Manuela trabaja vendiendo productos de belleza, le hace a las movidas políticas y la ocuparon para uno de esos programas federales haciéndole creer que es funcionaria de algún nivel, sigue recorriendo las calles y convocando gente cual si fuera pleno proceso electoral. Atiende a sus cuatro hijos, limpia la casa, va a al mandado, lava la ropa y de vez en cuando da terapia psicológica a las vecinas.

Juanita no tiene tantas ocupaciones, ya que su marido es muy celoso y no la deja trabajar, bueno nomas poquito, pa’ que se desaburra y pague los recibos, dos días a la semana hace la limpieza doméstica de una familia, eso sí, Juanita debe tener su casita limpia y comidita calientita para cuando llegue su marido, ni que decir si el hombre no va a trabajar – Dios nos libre que Juanita tenga que salir- faltaba más ¿quién le va a cambiar a la tele ahora que no encuentran el control?

Además del historial que le acabo de resumir también le quisiera presumir que cuando una casa se quema en la colonia, son las primeras que salen al auxilio, en las pasadas lluvias la mejor amiga de Manuela se inundó y claro ahí fue con su marido y sus hijos a sacar a tinas la alberca que se formó en su casa. Han ayudado a construir escuelas, limpian parques y llevan medicamento a cualquier familiar que de pronto no atendieron en el IMSS. Tristemente no tienen armamento para exhibir, ni helicópteros para llevar a los niños a la escuela pero seguramente que si alguien les hiciera el favor de prestarles un carro tanque lo utilizarían para darle una emparejada a las calles de nuestra ciudad.

- Publicidad - HP1

Juré ser más asertiva en mis escritos, pero hay cosas que no logro comprender, números que no me cuadran y datos que no pude encontrar ¿Cuánto cuesta mover la exhibición La Gran Fuerza de México por todo el país? Si usted tiene el dato u otros datos le pido me los comparta.

Y es que no hace falta ser muy letrado o hacer un estudio profundo para saber que nos faltan espacios recreativos, pero la función de las Fuerzas Armadas de México es otra, afortunadamente no hemos requerido su “fuerza” y nos ayudan a apagar fuegos en cada emergencia nacional para la cual nunca estamos preparados. Inundaciones, temblores, incendios forestales, pandemias.

No sienta mi sentir como una falta de respeto a las fuerzas Armadas, pero luego no nos andemos quejando que no alcanzan los presupuestos, pues es como si usted contratara en su casa seguridad privada y el agente de pronto está haciendo piruetas para divertir a sus niños y luego dice que no le alcanzó para comprarse otro uniforme.

Como maestra siempre he promovido los valores cívicos, pero me parece que este tipo de exhibiciones lejos de engrandecer ponen en evidencia que hay muy poco que hacer y mucho que divertir.

Y como toda mujer de casa, usted perdone si no me parece gracioso ver cómo se gasta el dinero que nos cuesta tanto ganar, porque todos contribuimos a generar la riquezas del país, pero si además el trabajo doméstico que realizamos principalmente las mujeres tuviera precios de mercado representaría el 24 % del PIB, casi un cuarto de la riqueza nacional sería producida en casa.

Si esto se pagará los resultados para Manuela y Juanita serían grandiosos, se traduciría en más horas de sueño, quizás les alcanzaría para hacer una dieta saludable y bajar de peso, en más tiempo de esparcimiento con sus hijos, en fin lo que llamamos incremento de nivel de vida.

Porque es con dinero como se pueden aligerar las cargas sociales de una mujer trabajadora y en este país en la última década la participación laboral femenina se estancó pues solo tenemos registro del 44. 7 % frente al 79.8 % de los hombres, mientras los hogares dependen económicamente cada vez en mayor proporción a la Gran Fuerza de México, sus Mujeres.

“Dice la CEPAL que el mercado laboral es la llave maestra para la igualdad y desde allí es donde la redistribución de los ingresos puede garantizar la efectividad de los derechos”

Para eso, si se necesita un trabajo letrado, investigaciones profundas y hartas ganas de procurar y garantizar la participación de las mujeres en las actividades productivas formales, la generación de modelos laborales flexibles, la apertura de espacios educativos especializados que contrasten los rezagos desigualitarios que la maquila le ofrece a las jóvenes de Juárez y que incluya por supuesto el apoyo para el cuidado de los hijos.

Y ante todo esto se agradece la función pero aun y con todo el show no se olvida que en esta frontera tenemos mucho que resolver.

Rocio Saenz 2 sqr
Rocío Saenz
Renace Mujer | Website

Lic. En Comercio Exterior. Lic. En Educación con especialidad en Historia. Docente Educación Básica Media y Media Superior, Fundadora de Renace Mujer A.C. Directora de Renace Mujer Lencería, Consultora socio política de Mujeres.