Sospecha Suecia de «sabotaje grave» en recientes explosiones de oleoductos

Las pesquisas realizadas por los servicios de seguridad suecos han arrojado evidencias de que lo ocurrido en el gasoducto fue un sabotaje.
Estados Unidos (VOA) – La agencia de seguridad nacional de Suecia dijo el jueves que su investigación inicial sobre las explosiones de la semana pasada a lo largo de dos gasoductos rusos en el Mar Báltico «ha reforzado las sospechas de un sabotaje grave» como la posible causa.
Un fiscal sueco dijo que «se han realizado incautaciones en la escena del crimen y ahora serán investigadas», aunque no detalló cuáles fueron las pruebas incautadas.

Ninguna de las tuberías submarinas Nord Stream 1 y Nord Stream 2 de Rusia a Alemania estaba en uso en el momento de las explosiones, pero durante días enviaron metano de las tuberías burbujeando a la superficie frente a las costas de Suecia y Dinamarca.

Algunos funcionarios escandinavos han especulado que Rusia detonó las explosiones del oleoducto como una forma de castigar a los aliados occidentales por su apoyo a las fuerzas ucranianas en la lucha contra la invasión de Moscú de siete meses y para cortar el posible flujo de combustible para los próximos meses de invierno.

El presidente ruso Vladimir Putin, sin embargo, acusó a Occidente de atacar los oleoductos, lo que Estados Unidos y sus aliados han negado con vehemencia. Han asegurado que Rusia tenía más que ganar al interrumpir el suministro de energía de Europa.

- Publicidad - HP1

El Servicio de Seguridad Sueco informó que su investigación confirmó que las «detonaciones» causaron grandes daños a los oleoductos. La agencia de seguridad dijo que lo ocurrido en el mar Báltico era «muy grave», pero no dio a conocer más detalles de su investigación.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse