Reza el latinajo: Quod non te occidit, te crassus.


Y justo es lo que le está  pasando a la candidata del PAN/PRD, María Eugenia Campos Galván.

No es la engorda física, sino electoral.

- Publicidad - HP1

Capaz que me vaya a interponer una denuncia por atentar contra su figura al decirle gorda.

Y es que hasta parece que contrató a los de Morena, Movimiento Ciudadano y Fuerza por México, para engordarle el caldo.

Primero, su inquisidor de cabecera, Javier Corral Jurado.

De quien libró trampas, celadas, fosos con cocodrilos, riachuelos con pirañas, cavernas con murciélagos y arácnidos venenosos para llegar a la candidatura del PAN.

Y de ahí en adelante el fustigamiento de la «ley y la persecución de la justicia» para descarrilar su propósito de gobernar  Chihuahua.

Lo he dicho desde el inicio de este acosamiento político. ¡no le hagan el caldo gordo!, la van a victimizar.

Pero no, tercos. Le pusieron un colectivo de asedio permanente. Marcaje personal de toda la cancha. Utilizando el tiempo de la prensa para estigmatizar sin resultados, la imagen de la maruchan.

Un «equipo» de abogados comandados por el diputado suplente Román Alcántar, Gregorio ‘botoncito’ Pérez Gastelum y una docena más, que sólo le sonaban tremendos mandarriazos, pero nunca un charrascazo mortal.

El más reciente shingadazo podría haber sido el golpe final pero como dirían en mi colonia, «se la volvieron a pelar».

Y es que el triunvirato, MORENA, MOVIMIENTO CIUDADANO, FUERZA POR MÉXICO, urdieron presentar, por separado, claro, para que no se percibiera el triunvirato antagonista, impugnaciones ante el IEE, para despojarla de sus derechos políticos y nada que les dieron palo.

¡Nomamespancho!

Reitero, sólo le engordaron el caldo. Ya ha llegado al grado del martirio y solamente falta un paso para su canonización.

Decir que es corrupta, y que los chihuahuenses, no podemos admitir que una persona deshonesta nos pueda gobernar ya no es un tema creíble hasta que no sea sentenciada y condenada por los delitos que se le imputan.

La campaña sigue, y en el camino la Maru, va ganando feligreses. Recuerden que la gente apoya al débil, al desprotegido, y ella supo maquillarse con la careta de la mujer desvalida, hostigada, maltratada.

De los tres candidatos que son postulados por estos partidos persecutores, solo Juan Carlos Loera ha permanecido fuera del jaloneo. Sigue con su campaña. Ha dejado  que sean los equipos de golpeo los que se vayan al despeñadero. Tiene mucho jale por hacer y ladrillo por ladrillo va construyendo su posibilidad para ganarse la silla de la gubernatura.

El Caballo Lozoya, le ha dedicado prácticamente toda la campaña a ese intento descalificador y con él CAE su fiel Sancho Francisco Panza, al  que considerábamos creador de ideas y estratega de altos vuelos; va cayendo lastimosamente al tercer lejano sitio.

El problema es que con ellos, se desfonda MC y van a arrastrar también el proyecto del güerito Martínez, quien cierra la semana compartiendo el cuarto lugar en la preferencia electoral con Marisela Sáenz del PES.

El doctor Alejandro Díaz, compró el discurso de los ratones y lo hizo estrategia de campaña.

Cerdos y ratones de Fuerza por México invadieron la ciudad en un performance retro que vendió muy bien López Obrador para ganar la presidencia y echar a patadas a LA MAFIA DEL PODER. Pero hoy es un discurso demodé.

Yo cambiaré las palomitas este fin de semana por unos whiscachos para la calors.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.