Hace tiempo establecimos un paralelismo entre la política y una densa jungla en la que solo el más astuto y hábil lograba sobrevivir.

Era octubre de 2020, hablaba entonces a propósito de la aprehensión del ex gobernador César Duarte y de los nombres ligados a la política que aspiraban contender por la gubernatura y que se veían enredados, a partir de la “Operación Zafiro”, como benefactores del latrocinio duartista.

Seis meses después, es increíble que sigamos hablando de la misma historia y de los mismos nombres solo para asombrarnos por la maestría con la que las fichas políticas fueron movidas para premiar lo más oscuro de la corrupción del estado.

- Publicidad - HP1

Apenas y parece real que ni un solo nombre citado desde entonces haya recibido el peso de la verdadera justicia.

Armando Cabada, como hemos dado cuenta, sin despeinarse solo espera el momento de ocupar su curul al lograr su postulación plurinominal por Morena y en mancuerna con Victor Valencia jr. como suplente.

Él esquivó las esquirlas jurídicas al apegarse al “criterio de oportunidad” habiendo devuelto los 4.3 millones de pesos recibidos de Duarte y ahora se encuentra en estado impoluto, pero confeso.

Cruz Pérez Cuellar fue requerido desde diciembre pasado por la autoridad estatal, pero al gozar de fuero constitucional, primero se ha debido esperar a que la comisión en la cámara baja se dignara a darle entrada, eso sucedió apenas hace unos días y habrá que esperar aún algo así como 60 días antes de saber el veredicto.

El beneficio reclamado por el Estado es de 2.5 millones de pesos. El senador ha negado siempre su participación en la nómina secreta, pero este caso está firme según el ente acusador.

Luego de perder la postulación a la gubernatura por Morena, hizo un zafarrancho, denostó a sus autoridades partidarias, pataleo y denunció para luego aceptar la candidatura a la alcaldía de Juárez como premio de consolación. ¿Qué culpa tenemos los juarenses?

Maru Campos, es otro nombre relacionado con la “nómina secreta” la cual ya fue vinculada a proceso por el presunto delito de cohecho pasivo, pero tiene aún pendientes dos audiencias, una por presuntamente recibir “moches” de proveedores y otro más, recien ingresado, por mentir a una autoridad.

Campos acopia una suma presuntamente cercana a los 10 millones de pesos en beneficios recibidos por el ex gobernador Duarte.

El foco está ahora en hacer valer la constitución estatal que en su artículo 23 fracción IV suspende el ejercicio de los derechos de ciudadano chihuahuense por estar procesado criminalmente, desde el auto de vinculación a proceso, o declaración de haber lugar a formación de causa contra los individuos aforados hasta que se dicte sentencia absolutoria ejecutoriada o se extinga la condena.

La interpretación está dividida, para algunos los derechos políticos de la alcaldesa con licencia están a salvo, para otros están suspendidos, vaya su pasaporte fue retenido y no puede salir del estado. ¿Suspendieron sus derechos?

Para acabar de echarle leña a la hoguera, los abogados Francisco Martínez Valles e Iván Corral que actuaron como defensores de dos exfuncionarios de Duarte se suman al equipo legal de la candidata del PAN/PRD, Maru Campos.

Francisco Molina abogado principal de la panista dio a conocer que los abogados fueron incluidos a petición puntual y expresa de su clienta.

 Ahí va diciendo…

Cabe citar a José Elias Romero Apis, quien abre su columna titulada «Desenterrando Entierros» del pasado viernes, hablando de otros casos, pero que ni pintado para la realidad que vivimos en el estado:

“No es muy fácil explicar al público en general que no es lo mismo ser inocente que no ser culpable. Que no es lo mismo no tener culpa que no tener condena. Que no es lo mismo estar amparado que estar exonerado. Que no es lo mismo nuestra buena conducta que nuestra buena defensa. Que no es lo mismo tener buen comportamiento que tener buen abogado”

No falta quien me pregunta sobre las encuestas electorales, que si va Melón o va Sandía. Que si la «buena» es tal o cual.

En A Diario Network hemos tomado este ejercicio muy en serio, contratamos una empresa lejana a los reflectores, pero sólida y con los reconocimientos necesarios ante el INE para llevar a cabo este ejercicio y dimos total libertad para que hagan su trabajo, nuestra función finalmente tan solo es informar y decidimos hacerlo desde nuestro propio instrumento.

Hoy continúan siendo muy observables encuestas que ya de plano presentan un número diario, como la Massive Caller. Solo pregúntese quién patrocina encuestas diarias y además la empresa las declara como financiadas con recursos propios. ¿Usted les cree?

Nosotros no, por eso la iniciativa de este joint venture entre ADN/Votia, bajo un marco de transparencia y legalidad.

Debo aclarar que en días recientes me informan que están recibiendo llamadas de una encuesta que se hace llamar «ADN encuestas electorales» y que obviamente quienes han recibido la llamada la relacionan con la encuesta de ADN/Votia, pero no es así y desconocemos quien sea, pero le agradecemos la publicidad telefónica que nos está haciendo.

Nuestras encuestas son personales no telefónicas.

Está semana tuve la oportunidad de platicar en corto con algunos candidatos; van dos semanas de campañas y ya veo algunos flacos, ojerosos, cansados y sin ilusiones, o por lo menos en el discurso.

No desperdicié la ocasión para hacerlo notar. Mi principal observación es que no hay ofrecimiento político que no sea «todos contra Morena», «detengamos a Morena» o cualquier otro símil y la verdad a mi con eso me pierden.

Si quieren ganarle a Morena, que sea en el marco de las propuestas, de las vías del diálogo y la concertación, del llamado a la verdadera unidad nacional.

Hoy vivimos en un país altamente dividido y decirme que vote porque solo juntos pueden detener a Morena me prende más focos rojos.

Me suena más a que la clase política busca efectivamente conservar sus beneficios, porque en términos del elector de a pie no se muestra ningún beneficio tangible y objetivo.

Alguno de los candidatos me dijo que este mes es para frenar a Morena y mayo de propuestas, y en realidad si ese es el plan que están siguiendo todos, está equivocado, pero ahi síganle…

Hoy por hoy, al único que se ve de un lado a otro, en la calle, cercano a la gente, mucha o poca eso es lo de menos, es a Juan Carlos Loera de la Rosa, otros apenas se están poniendo las pilas, como que el comentario les cayó de peso.

Es obvio que si son un partido diferente es porque no están conformes con el régimen actual, así que díganos qué proponen; quedarse en el ataque para alcanzar el titular como en cada elección lo único que va a hacer es alejar al electorado.

Sigo creyendo que esta elección para gobernador se definirá entre Loera y Lozoya y el municipio de Juárez, entre Mocken y Fuentes.

Antes de despedirnos le dejo este ejercicio para reflexionar.

Imagine el escenario, tiene un negocio y está buscando a un administrador.

Tiene varios currículums, en general todos cumplen con los requisitos elementales, unos más y otros menos, pero un perfil destaca por tener acusaciones al respecto de recibir para sí dinero que no es suyo por lo que ha tramitado diversos amparos.

¿Lo contrataría?

Eso pensé. Ahora obre en consecuencia.

David Gamboa
David Gamboa

Lic. en Mercadotecnia por la UVM. Es un profesional del Marketing Digital y apasionado de las letras. Actualmente es Editor y Director General de Juárez a Diario y Consultor en temas mercadotecnia.