En estos tiempos nuevos de política, y de denuncia pública, en todos los foros y más los hechos por el presidente en funciones en su sesión de La Mañanera pone sobre la palestra a personajes que son del pasado, pero que medraron el erario y fueron piezas claves en la corrupción desmedida que saqueó al país y que como consecuencia de esas denuncias de escarnio público nuestro presidente nos pone al día sobre las formas, procedimientos, importes y personajes criminales y corruptos, personajes a los que en un tiempo muchos de los que hoy los apalean en su momento los alababan además de rendirles pleitesía, uno de ellos Emilio Lozoya Austin.

Individuo que ejerció el segundo nivel de la administración pública después del Presidente, es pieza clave en las investigaciones de corrupción que llevan a cabo las autoridades, es un hampón de buena cuenta por declarar para poder actuar en contra de sus cómplices criminales que saquearon el país, principalmente en Petróleos Mexicanos, la punta de la madeja.

Pero describamos primero quién es Emilio Ricardo Lozoya Austin, según Wikipedia:

- Publicidad - HP1

Es Licenciado en Economía y Derecho por el ITAM y la UNAM, respectivamente, y tiene una maestría en Administración Pública y Desarrollo Internacional (MPA/ID) por la Universidad de Harvard.

Es autor de distintas publicaciones sobre política monetaria, productividad y competitividad, eficiencia en políticas públicas, así como educación y sistemas electorales.

De 2009 a 2012, fundó y encabezó varios fondos de inversión, especializados en inversiones de capital privado a nivel global en diversas industrias, incluyendo reestructuraciones y transacciones internacionales.

De igual manera, de 2006 a 2009, fue el Director en Jefe para América Latina en el Foro Económico Mundial, donde fue responsable de investigaciones e iniciativas del organismo, así como enlace con los principales líderes políticos y empresariales de la región.

Por otra parte, de 2003 a 2006, trabajó como Oficial de Inversiones en la Corporación Interamericana de Inversiones, perteneciente al Banco Interamericano de Desarrollo, donde destaca su función en la reestructuración de créditos e inversiones en diversas industrias y países de América Latina.

También trabajó en el Banco de México en el área de inversión de reservas internacionales y cambios.

Entre las distinciones que le han sido otorgadas destaca en 2012, el reconocimiento como Joven Líder Global, del Foro Económico Mundial; en 2011, incluido por la revista Poder en la lista de los 40 hispanos de mayor impacto en EUA menor a 40 años. En 2010, recibió el Premio al Liderazgo como Embajador Hemisférico, por la Fundación del Consejo Americano de Negocios y fue calificado por la revista Poder como uno de los 100 mexicanos de mayor influencia. Igualmente, en 2009, fue reconocido por la Revista Expansión como uno de los 30 líderes mexicanos a sus 30 años

Su actividad en política es la siguiente, de enero a noviembre de 2012, trabajó en el equipo de campaña y de transición de gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto como encargado de los asuntos internacionales y es precisamente en esa posición donde nace uno de los señalamientos de soborno por diez millones de dólares para la campaña de Enrique Peña Nieto, una pago anticipado para todo lo que se venía a favor de Odebrecht.

En mayo de 2019, la Secretaría de la Función Pública, inhabilitó a Lozoya Austin por 10 años para ocupar cualquier puesto en la administración pública, luego de determinar que había mentido en su declaración patrimonial, en la que escondió una cuenta bancaria con varios saldos por cientos de miles de pesos, asimismo la Fiscalía General de la República lo investiga por sobornos que Odebrecht habría realizado cuando Lozoya era director de Pemex.

El 28 de mayo de 2019, fue girada una orden de aprehensión en su contra, luego de que congelaran sus cuentas bancarias por la Unidad de Inteligencia Financiera.

De este calibre son los prominentes jóvenes que han manejado al país desde el Salinato, excelentes currículos, pero pésima trayectoria de honor y honorabilidad, de amor a la patria, de este calibre son los que saquearon al país que de nada les sirvieron los estudios, los posgrados, las condecoraciones si empinaron todas las empresas del estado.

De este tipo de curricular manejaron todas las empresas del Estado mexicano, manejaron la riqueza nacional y todo, absolutamente todo lo empinaron, lo hicieron inviable, quebraron al país porque nunca les enseñaron la ética y conducción con honradez, no mamaron honor de ninguna parte y se juntaron con guías hampones y corruptos que los hicieron Ministros, Secretarios de Estado y Directores General siendo el principal Carlos Salinas de Gortari el saqueador mayor del país, el vende patrias más importante de México.

Emilio Lozoya Austin es un testigo vital para desenredar toda la trama de corrupción del sexenio pasado, es un personaje de nivel del gobierno de Peña Nieto que se encuentra acorralado entre su supervivencia y la lealtad al ex presidente Peña Nieto, clave principal del caso Odebrecht en México y de todos los negocios fraudulentos en la paraestatal PEMEX que de ser prometido para la SRE llegó a la Dirección de Pemex en forma fortuita y es el “chivo expiatorio” de Luis Videgaray quien le viene preparando la cama para ser el pagano de todo su grupo de ladrones, pero les salió brava la perra ya que Lozoya les ha mandado mensajes de que si el cae, caen todos, por lo que “todos” tienen un solo camino, salvar a Emilio Lozoya a pesar de lo que busque Luis Videgaray.

La madeja de Pemex y los fertilizantes es compleja porque involucra plantas, muelles y terminales marítimas y extensiones de terreno de materias prima ubicadas en el sur del país y Baja California.

El fraude a la nación a través de PEMEX Fertilizantes es de tal magnitud que necesito de ingeniería financiera de la cual Emilio Lozoya y Luis Videgaray son expertos y bastos en experiencia en ese tipo de negocios, baste solo ver sus currículos y sus desarrollos profesionales para darse cuenta de quienes estuvieron manejando el país.

El proceso de defraudación lo documentó ampliamente Newsweek en Español.

Cabe preguntarse ¿de qué nos han servido tanto estudio, títulos, maestrías y doctorados si los resultados frente al gobierno y sus empresas han sido desastrosos?

Es a la vista de todos y comprobación tácita de lo dicho, de nada les sirvió el estudio, fueron nacidos para robar.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.