¿Temor al cambio? ¿Mediocridad manifestada en flojera? ¿Incapacidad de discernir el entorno? ¿Mala educación? ¿Mal gobierno? ¿La rosa de Guadalupe?

¿Qué es lo que tiene a este país estancado?

Pueden ser muchos factores, y es difícil identificar el origen en tiempo forma y espacio (gracias Einstein por tu teoría de la relatividad); pero algo si es notorio, el miedo paraliza, la ignorancia solo es molesta para el educado, los pobres piden y los ricos corruptos quitan. Es mediocre pensar que por ser pobre debemos tener lo que otros tienen “de sobra” porque es lo justo (aunque trabajen y se ganen lo que compren).

- Publicidad - HP1

¿Cuál es la diferencia entre ser resiente y ser mediocre? Desde el punto de vista psicológico, social y claro político.

  • “Son pocos los que prefieren la libertad, la mayoría solo prefiere un amo justo” (Salustio)
  • “Hablar de crisis es promoverla y callar en la crisis es exaltar el conformismo” (anónimo)
  • “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio” (C. Darwin)

¿Qué ES LA RESILIENCIA? Según google es capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas.

¿Qué ES LA MEDIOCRIDAD? La incapacidad de realizar acciones de manera satisfactoria, poco productiva o deficiente.

Después de conocer estos conceptos, analiza los problemas que tienes actualmente piensa: ¿Eres resiliente o mediocre?

Si tienes problemas sin conocer aun la solución puede que estés en proceso de resiliencia pero si tienes el problema y sabes como solucionarlo y no haces nada por “flojera o postergación” entonces eres mediocre.

Perdonar las ofensas de otros, ¿es ser humanitarios, digno de dios, resiliente O conformista?

Las experiencias que nos marcan definen nuestro carácter y pronostica lo que seremos en el futuro. México ha demostrado ser resiliente ante experiencias traumáticas, una prueba de ello es el reciente temblor que conmovió a la nación y la unió con el objetivo de ayudar, se demostró el coraje y la capacidad de ser inmunes a “tentaciones vagas” de una clase política oportunista; También ha demostrado mediocridad en ciertos comportamientos en el ámbito social, uno de ellos es la envidia colectiva, el desear el mal ante el triunfo de otro o ser apáticos ante un momento crucial: las elecciones.

Podemos perdonar la mala acción de los gobiernos pero no la vamos a perdonar cada sexenio.

Un hecho popular como las elecciones definen ciertos resultados o los direcciona pero no los define, quien los define es la sociedad misma con su actitud, su resiliencia , su comportamiento ante el cambio y ante las adversidades, pero pareciera que nos asusta lo nuevo, que no queremos arriesgar un poco por un bien mayor. “Bien dice un dicho que dice así”: La abstención, la negación, la apatía y la mediocridad son sinónimos si no hay acciones ante un cambio.

Tocare un tema local de miedo al cambio apatía y también un poquito de ignorancia colectiva:

Aquí en villa “NoMeAcuerdo” (Ciudad Juárez) hubo controversia por una propuesta de alumbrado público, todos se quejaron y emitieron propuestas muy formales, al parecer no hubo resultados prometedores y ya nadie se acuerda de ello, no opina como antes, quizás la falta de litio en el organismo hizo que se les olvidara o un distractor más fuerte los manipulo, quien sabe.

“Todo pasa y todo queda pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo caminos, caminos sobre la mar…” como dice La canción de Serrat.

También en esta misma villa, la resiliencia se ha marcado en un tema controversial: los asesinatos de mujeres (feminicidio es un término que discrimina). Nuestras mujeres han aprendido en cierta forma a cuidarse y la sociedad contribuye a ello; si bien, aún persisten los asesinatos, ya hay una adaptación en el modus vivendi de la sociedad para intentar minimizar estos actos.

