Movil - LB1 -
    Publicidad - LB1 -
    julio 17, 2024 | 14:22

    Cuando el respirar también implica un riesgo

    Publicado el

    Publicidad - LB2 -

    Recuerdo una frase que en la década de los sesentas del siglo pasado era muy ilustrativa de la visión de “progreso” que se tenía no hace mucho tiempo: el hombre sensato se adapta al mundo, y el insensato se empeña en que el mundo se adapte a él. Es por eso por lo que el progreso se debe al hombre insensato.

    Por supuesto hay mucho que debatir acerca de lo anterior, pero de entrada nos da un pincelazo acerca de la necesidad casi patológica que ha demostrado el ser humano de superar los obstáculos que se le han presentado en el proceso de imposición de su estrecha visión de la vida, aún a costa del medio que lo circunda. El grueso de la población piensa en el aquí y el ahora, y apenas unos cuantos superan esa corta perspectiva pensando en qué pasará mañana más allá de su vecindario.

    - Publicidad - HP1

    Lo anterior me vino a la mente después de leer el día de ayer el interesante artículo de la Dra. Ana Paola Balderrama en este mismo medio, el cual versa acerca de la exposición a los metales pesados en el ambiente que nos circunda. La información que nos ofrece sobre los efectos a la salud de los mismos da una muestra de lo preocupante del tema, por lo que me gustaría complementarlo abundando acerca de los principales medios de exposición a este tipo de contaminantes.

    Debo aclarar que dependiendo de la zona en donde se habite difieren los procesos de contacto y asimilación de los elementos tóxicos por la biota, por lo que me gustaría centrarme en regiones desérticas, lo cual abarca la realidad de buena parte de la humanidad actual (incluyendo el sur de Sonora, tierra de mujeres hermosas, inteligentes y trabajadoras como nuestra amiga Ana Paola).

    Vivir en el desierto conlleva problemas complejos, pero mantener una ciudad tan grande y tan dinámica como Juárez en él, es casi un acto de soberbia. Para nadie es un secreto que nuestra ciudad nos ofrece un surtido rico de tolvaneras durante buena parte del año, por lo que empíricamente sabemos lo que la ciencia confirma: uno de los principales mecanismos de exposición a los metales pesados se debe a las partículas atmosféricas, las cuales a su vez provienen de la resuspensión de los polvos presentes en el suelo.

    El viento, los cambios drásticos de temperatura y algunas actividades humanas (el transporte, la construcción, la minería, etc.) son los causantes de que la capa superficial del suelo sea triturada y lanzada a la atmósfera una y otra vez. A estos polvos presentes en el aire los conocemos como partículas suspendidas totales (PST), y una fracción de las mismas (la de las partículas que tienen un diámetro promedio menor a 10 micrómetros) causa serios problemas de salud pública debido a que por su tamaño se consideran respirables; es decir, por ser tan pequeñas entran en nuestro sistema respiratorio y muchas de ellas ahí se acumulan.

    El lector entenderá que esto de por sí es una amenaza a nuestra salud, y sin embargo no es aún lo mas grave: estos polvos tienen una composición química sumamente compleja, que va desde compuestos orgánicos hasta los metales pesados que mencionaba la Dra. Balderrama en su artículo.

    El transporte vehicular, la industria y la generación de electricidad queman combustibles fósiles, lo que emite contaminantes tales como vanadio, zinc, titanio, cromo, plomo y muchas moléculas orgánicas subproducto de la baja calidad de la combustión.

    Estos contaminantes se mezclan y/o forman a las finísimas partículas respirables, por lo que se incorporan a nuestro organismo de forma prácticamente imperceptible. No tenemos aún muchos números acerca del impacto real que tiene todo lo anterior en la salud de las personas que como usted y como yo tenemos el privilegio de vivir en esta región del mundo, pero podemos voltear a ver lo que si se ha registrado alrededor del planeta.

    Ciudades como Londres ya tuvo en el pasado episodios en donde la contaminación atmosférica mató a miles de personas en unos pocos días (la famosa Gran Niebla de Londres de 1952), y un estudio muy reciente de la prestigiosa revista Nature demuestra que en China ha habido 1.4 millones de muertes prematuras debido a la contaminación del aire. Por supuesto, el agua es otra fuente de metales pesados que de forma natural o artificial se mezclan con el vital líquido y que conlleva riesgos si no recibe el tratamiento adecuado, pero es un proceso que amerita otro artículo posterior. Por ello, la próxima vez que usted como ciudadano escuche de la importancia de afinar su vehículo y en la medida de lo posible dejarlo en casa, por favor considérelo.

    ¡ Alea iacta est !

    Marcos Delgado 2017
    Marcos Delgado Ríos

    Ingeniero Químico y Licenciado en Educación, con Maestría y Doctorado en Ingeniería Ambiental.

    Catedrático universitario y empresario emprendedor en productos con valor científico agregado. Analista político y Rector de la Academia Superior de Estudios Masónicos (ASEM) de la Gran Logia “Cosmos” del Estado de Chihuahua. Líder del Comité de Participación Política “Salvador Allende”.

    *La suerte está echada


    Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

    Publicidad - LB3 -

    HOY EN ADN TV

    - Publicidad - (MR1)

    Historias Recientes

    Se esperan lluvias fuertes en Chihuahua por monzón mexicano

    ¡Atención chihuahuenses! ⛈️ En las próximas 24 horas se esperan lluvias fuertes en la Sierra Tarahumara. Recuerden tomar precauciones y estar informados. #ProtecciónCivil #Chihuahua #Lluvias

    Desde el 19 de agosto indocumentados casados con ciudadanos podrán solicitar la residencia permanente sin salir del país

    ¡Excelentes noticias para cónyuges de ciudadanos estadounidenses! A partir del 19 de agosto de 2024 podrán solicitar la residencia permanente sin salir del país. #Inmigración #ResidenciaPermanente
    - Publicidad - (MR2)

    LAS PLUMAS DE ADN

    - Publicidad - (MR3)

    Más como esto