En un trabajo anterior desmenuzamos un poco el concepto de violencia simbólica, criterio acuñado por el sociólogo francés, Pierre Bourdieu.

El propósito, ha sido acercarle a usted el soporte teórico suficiente para comprender cómo es que se las gastan los hombres del poder para someterlo a su dominio.

Porque luego uno se pregunta, ¿Cómo es que nadie puede contra los intocables en México?

- Publicidad - HP1

¿Por qué son intocables? ¿Quién los protege?¿Cómo se cubren?

Hoy quedé de traer una ficha que viene siendo la hermana siamesa del concepto de violencia simbólica.

Y es, LA HEGEMONÍA CULTURAL, un término desarrollado por el filósofo italiano, Antonio Gramsci para analizar las clases sociales y la superestructura.

El tal Gramsci, proponía que las normas culturales vigentes de una sociedad son impuestas por la clase dominante (hegemonía cultural burguesa), de manera que no deberían percibirse como naturales o inevitables, sino reconocidas como una construcción social artificial y como, instrumentos de dominación de clase.

Así pues, tanto la VIOLENCIA SIMBÓLICA, como LA HEGEMONÍA CULTURAL, son instrumentos de dominación.

Esta práctica sería indispensable para una liberación política e intelectual del  proletariado, o sea, los jodidos, reivindicando y creando su propia cultura de clase.

Pero, ¿Qué diablos es HEGEMONÍA?

Es la supremacía de una organización, una empresa, un gobierno etc., sobre otras.

«La hegemonía cultural es un concepto de la filosofía marxista, paralelo a lo que el sociólogo Pierre Bourdieu llamaba violencia simbólica, que designa la dominación  de la sociedad, culturalmente diversa, por la clase dominante, cuya cosmovisión —creencias, moral, explicaciones, percepciones, instituciones, valores o costumbres— se convierte en la norma cultural aceptada y en la ideología dominante, válida y universal.

La hegemonía cultural justifica el statu quo social, político y económico como natural e inevitable, perpetuo y beneficioso para todo el mundo, en lugar de presentarlo como un constructo social que beneficia únicamente a la clase dominante.»

No voy a profundizar las raíces grecolatinas, porque este artículo sería interminable.

Quepa decir, que en política, hegemonía  es el método geopolítico de dominación imperialista indirecta, en el que el estado hegemónico gobierna a otros estados subordinados, bajo la amenaza de intervención como un medio implícito de poder, más que por la fuerza militar directa (invasión, ocupación o anexión).

O sea, el mensaje de … «Te sometes o te hago pedazos».

Ante tal amenaza ¿cuál sería la defensa del equipo dominado?

Ya lo explicaba en el capítulo anterior… Primero, identificar la amenaza y denunciarla.

Entrar de lleno en el esgrima de la violencia simbólica.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.