La duda surgió desde que el hombre empezó a ser hombre, que dicho sea de paso el hombre no nace siendo, se construye.

En el momento en que el hombre empezó a pensar en ese momento empezó a dudar.

La duda está ligada al sentido común, es parte de lo cotidiano y de nuestra toma de decisiones día a día. 

- Publicidad - HP1

La duda filosófica lleva implícito el pensamiento científico, el objeto de filosofar es que se llegue a la sabiduría y es importante subrayar que el Arte también es sabiduría porque es la capacidad de la creación propia.  Antes de llegar a esto debe haber ciencia, previo a la ciencia conocimiento y de fondo sentido común. La duda filosófica como parte de la epistemología y filosofía de la ciencia siempre ha existido, pero partiremos de una época específica de occidente como punto de anclaje.

La duda tuvo su gran auge durante el Renacimiento, ¿Qué pasaba en esta época? Es un momento donde ha caído el sistema teológico y el conocimiento ahora se busca a través de lo empírico y demostrable. Hay un renacimiento de la investigación pura que es el verdadero sentido del renacimiento científico, además en este periodo es donde los pensadores anhelaron un saber del mundo, del hombre y su lugar en este.  Hay un segundo periodo en este periodo donde se desarrolla la ciencia natural y ésta impulsa a la filosofía a meditar sobre el método para conocer.  

Uno de los máximos exponentes de este ciclo es René Descartes con su obra El Discurso del Método que además de ser iniciadora del racionalismo científico, también fue un parteaguas entre la ciencia, la filosofía y la teología. Lo que Descartes se pregunta es si el pensamiento puede lograr llegar a la verdad y para esto, primero hay que examinar la razón propia. 

La duda metódica fue el eje con que se explicó cómo repensar las formas de entendimiento, la cual aplica a la razón no a la fe. Descartes propuso examinar las formas en que se estaba comprendiendo el mundo y la realidad, que era todo lo observable y demostrable, es decir la ciencia. Hay una equivalencia entre la duda metódica y la duda filosófica, hay veces en que una investigación se empieza por la duda metódica y se finaliza con la duda filosófica o viceversa. El propio Descartes reconoce que si algo no se puede demostrar no significa que no exista, solo es incierto y tendrá que ser abordado desde otra área que no sea la natural. Aquí entra la duda filosófica que es un método de reflexión para lo que no se entiende.   

Abarquemos un poco más el sentido filosófico, durante largo tiempo en la historia de la especie, la razón estuvo sometida al dominio de los sentidos y la imaginación. De allí surge el porqué de la filosofía, pues Pitágoras fue uno de los primeros en el mundo helenístico, que mantuvo que la filosofía busca el conocimiento mismo prescindiendo de toda cuestión de lucro y utilidad. 

En la vida, la contemplación y la sabiduría son ambiciones que sobrepasan a todas las demás. El conocimiento aporta placer y esta alegría. Las artes y la filosofía poseen tan gran mérito porque no extrae utilidad de ellas y pueden amarse y gozarse por sí mismas.  La duda en su estado más puro es la perplejidad de algo que no se conoce y de la curiosidad.

Marduk Silva
Marduk Silva

Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Profesor en Preparatoria Lobos de la Universidad de Durango Campus Juárez y en la Escuela Preparatoria Luis Urias.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.