Me acabo de enterar que la gobernadora de Chihuahua,  María Eugenia Campos, irá próximamente a Londres a una convención aeroespacial.

¿Irá a comprar algún satélite para los chihuahuenses?, ¿arreglos para poner en órbita una colonia de científicos de Parral?, ¿Comprará boleto para el viaje a Marte?, ¿Se entrevistará con Elon Musk para ofrecerle a precio de risa, un terreno de 160 mil metros cuadrados allá en Samalayuca, para pruebas de supervivencia? (Como el que le facilitó a Honeywell)

Dicen que antes de aventar a volar la nave rumbo a Marte, esta misión espacial, tendrá que someterse a intenso entrenamiento bajo condiciones climáticas y de terreno, similares al planeta rojo. Y Samalayuca guarda similitud con aquellos terrenos en un 93%.

- Publicidad - HP1

De hecho, no. No va a nada de eso.

Pero tenía que decirlo, recuerde usted que el sarcasmo va como cortesía de la casa.

¿A que va realmente? ¿Y por qué se lleva a su Delfín, Marco Bonilla?

Yo digo que la visita es para placearse como parte del proyecto para el 24.

Siempre he dicho que un aspirante a la presidencia de México tiene que hacer una serie de recorridos por Europa, Estados Unidos y Canadá para ser reconocido como meritorio a la silla presidencial.

Maru domina el inglés, no como Andrés Manuel, que sólo sabe decir, good morrrning. O pedir jamon eggs with ketchup. O como Peña Nieto, y su ENFRAEZTRUCHTUR.

El pretendiente a gobernar México, tiene que gozar del beneplácito internacional, y en el caso del 2024, debe ser de ultra derecha, para emparejarle un poco los cartones al moreno o morena que imponga el Peje como posible sucesor.

Todo eso se cocina bajo la orientación de Marco Cortés, quien es el ingeniero en jefe de esta pre candidatura.

Vamos a ver si es cierto.

Pero, ¿y a qué va el alcalde Bonilla? ¿Quiénes conformarán la comitiva?

Esa, como diría la nana Goya… esa es otra historia.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.