Poniendo estos dos ejemplos: ¿Necesitamos de un motivador masivo para ser resiliente? Hemos sido manipulados por cierta clase política, explotados e insultados, porque así se nos acostumbró por mucho tiempo, tanto que se nos es difícil aun, eliminar hábitos que nos sepultan, uno de los más notorios es el miedo al dinero (carencia de iniciativa emprendedora), el respeto a la ley y los uniformados, amor a lo fácil (producto de la flojera y la mediocridad), la intolerancia y la discriminación, estos dos últimos son los que impiden un progreso colectivo constante, donde en lugar de impulsar a los que tiene iniciativa, se buscan medios para limitarlos, envidia le dicen.

CONFORMISMO, un slogan para mantener la mente pobre, educarnos que no merecemos nada pero que están esos “santos” que nos ayudaran a sobrellevar la pobreza, ¡SOBRELLEVAR LA POBREZA! Nunca superarla.

La mente pobre no es la que no tiene, es la que no quiere tener por su propia voluntad y que anhela lo ajeno.

Hablemos de la filosofía envidiosa del mexicano:

La familia. Divorcios, madres solteras, demandas de manutención. De acuerdo es respetable serlo pero que significa el usar a los hijos como carnada de manutención, de quitar derechos naturales al padre, si bien la ley es machista al darle preferencia a la mujer sobre el hombre (así es, es machismo porque “minimiza sus capacidades pero eso no lo quieren ver, esto se llama mediocridad”) se ha notado que el egoísmo en las parejas es notorio, en lugar de compartir buscan apropiarse (sería bueno si habláramos de negocios en lugar de los hijos). Ósea que, volvemos a querer lo fácil, intentar “joder” a otros a beneficio personal, el egoísmo, todo esto son variables que llevan a la pobreza; y no me refiero a la cuestión económica pues el pobre no tiene dinero, la pobreza es mental igual que el trabajador que tiene dinero para pagar sus deudas porque gasta por un estilo de vida lejos a su capacidades y siempre quiere más. E rico no gasta, invierte y solo actúa para aumentar lo que tiene, no para restarlo.

México no necesita un mesías salvador, solo necesita meritocracia, ¿qué es eso?

Es un sistema basado en el mérito. Esto es, las posiciones jerarquizadas son conquistadas con base al merecimiento, en virtud, del talento, educación, competencia o aptitud específica; En español significa tener lo que merecemos conforme a nuestra acciones a nuestros talentos y habilidades, pero no, preferimos ganar 1200 a la semana para tener sábado y domingo libres para gastarnos 200 en alcohol y repetir el comportamiento de por vida “hasta que mis hijos se casen y me den dinero”… ¿Conocen a alguien que hable así? Aléjense de esas personas, la idiotez, la maldad y la ignorancia son contagiosas.

Un empresario bien podría decirse que es un resiliente al sistema laboral ya que trabaja para otros para después hacer que otros trabajen para ellos. Esto se conoce como progreso, adaptación y esto no lo afirma ningún “sea rico para dummies” o algún “corredor de bolsa” que prefirió el multinivel, no, esto lo dice Darwin es su escrito de la selección natural. Y dice así: “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio”.

La mediocridad, la flojera y el “querer solo lo indispensable” (conformismo) a veces confundido con humildad (mala comparación) nos impiden progresar como personas, como familia, como matrimonio, como nación.

El progreso es agresivo al cambio, persistente, innovador. Nunca esperes algo diferente cuando piensas igual. La humildad es aceptar que lo que tienes o lo que eres es producto de factores ajenos a ti, nunca es y nunca será sentirte bien contigo mismo porque careces lo que otros tienen y tu no. La ambición alimenta el progreso, la carencia alimenta el conformismo que precede a la mediocridad. Pregunto de nuevo: ¿Somos una nación resiliente o una nación conformista?

Basta de tomar en cuenta de dónde venimos, demos importancia a lo que buscamos ser, vivir en el pasado es abstenerse al cambio, superarlo es ser resiliente, dejemos de hacer lo mismo. No con movimientos y “delincuencia patriótica”, con actos en la casa, el comportamiento en la sociedad, la ética, el civismo, la moral, lo demás son patrañas, el cambio primero es en nuestra sociedad antes que en nuestra nación.

Con mis mejores deseos: Un judío conflictivo.

Felipe Carrasco Profile
Carlos Felipe Carrazco Vega
+ posts

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.