“El término populismo se emplea generalmente en el ámbito de la política. Se dice que un gobierno o un partido son populistas cuando su estrategia política se basa en propuestas que resultan atractivas para el pueblo, pero tienen un componente manipulador y demagógico. De hecho, el término demagogia y populismo se emplean normalmente de manera indistinta, pues ambos expresan la intención de atraer al pueblo con ideas que suenan convincentes pero que esconden intereses perversos o nunca serán puestas en práctica.

En ocasiones se ha dicho que los populistas dan soluciones “falsas a problemas reales.”, también podemos resumir que populismo es “Quitar a unos, para dar a otros” y por lo regular se utiliza como un término calificativo negativo hacia gobiernos o personas principalmente de izquierda, pero procede también a personas de centro o de derecha, ninguna corriente política o económica se salva del calificativo “populista” ya que siempre todos caen en la necesidad apremiante de serlo para congraciarse con el pueblo.

El origen de un país es el pueblo por lo tanto se debe gobernar para el pueblo, esa es la esencia del poder por mandato popular, eso es ser “Populista”… un poder que gobierna para todos porque todos son pueblo, todos aportan y se benefician de la colectividad partiendo de la individualidad, eso es “Populismo” también en el sentido positivo del calificativo, el que no entienden los Neoliberales Mexicanos (PRI-PAN)

- Publicidad - HP1

Hemos visto en esta campaña electoral a la presidencia de la república como los exponentes de la derecha Neoliberal Mexicana José Antonio Meade K y Ricardo Anaya C se han “comprometido” con los votantes en temas que ellos mismos califican a su contrincante Andrés Manuel López Obrador como “Populistas”, así arrancaron sus campañas tachando a López Obrador como Populista pero al avanzar los tiempos de campaña se voltearon hacia esas mismas promesas de su contrincante de la izquierda al grado que sin cambiarle nada en el sentido social o popular las comenzaron a enarbolar cayendo en una tremenda contradicción ideológica y política, confirmando la razón política a López Obrador porque su proyecto de nación está diseñado conforme a la ideología que le ha sido característica desde sus orígenes políticos más nunca de los Neoliberales como Meade o Anaya porque su actuar ha sido en contra de todo lo que hoy quieren “otorgar y lograr” para el pueblo siendo esto definitivamente una farsa de campaña para lograr el voto de una ciudadanía harta y lastimada por la aplicación de las políticas Neoliberales que han terminado de sumir a la nación en mucho menos bienestar y si muchísima pobreza… 60% de la población Mexicana.

Basta recordar El Pacto por México y su resultado en las Reformas Estructurales para darnos cuenta la enorme manipulación y mentira de los candidatos del PRI y el PAN cuando asumen esas posturas “populistas” ya que lo ahí asentado va en sentido contrario al beneficio a la sociedad en materia como los salarios, los combustibles, lo fiscal, lo laboral, lo educativo, lo energético como gas y luz y definitivamente el aumento lacerante de los alimentos y los servicios, la pérdida de valor de la moneda.

Nos enfrentamos entonces a la manipulación de mentiras porque entonces cuál fue el motivo para ellos de haber hecho el Pacto por México y como consecuencia las Reformas Estructurales… increíble la capacidad de engañar y de mentir con tanto cinismo entrenado.

Han tenido todo el tiempo y el poder para haber alcanzado hacer lo que hoy prometen, han tenido todo el tiempo para haber cambiado en beneficio de los mexicanos y no lo hicieron y hoy quieren que los mexicanos aceptemos que lo van a caminar…. Aún me retumba en la cabeza las promesas del actual Presidente de la República donde prometió todo lo contrario a lo que hizo y que hoy tiene postrado a México en el encono, la ira, la rabia, sumido en la corrupción exhibida.

Ha sido una campaña de mentiras por parte de los abanderados de la derecha Neoliberal Meade y Anaya ambos han utilizado la estrategia de “Mentir para dañar en el momento” aunque posteriormente queden con sustento y claridad al descubierto con son su mentira, con el engaño, con la manipulación del momento.

El hacer un proyecto de Nación por Meade y Anaya con los conceptos Sociales formaría parte de un compromiso hacia el futuro del país, pero también representaría un rompimiento con su pasado y con quien les dio vida política si lo hicieran con las promesas incluyentes del orden y beneficio social que han incluido en su discurso político hoy y, que por supuesto, han tomado de la izquierda.

El tema central de las gasolinas ha sido un tema tocado con pinzas por los candidatos del PRI y del PAN ya que es un tema muy delicado para ellos porque implicaría reconocer que los combustibles inciden directamente en el movimiento de los precios y la inflación, en los costos de la cadena productiva en forma importante, y en el deterioro del poder adquisitivo de los mexicanos y además los pondría en entre dicho porque los combustibles siguen creciendo en precio todos los días,… y la lista del súper por el mandado también.

Han sido los candidatos Meade y Anaya demasiado evidentes en sus propuestas sociales y de buen oído en los ciudadanos pero ¡¡¡ NO LES CREEN YA ¡¡¡

El sistema la tiene muy difícil, demasiado difícil y una cuesta arriba muy empinada y sinuosa en esta elección federal de la cual puede derivar un panorama impredecible, el sistema está acorralado en sus propias mentiras y falsedades, ahogados en aquellas promesas de campaña falaces y manipuladoras, el sistema está aterrorizado.

Y digo que es un panorama impredecible porque si gana, como lo indica todo, López Obrador el panorama es uno y predecible donde las canonjías y privilegios de unos muy pocos se acaban para buscar darle a todos un México con piso parejo en oportunidades donde quedaría aterrizada la cultura del esfuerzo donde cada quien hace la individualidad para lograr la colectividad, pero si pierde López Obrador el sistema se enfrentaría a un gran dilema, ¿Quién va a ser ahora la válvula de escape de la enorme presión social? solo como recordatorio, sus ejércitos – partidos están deshechos, ni autoridad moral ni credibilidad poseen para lograr ser los instrumentos para el control y desahogo social.

Han venido los candidatos Meade y Anaya metiendo a la campaña el marketing perverso de comparar el futuro de México con “La Venezuela” de hoy, como formato para desprestigiar al contrincante Andrés Manuel López Obrador cuando se les pasa de la vista que esa Venezuela empobrecida y violenta que hoy exhiben es similitud de la pobreza y violencia Mexicana, les deberá golpear la cara el hecho de que el “dictador” Maduro haya vuelto a ganar las elecciones y haya sido como haya sido” los Venezolanos confirmaron con sus votos lo que quieren de su país, por algo será porque debe existir algo en el fondo que los Venezolanos quieren y buscan con Maduro como presidente, y creo que huele a petróleo, Venezuela tiene los yacimientos petroleros más grandes del mundo en su subsuelo.

Creo que los Neoliberales Mexicanos no han entendido la democracia, no saben jugar en un escenario democrático, no han entendido lo que significa el bienestar social, no saben de los mexicanos enojados y todavía se preguntan los porqués.

¡¡¡ Caminamos a cambiar o nos quedamos estáticos para seguir igual, esa es la cuestión !!!

Estamos más que obligados con el país y nuestras futuras generaciones a salir a votar este 1º. de Julio.

sabido
Raúl Sabido
+ posts

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.