La base panista se manifiesta

En los anos 70’s, «Los panistas fueron relegados, perseguidos y humillados, en muchas ocasiones; pero el gran enemigo no estaba precisamente en el PRI ni en los gobiernos priistas«, sino dentro de sus propias filas. Varios rompimientos y luchas intestinas sangraron al PAN.

En 1975, la renuncia de uno de sus grandes exponentes, Efraín González Morfín, entonces presidente del CEN, llamado con cariño por varios panistas como «Efraín chico» y candidato presidencial en 1970 en contra de Luis Echeverría Álvarez, provocó un terremoto interno. El PAN en 1976, no postuló candidato a la Presidencia de la República y dejó el camino abierto al priista José López Portillo. Tomado de Análisis plural 2009 de Juan Federico Arriola. Los triunfos electorales se empezaron a reflejar a partir de la candidatura de Manuel Clouthier, con Luis H. Álvarez en la presidencia nacional, aunque el gran Maquío no ganó, dejó marcado un gran precedente de sentimiento y honor al PAN. Posterior a ello, el triunfo de Ernesto Ruffo Appel y de Francisco Barrio Terrazas, empezaron a surgir grandes liderazgos como Javier Corral, Carlos Castillo Peraza, Felipe Calderón, Gustavo Madero, German Martínez, Manuel Espino, solo por mencionar algunos. ¿Por qué mencione a estos últimos? Porque tienen un común denominador: «Todos renunciaron al PAN’» aclaro que Gustavo Madero no ha renunciado, pero pertenece a un grupo plural junto con German Martínez. Este último, senador plurinominal por MORENA, Manuel Espino y Felipe Calderón, quisieron formar otro partido sin lograrlo.

Esto sólo pasa en este partido, no quieren reconocer que un triunfo es para seguir triunfando, para darle seguimiento a las acciones buenas que deja su antecesor, para seguir haciendo cosas buenas para el pueblo, que sin duda las hubo aquí en Chihuahua, no por nada la gente votó nuevamente, desgraciadamente se distorsiona ya que algunos nuevos funcionarios aún no les ha quedado claro o simplemente no tienen la capacidad de entender que no están contra un partido opositor sino del mismo PAN. Estos nuevos dirigentes o funcionarios, llegaron despidiendo y discriminando panistas de muchos años, la verdad no creo que estos, hayan trabajado y votado por otros partidos. ¿No entienden que no va a haber Maru para después de 6 años?, no entienden que Javier Corral le hizo mucha publicidad a Maru Campos, aunque no como ustedes querían, pero logro posicionarla (y no ustedes), no solo a nivel estatal sino a nivel nacional y miren que curioso, antes de que fuera candidata, Maru ya era tendencia en el Estado, pero bueno, eso solo algunos lo entienden, se requiere de capacidad para juzgarlo.

- Publicidad - HP1

En el estado, tenemos al dos veces presidente del PAN estatal, ex diputado, ex candidato, todos por el PAN, si, el PAN de cuando Maru Campos era diputada, después expulsado y ahora Senador con licencia y presidente municipal de la frontera más importante del País, solo que ahora por MORENA, Cruz Pérez Cuellar, y que no solo llegó por su liderazgo, sino por la ayuda de muchos panistas que el propio PAN hizo a un lado pensando que no los necesitaba o que no formaban parte de la ideología de la nueva presidencia. ¿Sabrá el PAN y sus dirigentes del surgimiento de un nuevo proyecto de partido con casi 13,000 miembros?, tan solo de aquí en el estado de Chihuahua y surgido en la capital. Recuerden que el PAN tiene solo 10 mil y no le interesa que crezca, muchos de estos, ya están integrando este nuevo proyecto, que gracias a que se está volviendo al PAN de los 70s, de la forma opaca en que se están llevando las cosas y a la humillación a sus militantes, surgen nuevos proyectos, nuevas alternativas y espacios en donde panistas, personajes de renombre y liderazgos de otros partidos encontrarán seguramente un espacio.

Me llama la atención que el presidente estatal viaje a todas las ciudades del estado y solo se entreviste con sus panistas a modo, que le digan solo lo que quiere escuchar y haga que se sienta orgulloso y no hable con los panistas de muchos años, con los que construyeron el pan de Luis H. Álvarez, que estuvieron en las tomas de carreteras y el fraude electoral con Pancho Barrio y que trabajaron cuando Maquío, ahora, si no trabajaron con Maru, eres un intruso, un oportunista y solo los agraciados amigos de dos o tres sean los que todo lo saben. No mi estimado Gabriel Díaz Negrete, o nos ponemos a la altura de las circunstancias y necesidades del Estado o en 5 años tendremos a un morenista de gobernador, y sabes de quien se trata, pero ¿sabes de quién va a ser la culpa de la caída del PAN? Lo sabes porque te lo han dicho mucha gente, muchos panistas ¿Sabes de quién va a ser la culpa de que gane MORENA? ¿Sabes de quién va a ser la culpa del fortalecimiento de este nuevo proyecto de partido? Tal vez de aquí a cuando se cumpla esto, ya tengas ganada una pluri, como lo ha sido con todos. Pero pues si no sabes, te lo dejo de tarea.

Hasta el párrafo anterior, las profundas reflexiones y cuestionamientos del (o la) valiente panista, de los de a pie, de los invisibles, de los ninguneados por la nueva «Casta divina» del PAN estatal, llamada a si misma «El mejor PAN de la historia» ¡vaya ridiculez! Eso provoca que los nuevos funcionarios regionales se sientan muy Chirindongos, ignoran (o pretenden ignorar) que fueron escogidos por serviles, no por capacidad, entre más pronto lo entiendan mejor para todos. Para mi, es una verdadera satisfacción darle voz a esta persona (panista valiente) quien no da su nombre, no por cobardía, sino para preservar su integridad, incluso física. Se les está desbaratando el partido, ¿es que no lo entienden? Son tontos… y soberbios.

Jose Cruz Pérez Rucobo
José Cruz Pérez Rucobo
Periodista y Crítico Político

Lic. en Economía por la UACJ. Me dedico al comercio como medio de subsistencia y al periodismo y crítica política como ejercicio lúdico. Soy un hombre de izquierda por naturaleza, cualquier cosa que ello signifique.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.