Mientras la nación celebra el triunfo de Andrés Manuel y festeja con la esperanza de construir un nuevo régimen político y social, en la frontera, el alcalde depredador no termina de irse.

Todo indica que perdió la elección y que a través de triquiñuelas alarga el proceso de conteo electoral para crear confusión y caos. Los analistas de la aldea comentan que su intención es ganar tiempo para destruir evidencia en el municipio que serviría de prueba para ponerlo en la cárcel.

Han sido muchas las denuncias en su contra, por desvío de dinero, peculado y otros delitos en los que tendrá que enfrentar la justicia tarde que temprano.

- Publicidad - HP1

La noche de anoche, el alcalde independiente, activó varias maniobras dilatorias en la Asamblea a través de sus representantes; en redes sociales la injerencia de acólitos defendiendo su “triunfo” con datos falsos que sólo intentaban confundir a la comunidad feisbukera. Y como colofón un programa especial de PIDO LA PALABRA, desesperado; a las once de la noche, con el que a través de sus principales “voces”, buscaban influir en el ánimo del televidente para culpar al árbitro del encuentro electoral como causa de su posible ruina electoral.

Ante los ojos de los ciudadanos ha perdido totalmente la imagen de liderazgo con la que comenzó su gestión.

A los regidores los tiene azorados, temerosos de contradecirle. Cómplices de varias acciones fuera de la ley por las que también ellos tendrán que pagar.

Los empleados municipales amenazados. Cualquier movimiento en falso, o la simple sospecha de ser poco confiables a su causa los hace perder su trabajo.

La tropa en policía y tránsito igual. Todos amenazados si no obedecen las órdenes de sus superiores quienes los obligan a cometer delitos contra la ciudadanía como la extorsión.

Su más reciente movimiento contra empleados municipales es la pretensión de  correr a 7 elementos de los bomberos a pesar de tener incapacidades médicas provocadas por su trabajo. De igual manera hay quejas en la corporación policíaca.

La ambición lo embriagó, y enfermo de Hubris hizo y deshizo a su antojo durante año y medio, sin medir la posibilidad de verse acorralado como ahora está.

Hubris, es una propensión narcisista a ver su mundo interno principalmente como un escenario donde pueden ejercitar su podersin oposición ninguna y buscar la gloria. Un enfoque personal exagerado, tendente a la omnipotencia, nada los detiene en acciones que son capaces de llevar a cabo.

El clamor popular es que hay un sinnúmero de quejas, denuncias, querellas, interpuestas ante las autoridades competentes y pareciera que la autoridad está de su lado sin que avancen las carpetas correspondientes. Exigen justicia para Juárez.

Hasta hoy, el gobernador Javier Corral Jurado declara finalmente: “Actuaremos en caso de que Cabada sea responsable. Trátese de quien se trate, si se comprueba que es responsable de un delito y se demuestra, tendremos que actuar”, dijo ante los medios.

Y añadió: “Hay que sentar precedente, que en las campañas se producen muchas denuncias y señalamientos y muchas acusaciones, a veces sólo sirven para la época electoral, por ello es muy importante que haya consecuencias de este tipo de denuncias, acusaciones, sobre todo si hay elementos para configurar el delito.”

A Cabada sólo le restan 58 días de gestión, si no es que antes lo llame la justicia para cobrarle cuentas sobre estos excesos que todos conocemos.

De último momento se informa que la Asamblea Municipal Electoral solicitó la intervención de la FEPADE por encontrarse manipulación de boletas. Concretamente votos que se anularon contra el candidato González Mocken con una doble marca y con diferente objeto, es decir con pluma o marcador.

Al mismo tiempo, el presidente de la Asamblea Municipal, citó a las 22:00 hrs. (de anoche) para dar a conocer los resultados del cómputo.

Se espera que el ganador sea Javier González Mocken. Ya lo sabremos hoy mientras circula este rotativo.

Raul Ruiz
Raúl Ruiz
Abogado, amante de las letras y analista político | + posts

Abogado. Analista Político. Amante de las letras.

CARTAPACIO, su sello distintivo, es un concepto de comunicación que nace en 1986 en televisión hasta expanderse a formatos como revista, programa de radio y redes sociales.

Cualquier contribución editorial o comentario puede enviarla a nuestro correo electrónico.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.