calculadoras de estrellas, las chicas cohete, las mujeres de las computadoras, las mujeres de la luna. Nunca la investigadora, nunca la principal, nunca la descubridora o la colaboradora por igual.

Cubiertas por el óxido y la ignominia en la historia, sin hacer nunca una referencia, un agradecimiento o una reivindicación a su aportación tan valiosa. Mujeres que sentaron las bases para que otros más tomaran sus éxitos y méritos. Bajo el estrago del Efecto Matilda, cuyo término hace referencia al prejuicio establecido en contra de reconocer los logros de las mujeres científicas, acuñado por Matilda Joslyn Gage en “La mujer inventora”, ahí yacen todas ellas. Premios Nobel en Ciencias tenemos a 572 hombres contra tan solo 18 mujeres. Todas perdidas en los libros de texto, como: la hija de… la esposa de… la madre de… la colaboradora de… nunca un título propio.

«Cocina, limpia y gana el Nobel» fue el título que la revista estadounidense Family Health dedicó a Rosalyn Yalow, por obtener ese reconocimiento en Medicina en 1977. ¿Es justo? ¿Cuándo hemos leído titulares donde el hombre lleve un prefijo anteponiendo su rol social dentro del patriarcado? Ada Lovelace, Carolina Herschel, Rosalind Franklin, Lise Meitner, Henrietta Swan Leavitt, Kathryn Peddrew, Ophelia Tayler, Katherine Johnson, Hedy Lamarr, Mileva Maric, María Wilkenmann-Kirch, Esther Lederberg, Chien-Shin Wu, Jocelyn Bell, Olivia Sabuco, María Andrea Sotomayor, Dorothy Hodgkin, Ida Tacke, Marie Curie, Trotula de Salerno, Nettie Stevens, Gerty Cori y cientos de nombres más, desdeñados de los artículos, de los libros, de los documentales.

¿Cuántas rebeldes, subversivas o insurrectas que cambiaron la casa por los libros, los telescopios y microscopios se han perdido en la historia? Y peor aún, ¿cuántas más perderemos? ¿Cuántas soñadoras imaginando agujeros negros, cuásares, fotones o submarinos? ¿Cuántas decididas a cambiar los tutús y las coronas por botas y mochilas para explorar? ¿Cuántas que sabrán muy bien cada tornillo, tuerca y resistencia de un aparato en vez de saber el orden de las brochas para el maquillaje? ¿Cuántas que describan cada fenómeno natural, cada especie nueva o cada enfermedad emergente, en vez de tejer vestidos y bordar flores? ¿Cuántas Maries Curie quedarán siempre compartiendo su éxito con su marido, aun cuando él falleciera mucho tiempo antes?

Por todas ellas, abramos los espacios. No estigmaticemos las matemáticas, la física, la química o la biología. Dejémoslas elegir, sin miedo ni prejuicio, que camino recorrer que experiencias vivir, tal vez el día de mañana una de ellas logre lo que otras tantas no pudieron, tener su mérito y un nombre propio en la ciencia, sin estar a la sombra de un hombre más. Autora: Bióloga Gabriela Alonso Yepson

Libro recomendado de la semana
Hoy, el elegido es, «El reino en ruinas» del Escritor mexicano (más aún, chihuahuense), Alfredo Espinosa. Esta novela cuenta las historias de dos jóvenes que se encuentran y empiezan a urdir un juego extraño; ella lo busca, convencida de que es el personaje de una obra de teatro que escribe, pero él es en realidad un laberinto y hará que ella se interne en su propia pesadilla. El relato es intenso, enigmático, de pasiones desbordadas y con un erotismo pronunciado. El autor narra lo mismo como el joven, que como la muchacha, me resultó novedosa y creativa esa técnica. La trama es apasionante y para terminar, quiero transcribir un diálogo que se suscita casi al final, no es entre ellos, sino entre él y una presa (víctima).

–La abuela fue feliz con el abuelo.
–Te falta vivir, muchacho. ¿Quieres café?
–¿Quiere tomárselo antes o después de muerto?
–Antes. Ya frío no me gusta.
Disparé.

«No podemos dejar que las percepciones limitadas de los demás terminen definiéndonos»
– Virginia Satir

«Sería bueno sentir menos curiosidad por las personas y más por las ideas»
– Marie Curie

«La ceguera nos separa de las cosas que nos rodea, pero la sordera nos separa de las personas»
– Helen Keller

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.