Cuando hablamos del futuro pensamos en períodos largos, más de 10 años, viene a nuestra mente pensar en autos voladores, robots y máquinas inteligentes, sin embargo, el futuro no está tan lejano y peor aún, no estamos preparados para enfrentarlo.

El Foro Económico Mundial presentó su reporte sobre el futuro del empleo, en el analiza los cambios en los modelos de negocios de todas las industrias; además plantea como las nuevas categorías de trabajos surgirán con ello se requerirán nuevas habilidades, estas nuevas necesidades afectarán a algunos grupos de personas, por lo que habrá que estar preparados para el cambio laboral: de las personas a las máquinas.

De acuerdo con este reporte, para 2022 habrá 75 millones de ocupados que ya no serán requeridos, mientras que 133 millones de puestos emergeran. Las disciplinas más demandadas en 4 años serán todas aquellas relacionadas con medios digitales, programación, software, operaciones y análisis de datos. Por su parte las tareas más reemplazadas son aquellas relacionadas con el ensamblado, la contabilidad, administradores, obreros, ejecutivos, capturistas y encargados de se servicio al cliente.

- Publicidad - HP1
image 3
click en la imagen para ampliar

Más allá de que cientos de profesiones actuales serán reemplazadas, el trabajo humano será reemplazado por las máquinas. Para 2018, el 71% de las actividades son realizadas por personas, 29% por máquinas, en cuatro años esta situación será prácticamente equitativa, pero con desventaja para las personas, el 52% de actividades la realizarán los robots y apenas 48% por los trabajadores.

Sectores de la economía que serán pioneros en el uso de robots son: automotriz, aeroespacial, cadenas de suministro, gas, petróleo e inversiones. Los tipos de robots que serán utilizados serán humanoides, aéreos, subacuáticos, terrestres y terrestres no humanoides. El nivel de robotización de estos sectores va del 19 al 37% según el sector.

En este sentido, de acuerdo con el reporte de empleos y la estadística brindada es evidente que tanto las universidades como los empleadores deben diseñar estrategias que, permitan formar profesionistas en las áreas del futuro, que logren ocupar al personal y evitar la desocupación tras realizar la sustitución personas por máquinas y lograr mecanismos para que las personas se desarrollen en ambientes laborales efectivos, de calidad y de buenos salarios.

Hay que prepararnos para que los robots no solo no nos alcancen sino no nos sustituyan. Una economía de ensamble y operación no sobrevivirá a la era digital y la inteligencia artificial, se requieren economías más dinámicas y de mayor complejidad.

yo
Nancy Carbajal
Columnista • Economista | + posts

Lic en Economía de la UACJ y Candidata al Grado de Maestra en Ingeniería Económica por la Universidad la Salle. Columna semanal sobre temas de economía, finanzas, política y sociedad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.