Álgebra del siglo XXI: Cómo iniciarse en la programación sin morir en el intento (2 de 4)

El reto para los que estamos frente a un grupo para enseñar a programar es grande y muy complejo cuando hay un verdadero compromiso por que aprendan los estudiantes. En lo personal, cuando se me dio clases de programación los maestros (que en ese entonces no eran egresados de carreras de informática), para enseñarnos a codificar ponían un problema complejo de resolver volviendo más difícil el proceso innecesariamente y esto acrecentaba la frustración, el desánimo y hasta “odio” para este tipo de materias del plan de estudios, ¿Saben que es lo más grave? Qué hoy en día aún hay docentes impartiendo sus clases pidiendo programas ¡Qué ni ellos mismos tienen idea de cómo se resuelven!

A “grosso modo” se podría decir que la programación de computadoras es “hacer” matemáticas (de ahí el lema de que debería ser el álgebra del siglo XXI), en ello radica la falta de popularidad para prepararse en la codificación entre los estudiantes del área de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones (conocidas también por las siglas TIC).Es conocido por todos los que están involucrados en la educación que bien se puede catalogar a los estudiantes en dos grandes grupos: “A los que SI les gustan las matemáticas” y “A los que NO les gustan las matemáticas”, y este último grupo suele ser mucho mayor en cantidad y en la programación pasa lo mismo, entonces estas circunstancias ha creado una creciente necesidad de programadores en el mundo ya que no se están generando buenos programadores como se requiere . ¿Porqué no enseñar a programar de una manera más relajada y hasta divertida?

Me voy a permitir sugerirle a mi “vientiúnico” lector, que invite a su hijo pequeño o adolescente, sobrino, amigo o a quien guste a que realice sus primeros “pininos”, o usted mismo, para ello solo se requiere que sepa leer y que le guste jugar, si ¡jugar! ¿A quién no le gusta jugar?

- Publicidad - HP1

Ingrese a la siguiente liga y resuelva el laberinto, pero le sugiero que vea los videos y que lea todo, y que tenga paciencia, mucha paciencia para consigo mismo mientras este resolviendo el juego.

¿Cómo le fue? ¿Llegó hasta su fin? Puede intentarlo varias veces hasta que obtenga su certificado del curso-juego, aunque no tiene valor curricular cuando menos se ve bonito y tal vez sea su primer acercamiento en la programación, porque ¡si se realiza código!

Existen ya en la actualidad muchos sitios y aplicaciones que promueven y ofrecen formas para empezar a programar, pero siguiendo en code.org en esta otra liga hay varios cursos para muchas edades y diferentes juegos que son muy divertidos y que van desarrollando la lógica de programación conforme se avanza en los retos.

En el siguiente aporte continuaremos con más consejos y el listado de varias aplicaciones que me gustaría compartirles.

Continuará…

La “charra” (anécdota):

Cuando era estudiante en el Instituto Tecnológico de Chihuahua II, en algunas ocasiones me toco llevar materias de programación con un amigo llamado Raúl. Recuerdo que mi amigo siempre que corría sus programas (correr es ejecutar el programa para que realice los procesos para lo cual fue creado) se le quedaban “ciclados”, es decir, se quedaban “corriendo” sin terminar nunca, para ello se tenía que recurrir a la combinación de teclas: “control” y “c”, que es para obligar a terminar el programa. A él se le quedaban ciclados por el mal uso de las sentencias de repetición también llamados “bucles” que en sus códigos eran bucles infinitos. Pues el buen amigo Raúl se ganó el simpático alias o sobrenombre de “El Bucles”, por el uso indiscriminado de dichas instrucciones que hacía en sus programas; y si mi querido “veintiúnico” lector, yo también tenía un mote: “El Brujo”. ¿Porqué? Tengo mis sospechas, pero tal vez algún día un compañero de la escuela lea esta columna y nos aclare el porqué de ese “alias” para su servidor

¿Sabías que…?

Hay muchas personas que cuando su equipo no puede acceder a internet a través de un navegador dice:

–¡Mi computadora no tiene internet!

Es más, otras personas preguntan:

–¿Tienes internet?

Esto es incorrecto, ya que internet es un paradigma, un concepto, es la famosa “nube”, más bien se debe referir a que se tiene o no acceso a internet:

–¡Mi computadora no tiene acceso a internet!

–¿Tienes acceso a internet?

Para la reflexión gramatical, se las paso al costo.

Parte 1 |

Próximamente: “Jugando ando para ir programando” Parte 3 de 4.

Fuentes:
Joyanes, L. (2008). Fundamentos de Programación. Algoritmos, estructura de datos (Cuarta ed.). (J. L. Sánchez, Ed.) Madrid, España: McGRAW-HILL/INTERAMERICANA DE ESPAÑA, S. A. U.
Aldrete, E. J. (2016). Diagnóstico de capacidades regionales en el desarrollo e implementación de software embebido. Chihuahua: Tesis para obtener el Grado de Maestro.

Jose Francisco Alderete Enriquez 2
José Francisco Alderete Enríquez
Catedrático • Columnista | [email protected] | Website

Licenciado en Informática. Maestro en Software Libre titulado con Mención Honorífica y actual candidato al grado de Maestro en Ingeniería en Redes. Docente en el área de TIC y Asesor de jóvenes sobresalientes para concursos estatales y nacionales. Asesor en Sistemas.

Fué catedrático invitado en la Universidad de Santiago de Chile. Ha recibido certificaciones en Microsoft Office Specialist, POO JAVA, Evaluador en NTCL en Función Clave.

Actualmente es Jefe del Departamento de Informática en el Conalep Chihuahua UNO, catedrático en la UACH y en la UTCH, Presidente de la Asociación de Egresados del Instituto Tecnológico de Chihuahua II


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse