ESCENARIOS | Es cosa de tiempo, pero…

Es cosa de tiempo. En esta era donde se percibe con mucha más claridad la degradación del poder en el planeta; similar al deshielo en el Ártico y el Antártico; los cambios en el poder están por ocurrir, aquí en la aldea cuando menos.

Hay una gran confusión en el mundo sobre los problemas más importantes y complejos que exigen de forma urgente respuestas eficaces, y los hombres del poder no las encuentran.

Las encuestas indican que hay una tendencia mundial sobre la pérdida de confianza en los líderes políticos, en <los expertos analistas>, que cada vez son menos veraces porque venden la pluma al mejor postor; falta de confianza en las instituciones públicas por la corrupción que impera; falta de credibilidad en los empresarios, porque son comparsa de los gobiernos ineficaces y corruptos; y menos credibilidad en los medios de comunicación tradicionales, que obviamente se venden sin ápice de vergüenza.

- Publicidad - HP1

Una pasta de ineficiencia, corrupción e impunidad, que tiene harta a la sociedad, se va desgastando sin remedio. Para darle la bienvenida a un nuevo ciclo de convivencia social.

La capacidad del estado para darle seguridad a la población queda en entredicho. Mientras los gobernantes aseguran estar en constante lucha contra los malandros, el personal policíaco denuncia voz en cuello, que los mandos superiores además de proteger a las fuerzas oscuras que habitan en la entidad, los tienen sin apoyo, sueldos muy bajos, y los mandan como carne de cañón.

En Chihuahua, en poco más de un año, casi 400 elementos de la Policía Estatal han abandonado la corporación.

Los atentados sufridos por parte de la delincuencia organizada, y la poca atención que el gobierno les ofrece en equipo, salario y prestaciones, obliga a los oficiales comprometidos, a abandonar la carrera.

«Es demasiado el riesgo de perder la vida ante los pocos incentivos que ofrece la Corporación». Denuncian.

En una entrevista que hiciera El Diario, a un elemento que renunció hace poco, éste le menciona al reportero: «hay poca confianza en los superiores, quienes muchas veces te dan órdenes y no sabes tú, a quien intentan proteger. Siempre son ellos los que se paran el cuello cuando hay resultado, pero la tropa pone la sangre”.

Hoy mismo, en el momento de cerrar esta columna, un grupo de elementos de la policía estatal se declara en huelga. Denuncian todo esto que estamos diciendo, y exigen mejores condiciones de trabajo y prestaciones que les fueron ofrecidas, más nunca cumplidas.

Son los ESCENARIOS que vivimos, y nos dan idea del cambio que la sociedad exige.

Es cosa de tiempo, pero… Se requiere de nuevos liderazgos que emerjan desde la sociedad civil y lo de los compadrazgos y amiguismos de toda la vida.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.