Muy activos han estado los diputados y senadores en esta nueva legislación.

Los morenos en su intento por proporcionarle mejores oportunidades de vida a los mexicanos; y a los Chihuahuenses, en el caso de nuestro congreso local, impulsan iniciativas que son bien recibidas por la gente.

Requieren hacer un buen trabajo para refrendar sus posibilidades electorales para el 2021.

- Publicidad - HP1

Sus adversarios lógicamente buscarán darles zancadilla para que fracasen en ese intento. No son buenos mexicanos. Porque si lo fueran, apoyarían las iniciativas que en realidad ayudan a la gente.

El arranque ha sido intenso y positivo. El balance es bueno. Aunque las voces contrarias se pronuncien de manera negativa.

La visión legislativa sin duda es tendiente a sustentar la plataforma sobre la cual descansará la estructura de la cuarta transformación de México. Y es evidente que la tendencia seguirá en ese tenor.

Falta ahora cerrar la pinza con la actuación de los superdelegados.

De cuyo nombramiento pende la voluntad presidencial de acabar con la corrupción.

En Chihuahua las aguas han vuelto a su cauce.

Al principio, el gobernador Javier Corral Jurado, en un berrinche típico de él, repudiaba la figura del delegado impuesto por Andrés Manuel López Obrador en la persona de Juan Carlos Loera de la Rosa.

En aquel momento sintió que había sido vulnerada la soberanía del estado.

Pero cuándo hubo de solicitar dinero para pagar la nómina de diciembre y los aguinaldos, decidió que ya era bienvenido Loera de la Rosa en las conversaciones políticas del estado.

Los morenos cierran el 18 a tambor batiente, Y seguramente abrirán el 19 de la misma manera.

La expectativa ciudadana es mucha y por lo pronto el presidente arranca cumpliendo con varias de sus ofertas.

En entregas posteriores habremos de desmenuzar los temas de la decapitación de la reforma educativa y posteriormente, la reforma energética.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.