Jacivi

Jacivi Alejandra Holguín Grable, una joven de tan solo 21 años de edad, se encontraba desaparecida desde el 16 de mayo de este año, sus familiares reportan que ese día salió a comer con un amigo. Lamentablemente el 20 de mayo fue encontrada sin vida.
La Fiscalía Especializada de la Mujer afirmó que la causa de muerte fue asfixia por sofocación. El cuerpo de Jacivi, según el diario Reforma fue enterrado en un kínder de Ciudad Juárez.

Me llena de impotencia, miedo y coraje dedicarle líneas a otra víctima de feminicidio en Juárez. Me da terror la falta de memoria histórica que existe en la ciudadanía y en las autoridades, no puede ser posible que no se haya aprendido nada del caso de Campo Algodonero, dicha sentencia emitida hace 12 años atrás, por la Corte Interamericana de Derechos Humanos condena al Estado Mexicano por no mantener un estado libre de violencia para sus mujeres.

Pareciese que también se olvidó los polémicos feminicidios en Arroyo del Navajo, donde dicho juicio fue catalogado como el “Juicio del siglo”, por presentar centenas de evidencias y testimonios contra los feminicidas y tratantes de mujeres de esta localidad.

- Publicidad - HP1

Y más recientemente, el feminicidio de Dana Lizeth Lozano Chávez, una compañera de mí mismo instituto de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez fue privada de la vida cuando solo tenía 18 años, tan solo hace 2 años, en un parque donde no contaba con alumbrado público.

Es tan lamentable la situación de violencia de género y misoginia que enfrentamos las mujeres en toda la república, pero abunda una desesperación en mi de que en la ciudad en donde vivo, desafortunadamente con mala fama por el odio y repudio que tiene contra sus mujeres siga sin ser un lugar seguro.

Entre victimizaciones, reclamos por la ropa que usamos, por con quién nos juntamos, a donde salimos, la impunidad crece y crece. No hay responsabilidad de nadie, ni del gobierno municipal, ni el estatal, ni el federal. Ni de la ciudadanía, ni de la policía. La falta de concientización de que tratamos con un problema severo de misoginia nos impide que mujeres como Javici puedan ir a comer y regresar a su casa a salvo, pero cuando se les reclama, tanto a la sociedad machista como a las autoridades por la constantes feminicidio, la única respuesta que tenemos las feministas, al parecer las únicas preocupadas por nuestra vida, se nos golpea y se nos aprende, ¿o ya se olvidó el municipio de la represión policial que nos hizo sufrir el 5 de septiembre del año pasado?.

Entre el temor al feminismo y a la deconstrucción del machismo, la falta de perspectiva de género del gobierno y de la sociedad, la única realidad es que las mujeres juarenses no podemos salir a ningún lado sin el temor de que algún día seamos la próxima víctima de violencia de género.

Pao 1 copy
Paola Jacobo

Activista. Defensora de los derechos de la mujer y promotora de la agenda de perspectiva de género en el ámbito político y social. Estudiante del último semestre de derecho en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse