Una vez el Divo de Juárez Juan Gabriel le contestó a un periodista en una entrevista, dijo JuanGa “Lo que se ve no se pregunta” y así dio por afirmado la principal interrogante de su vida pública y artística.

Eso es lo que exactamente ha sucedido con el tan publicitado “comunicado del empresariado élite a sus trabajadores” donde tácitamente dan por hecho el triunfo de Morena en las próximas elecciones presidenciales, son ellos los que afirman con su “comunicado de pánico y súplica” que el próximo presidente será Andrés Manuel López Obrador, porque si no fuese así, y no hubiera posibilidades reales de que así fuera, entonces ningún sentido tiene el comunicado a sus empleados pidiéndoles que NO VOTEN por Morena, que recapaciten su voto.

El pedir recapacitar su voto a sus trabajadores también es una aceptación tácita que en materia de voto, y en ninguna otra materia, no tienen el control de sus trabajadores, el único control que tienen de ellos es en los relojes checadores en sus empresas y hasta ahí, es por ello la petición de NO VOTAR y la súplica de recapacitar, los empresarios elite mexicanos no entienden de libertad y menos de democracia pero sus propios trabajadores se encargaran de que la lección que recibirán el 1º. De Julio les haga aprender de lo que saben y han ignorado hasta hoy.

- Publicidad - HP1

Crear una campaña de miedo, hacer una campaña de chantaje con el cuento de que se llevarían sus inversiones, patrocinar campañas de desprestigio y difamación no les ha retribuido ningún beneficio político electoral a los de la elite empresarial de México.

TODO al contrario, después de conocerse los comunicados y los mensajes a sus empleados en las grandes corporaciones mexicanas la intención del voto en la población creció 4 puntos a favor de AMLO y decreció el mismo porcentaje en Ricardo Anaya… Meade sin pena y sin gloria se mantuvo igual, lección tras lección van recibiendo y ojala, por el bien de México, la aprendan y para bien.

Si se entendiera que el capital económico no se desarrolla sin el capital humano las cosas serían muy diferentes, habría equilibrio, armonía, crecimiento, empeño y empuje con sentido de propiedad por parte de los trabajadores hacia una empresa y un México mucho mejor, pero entendí que eso ni lo acepta ni lo aplicarán los empresarios cuando se me dijo que era un soñador guajiro mientras el poder económico se sobreponga sobre el poder del estado, tienen que haber equilibrio de poderes y debería ser el estado el eje central del equilibrio y desgraciadamente hoy no lo es.

Desde mediados del siglo antepasado y en gran parte del pasado la separación entre el Estado y la Iglesia fue lo que mejor le pudo haber pasado a México en un ambiente de equilibrio y distancia; así funcionamos durante 129 años como país, pero a partir de 1984 el poder económico, y el poder de la Iglesia, comenzó a ponderarse sobre el poder del estado, iniciando un amasiato y complicidad mafiosa y conquistadora de los bienes y patrimonios nacionales, una amasiato que generó multimillonarias fortunas de las más importantes del mundo, como ejemplo Telmex.

Uno de los proyectos de AMLO por supuesto que pone muy nerviosos a todo el empresariado beneficiario de la riqueza nacional y es precisamente la separación del poder económico del poder político y del estado y ese postulado Morenista es el que los pone en alerta máxima, los aterroriza porque los obligaría a ser altamente competitivos ya sin el poder del estado a su favor y para decidir y actuar a su favor, a quedarse sin las canonjías fiscales y sin los negocios del poder en la ubre presupuestal, negocios con los dineros de los contribuyentes, las SIFORES es ejemplo de ello, y muy claro, los dos más grandes empresarios mexicanos, y que están nerviosos, tienen a su alcance los dineros de las AFORES de los trabajadores por medio de las SIFORES y no vayamos muy lejos de esto, el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México el ejemplo que lo confirma, otro más seria los recursos de las SIFORES invertidos en las grandes Constructoras Mexicanas en insolvencia de pago, y si seguimos tenemos mas como por ejemplo los recursos de las pensiones del PENSIONISSSTE invertidos en ICA sin retorno por la quiebra de la empresa hasta hoy.

La evasión fiscal tolerada a los grandes pulpos de los negocios en México es otro privilegio que los tiene muy preocupados porque se les puede acabar por la lucha frontal que haría AMLO contra la corrupción y las canonjías fiscales y podríamos poner como ejemplo toda la mercancía de marca que se vende al menudeo y gran mayoreo en muchos negocios del centro de la Ciudad de México, principalmente del ramo del papel y juguetería con las marcas originales de muy importantes trasnacionales, mercancía a precios que solo se justifican si fueron robados o producto de una muy planeada y sofisticada red de evasión fiscal que les genera negocios altamente productivos y de efectivo.

Los grandes barones empresariales mexicanos que hoy se comunican con sus empleados para decirles NO VOTES y REFLEXIONA son las que verdaderamente se han beneficiado con la transferencia de riqueza nacional a la iniciativa privada y efectivamente hoy representan un papel muy importante en la economía nacional, tienen innegable peso y por supuesto deben participar en el desarrollo futuro del país, pero también en el combate frontal contra la corrupción y aniquilamiento de privilegios, TODOS con piso parejo para todo.

Es un miedo el que manifiestan esos empresarios hoy pero miedo hacia ellos mismos por la inseguridad de sus propias posibilidades de estar sin el poder y los recursos que generamos todos los contribuyentes, el gran presupuesto nacional de 5.4 billones de pesos, miedo a perder el poder de decidir y hacer, de definir, el poder de la protección y de la impunidad.

Separar el poder económico del poder político y del estado es lo mejor que le puede pasar a México en el futuro.

Los tres poderes hoy, el Económico, la Iglesia y el Estado desde 1984 han tenido la oportunidad de haber hecho un México para todos mas sin embargo solo lo hicieron para ellos y es ahí donde ya hoy no puede seguir siendo así, se tiene que cambiar y es eso a lo que le tienen miedo… MIEDO A CAMBIAR, miedo a su lado desconocido, están aterrorizados al haberse atrevido a ese Comunicado.

No lo han entendido, tendrán que entenderlo, pero MÉXICO va a cambiar y haremos historia con ellos por supuesto, pero también sin ellos si así lo deciden.

“La riqueza no es mala, es buena y necesaria y quien piense lo contrario simplemente no cabe en este mundo y nadie puede lograr un mundo en paz si no reconoce el derecho de las personas a superarse, a la propiedad privada y si no existe la educación, la promoción y el desarrollo de la cultura del esfuerzo individual, hay que enseñar a no pedir, hay que enseñar a lograrlo”

Nos hemos acostumbrado empresarios, trabajadores y algunos mexicanos a que nuestros problemas sean resueltos por otros y con recursos de otros, a México lo han querido educar a PEDIR y no a lograr porque eso es control.

El que paga manda y eso es precisamente lo que sucede entre el poder económico y del estado hoy, el poder económico paga y los hace socios por lo tanto es el patrón del poder del estado.

Los Mexicanos van a votar en contra del sistema porque están enojados dijeron los políticos candidatos del PRIAN a la Presidencia de la República, a lo que en su momento se les contestó no, NO estamos enojados los mexicanos lo que pasa es que estamos EMPUTADOS y no es lo mismo y nunca lo entendieron.

Se trata hoy de UNIR todos los esfuerzos pero haciendo, y recorriendo, caminos diferentes, los caminos recorridos no funcionaron y nos llevaron al borde del precipicio.

sabido
Raúl Sabido
+ posts

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.