Por andar en la boruca de los informes y el zipizape de los campesinos versus la guardia nacional, no le hemos puesto atención al hecho, que ya arrancó oficialmente el proceso electoral 2021.

En Chihuahua se elegirán, gobernador, 22 diputados locales directos y 11 pluris; además 67 alcaldes, 67 síndicos y 9 diputados federales.

Más los regidores que cada municipio ostenta.

- Publicidad - HP1

Los gobernantes, legisladores y funcionarios pasan a la fase del inaplazable adiós.

El miedo al, despídete del poder se les viene encima. Pánico a dejar el cargo.

Se dice que los gobernantes viven una extraña infelicidad desde el momento en que arriban al poder. Sin embargo el placer que les provoca, lo vale gota a gota por la adrenalina que les produce.

Primero sufren la soledad del poder. Dicen que cuanto más poder se tiene, tanto más difícil es saber quién le está mintiendo y quién no.

Cuando alguien alcanza el poder absoluto, ya no tiene contacto con la realidad, y esa es la peor clase de soledad que existe. Eso decía Gabriel García Márquez, y anotaba: «Una persona muy poderosa, está rodeado de intereses y personas cuyo propósito último es aislarlo de la realidad; todo se conjuga para aislarlo».

Yo le llamo EL GOBERNANTE ENCAPSULADO. Encerrado en una burbuja invisible de la cual no puede salir, pero además, no le permiten acceso de nadie a su presencia. En Chihuahua, la veladora de Corral es su propia hermana, Leticia. Mal llamada la vicegobernadora, por el control que tiene sobre él, y el poder que se centra bajo su mando.

Es septiembre y el proceso electoral, camina.

Estamos en ese justo momento en el que la angustia en el poder, se vuelve más densa. Peor que la secuela que nos deja el encierro por la pandemia. Pues, además de la aflicción provocada por la soledad a la que reducen al gobernante, se produce el agobio y la zozobra de contar los días para dejar el poder.

Y cuando llega la hora. Viene una desagradable sensación de vacío que deja «el día después».

Ya son quince para las doce y los partidos políticos están en fase de reconocimiento de sus piezas para la batalla electoral, lo malo es que no renuevan sus cuadros. Por ejemplo, los priyistas, vapuleados, confinados hasta el sótano electoral, pretenden llevar como candidata a la alcaldía a «la Güera», Adriana Fuentes, a pesar de haber perdido estruendosamente el primer distrito electoral en las pasadas elecciones.

La sociedad está harta de candidatos reciclados, pero se conforma con el scrap que hay.

Seguramente si surgieran rostros nuevos, discursos frescos, innovadores retos, actualización de propuestas, votarían por ellos. Fueran del partido que fueran.

¿Y si nos proponemos buscar estos perfiles? Digo, para ver que partido los cacha.

Por lo pronto esta tarde a las 5 los invito a Cartapacio. Hoy entrevisto a la diputada, Marisela Terrazas del PAN.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.