¿Qué supone la guerra en Ucrania para las ambiciones rusas en América Latina?

En el marco de un evento organizado por el CIDOB, analistas exploran las relaciones diplomáticas, comerciales y militares que han mantenido Rusia y América Latina en los últimos años, y debaten sobre qué impacto puede tener la guerra respecto a estas cuestiones.
Barcelona, España (VOA) – En los últimos años el mundo ha podido presenciar un paulatino acercamiento entre Rusia y algunos países de América Latina. Visitas de alto nivel, tratados comerciales, ejercicios militares y venta de armas son algunas de las actividades que han desarrollado el Kremlin y naciones como Venezuela, Cuba o Nicaragua.

Pero, ¿Qué consecuencias tendrá la guerra en Ucrania para las ambiciones del presidente ruso, Vladimir Putin, en la región? Los analistas Anna Ayuso, investigadora sénior del Barcelona Centre for Internacional Affairs (CIDOB) y Stanislav Secrieru, experto sénior del European Union Institute for Security Studies (EUISS), con sede en París, analizaron estas cuestiones en el marco del evento “La guerra de Ucrania: ¿Un punto de inflexión en la influencia de Rusia en América Latina?”

Acercamiento entre Rusia y Latinoamérica en los últimos años:

Según Anna Ayuso, uno de los principales motivos del gradual acercamiento de Rusia en Latinoamérica en los últimos años ha sido “la búsqueda de una presencia más global”.

Asimismo, de acuerdo a la analista, la aproximación de posturas también se ha producido a causa del papel que ha jugado EEUU en la región:

- Publicidad - HP1

“Por muchos años [Estados Unidos] ha abandonado a Latinoamérica y ha convertido la región en una especie de patio entre amigos y enemigos que ha fomentado una cierta polarización dentro de los países y una fragmentación dentro de la cooperación. Esas divisiones las ha aprovechado Rusia para aumentar su presencia, aliándose con aquellos países que retaban la hegemonía de EEUU” dice la experta en referencia a Venezuela, Cuba, Nicaragua y Bolivia.

Para Stanislav Secrieru, otro de los motivos de la presencia del país más grande del mundo en Latinoamérica es “ampliar las brechas y divisiones entre Europa y Estados Unidos”:

“Inclusive si son aliados, sendos lados tienen distintas perspectivas de lo que sucede en Latinoamérica y de cómo alcanzar los intereses en dicha región. Desde el punto de vista ruso, es mucho mejor dividir a esta comunidad transatlántica y a la UE más que mantenerlo todo unido como si fuese una alianza”

El analista también destaca que en el pasado la región “ayudó a equilibrar los impactos negativos de las políticas rusas” después que el país creara un embargo alimentario en 2014 como respuesta a las sanciones impuestas por la UE y EEUU después de la anexión de Crimea.

“Ecuador fue el exportador más grande de frutas a Rusia después de Turquía” dice Secrieru, quien también destaca que “Argentina, Brasil, Paraguay y Chile fueron muy importantes para compensar la escasez de carne, pescado, soja y derivados”.

Influencia rusa es «relativamente baja»:

En el contexto actual, condicionado por la guerra entre Rusia y Ucrania, Ayuso señala que la influencia rusa en América Latina“está focalizada en algunos puntos estratégicos”, y subraya que “es relativamente baja”; Sobre todo, a nivel militar, donde a pesar de llevar a cabo colaboraciones con ejércitos latinoamericanos, el Kremlin no tiene “una presencia fija” ni tampoco “bases militares”.

Respecto al comercio, Ayuso destaca que aunque las actividades mercantiles del Kremlin en el continente “han crecido”, todavía son reducidas en comparación a actores internacionales como China.

Según la experta, uno de los ámbitos comerciales donde Rusia tiene más relevancia es en la exportación de armas, además del sector de las materias primas y los hidrocarburos:

“Tiene sus capacidades y ha aprovechado esos huecos” dice la analista, quien también señala que el país liderado por Putin “ha intentado penetrar en otros sectores”, como el de tecnología, donde no habría tenido tanto éxito: “En América Latina algunos países ya se están dando cuenta que (Rusia) puede ser competitiva en precio pero no en tecnología”

Vaticinan que la presencia Rusia en la región continuará creciendo

Pero, ¿Cómo evolucionará la relación entre Rusia y la región a medida que continúa la guerra en Europa del este?

Los expertos señalan que, hasta el momento, aunque “la mayoría aboga por una solución negociada”, no ha habido unión en América Latina a la hora de condenar la invasión y que existen “voces cambiantes” respecto al conflicto.

Por otro lado, como resultado al debilitamiento de la economía rusa, Sacrieru vaticina que el comercio ruso en América Latina podría menguar. En parte, porque tras el anuncio ruso a través del cual se movilizarán reservistas, el país necesitarás equipamiento militar.

Una opinión similar tiene Ayuso, quien resalta que a causa de la inflación, los países latinoamericanos se van a ver perjudicados “por el incremento de precios de productos como fertilizantes o insumos”. Sin embargo, la analista señala que los productores de petróleo de la región, como Venezuela, “en principio van a ser favorecidos por el incremento de los precios”.

Por otro lado, Stanislav Sacrieru, explica que la presencia rusa en el continente continuará creciendo, en parte, a causa del giro a la izquierda que ha experimentado la región:

“Generalmente se ve en Moscú que en el espectro político de la izquierda son mucho mas fáciles de tratar y que trabajen para Rusia, en comparación a los partidos de centro derecha” explica.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.