A su vez, Nayib Bukele, presidente de El Salvador, exigió justicia para Victoria Salazar

Ciudad de México. – El presidente Andrés Manuel López Obrador, expresó su «pesar» por el asesinato de una mujer salvadoreña, Victoria Esperanza Salazar, migrante de 36 años con visa humanitaria, cometido por una patrulla de agentes de la policía de Tulum y afirmó que los responsables serán castigados.

«Una mujer salvadoreña fue sometida por la policía, por cuatro elementos de la policía de Tulum y de Quintana Roo, fue brutalmente tratada y asesinada, es un hecho que nos llena de pena, dolor y de vergüenza (…), se va a castigar a los responsables, ya están en proceso de ser enjuiciados y no habrá impunidad», dijo el mandatario en el acto inaugural del Foro Generación Igualdad por los derechos de las mujeres en el mundo, convocado por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

- Publicidad - HP1

Las imágenes de la detención de la mujer aparecen en un vídeo difundido en redes sociales, en el cual se escuchan sus gritos y lamentos al ser sometida por los policías, mientras un agente colocaba su rodilla sobre su espalda alta. La mujer inmóvil es levantada y lanzada sobre una patrulla, cuando aparentemente había muerto por asfixia en el sometimiento.

López Obrador dijo que una característica distinta de su administración «es que antes había autoritarismo, se cometían estos hechos con frecuencia y además había impunidad».

En cambio, afirmó que ahora «se respetan los derechos humanos y hay cero impunidad, se castiga siempre a los responsables».

Esa afirmación contradice las denuncias de los principales organismos de defensores de derechos humanos nacionales y las instancias internacionales en el sistema interamericano y de la ONU, que señalan niveles una impunidad superior al 98%, por falta de denuncias y de procesos judiciales que culminen en condenas de los responsables.

«En México estamos atendiendo la principal causa de la desigualdad que padecemos y creo que ese debe ser un enfoque a considerar», dijo López Obrador al dar un giro socioeconómico a su presentación del foro sobre derechos de las mujeres.

Para buscar la igualdad de género, «no puede separarse ni verse como un movimiento desprendido del hecho de que prevalece en el mundo un sistema político económico que oprime, que explota que humilla a hombres y a mujeres», agregó.

Impulsar este enfoque consiste en «hablar de igualdad de género, pero también poner en el centro la lucha por la igualdad en lo económico en lo social y en todos los órdenes de la vida pública», consideró.

Finalmente hizo una exposición sobre lo que considera «el periodo neoliberal que permitió que de manera separada se fomentaran movimientos, causas nobles y justas (como los derechos de las mujeres) siempre y cuando no se fuera al meollo al centro del problema que es la desigualdad en lo general».

Según el gobernante, como consecuencia de esas políticas «hombres y mujeres padecen de desigualdad y la causa principal de la misma es la corrupción, que ha permanecido desde hace décadas».

En el mundo y en México, «ocurrió la mayor concentración de la riqueza en pocas manos en la historia de la humanidad» durante ese periodo, subrayó en el acto conjunto con el secretario general de la ONU, António Guterres, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron.

López Obrador dijo que ese modelo fue una «política de desigualdad o pillaje» que se aplicó desde 1983 a 2018, hasta que él llegó a la presidencia.

Presidente de El Salvador reclama justicia

A su vez, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, reclamó justicia para Victoria Salazar.

«Estoy seguro que el Gobierno Mexicano aplicará todo el peso de la ley a los responsables. Somos pueblos hermanos, personas malas hay en todos lados, no olvidemos eso», escribió Bukele en su cuenta de la red social Twitter.

Salazar, madre de dos hijas y oriunda del departamento salvadoreño de Sonsonate, murió asfixiada debido al uso excesivo de la fuerza aplicada por al menos cuatro policías del municipio de Tulum, que la sometieron por alteración del orden público.

Bukele aseguró que el Gobierno de el Salvador se encargará de la manutención y estudios de las dos hijas de la víctima, cuya muerte consternó a esta nación centroamericana.

La fallecida tenía de 36 años, residía en México con visa humanitaria permanente y su muerte quedó documentada en fotos y vídeos de testigos, que evidencian la violencia excesiva ejercida por agentes de una patrulla policial.

Según fuentes policiales, los cuatro policías involucrados en la muerte de Salazar, tres hombres y una mujer, fueron separados de su cargo y ya fueron entrevistados por fiscales del Ministerio Público de Quintana Roo.

iconoJaD 02
Redacción ADN

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo electrónico.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna nota?
No dude en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por usted.

Síguenos en nuestras redes sociales.