Dicen que en política no hay coincidencias fortuitas. Yo digo que las coincidencias se construyen en base a experiencias vividas, a planes concretos probados en tiempos pasados que se convierten en hechos y estrategias coincidentes en el presente.

Eso si, nada en política es al azar. Absolutamente nada.

Si nos remontamos a 1993, ya en los tiempos de designación de candidato a la presidencia de la República por el PRI, ya eran tiempos de inconformidades sociales y de muy marcada irritación social. Principalmente en los estados del Sur del país que detonó con el surgimiento oficial del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el EZLN, el 1º. De Enero de 1994.

- Publicidad - HP1

Fecha en que también “coincidentemente” inicia el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Carlos Salinas se encontraba en el ocaso de su sexenio y del poder, ya se habían destapado los intereses de las diferentes corrientes sojuzgadas, desplazadas o ignoradas dentro del PRI y un “ejército”, armado con palos y machetes, beligerante en la sierra chiapaneca; declarando la guerra al estado, equipado con uniformes y botas provenientes de las bodegas de la Ruta 100 de la Ciudad de México.

Carlos Salinas designa a Luís Donaldo Colosio Murrieta como candidato a la Presidencia de la República por el PRI.

Colosio era miembro destacado del gabinete presidencial como Secretario de Desarrollo Social. Sin embargo, no tenía mucha ascendencia de intereses y política en las jerarquías del poder detrás del poder y dentro del partido. No era el candidato de ellos, no lo sentían como de ellos y si lo presentían como un riesgo para su sobrevivencia política y de intereses, pero era el delfín del presidente Salinas. Era en quien depositaba su proyecto económico y político transexenal, la garantía de su total supervivencia política y la oportunidad de mantenerse como rector de la economía nacional. Salinas sería el depositario de los intereses y proyectos neoliberales, Colosio era el compromiso y su garantía de la continuidad, ese era el proyecto Salinista.

El coordinador de la campaña sería el Dr. Ernesto Zedillo Ponce de León miembro muy importante del proyecto capitalista Neoliberal transnacional, quien entra con calzador a la campaña presidencial. Son DOS Secretarios de Estado en la campaña, que en cierta medida equilibraba la balanza de intereses y alianzas políticas en forma frágil hacia los grupos y hacia el Partido, pero no hacia la familia Salinas: los hermanos.

Decía Colosio en su discurso del 6 de Marzo de 1994 en el Monumento de la Revolución:

“Aquí está el PRI que reconoce que la modernización económica sólo cobra verdadero sentido, cuando se traduce en mayor bienestar para las familias mexicanas y que para que sea perdurable debe acompañarse con el fortalecimiento de nuestra democracia. Esta es la exigencia que enfrentamos y a ella responderemos con firmeza…”

Párrafos más adelante Colosio decía a nombre del PRI:

Cuando el gobierno ha pretendido concentrar la iniciativa política ha debilitado al PRI. Por eso hoy, ante la contienda política, ante la contienda electoral, el PRI del gobierno, sólo demanda imparcialidad y firmeza en la aplicación de la ley. ¡No queremos ni concesiones al margen de los votos ni votos al margen de la ley!”

Visionario futurista Colosio, que lograba entender a su partido cuando le anticipaba y dice:

“No queremos candidatos que, al ser postulados, los primeros sorprendidos en conocer su supuesta militancia, seamos los propios priístas.”

Y llegamos a los “Yo veodel discurso, que hoy más que nunca, y a 23 años de distancia, tienen vigencia, tienen validez; porque representan las verdades de los hechos consumados y acontecimientos desarrollados en política económica social que han servido para consolidar y acrecentar el México agraviado, ofendido y lastimado sumidos en la pobreza más de 60 millones de mexicanos… y decía Colosio en su discurso:

“Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales.”

“Veo a ciudadanos angustiados por la falta de seguridad, ciudadanos que merecen mejores servicios y gobiernos que les cumplan. Ciudadanos que aún no tienen fincada en el futuro la derrota; son ciudadanos que tienen esperanza y que están dispuestos a sumar su esfuerzo para alcanzar el progreso.”

“Yo veo un México convencido de que esta es la hora de las respuestas; un México que exige soluciones. Los problemas que enfrentamos los podemos superar.”

Hace 23 años Colosio remata su discurso del 6 de Marzo con una coincidencia existencial en el pueblo de México y ausente en los capitalistas Neoliberales al servicio del extranjero que hoy gobiernan el pais, dice así, antes de cerrar su discurso:

“Hoy queda claro que los cambios no pueden ser ni marginales ni aislados. La vía del cambio corre en igual sentido y en igual intensidad y urgencia por el campo de la política, por el campo de la economía y del bienestar social.”

El resto de la historia ya la conocemos junto con su desenlace funesto y los consecuentes homicidios entre la familia de Salinas.

Si somos observadores y analíticos veremos cuánto retraso ha tenido México en lograr ser un país justo para su gente, menos generoso con sus comercializadores y más drástico con los violentos criminales, han pasado 23 años y esa pieza de oratoria es perfectamente bien actual, si fuera leída hoy sería una clara indicación de reconocimiento a que México tiene que cambiar ya…

!!!Cuanto tiempo perdido México¡¡¡

Coincidencias en toda esa pieza excelente de discurso, de oratoria, de mensaje, de contenido social, de realidades del MÉXICO de hoy.

Hoy coincidentemente hay DOS Secretarios de Estado en la campaña, el candidato José Antonio Meade Kuribeña y el Coordinador de la Campaña Aurelio Nuño Meyer, y también es coincidencia el nombre del que mecía y hoy mece la cuna: Carlos Salinas de Gortari.

Otra coincidencia es que no hay zapatistas alzados, pero si hay ejércitos del crimen organizado en todo el país, la tensión social, la inconformidad y los problemas son los mismos y más graves, un país inmerso en el estercolero de la corrupción.

Meade declara, coincidentemente en el fondo con el discurso de Colosio:

“El país cuenta con el talento y las condiciones para que las familias tengan comida y educación, en donde haya justicia y oportunidades para todos…»

El populismo necesario para la atracción del voto “DEL PUEBLO” expira de la piel del candidato del PRI, José A. Meade Kuribeña; han pasado 23 años entre el candidato Colosio y el hoy candidato Meade… Y es el mismo discurso, el mismo engaño, el mismo populismo que rechazan y que reniegan el que aplican para congraciarse con el pueblo. BASTE leer con detenimiento el discurso de Colosio del 6 de Marzo para darnos cuenta que seguimos esperando la esperanza de que esos discursos se hagan realidad, 23 años y discursos similares y no hemos logrado nada, mas que mas y mas pobreza, mas y mas limitaciones y menos bienestar.

El Capitalista Neoliberal en su dogma no aparece Juan Pueblo, aparece el caballero “Don Dinero”, el recurso económico y no el capital humano, entonces de donde saca José Antonio Meade “para que las familias tengan comida y educación, en donde haya justicia y oportunidades para todos», si para empezar el Neoliberalismo va contra la educación pública en suficiencia y de calidad, va por darle todas la facilidades al capital a costa del recurso humano… entonces ¿Cómo?

México en el discurso, te sigo esperando.

sabido
Raúl Sabido
+ posts

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.