Piden ayuda sobrevivientes del huracán Ian ante inminente crisis de salubridad

Residente de Fort Myers temen que la situación sanitaria empeore tras el paso del huracán Ian por el suroeste de Florida.
Estados Unidos (VOA) – Una semana después de que el huracán Ian impactara la localidad de Fort Myers, sobrevivientes solicitaron ayuda a las autoridades el miércoles en medio de la creciente preocupación por una eventual crisis de salubridad debido a la cantidad de escombros acumulada en las calles.

 

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la primera dama, Jill Biden, viajaron a Florida el miércoles para evaluar los daños causados por el huracán Ian y reunirse con líderes estatales y locales para analizar los esfuerzos de recuperación.

La Cruz Roja estadounidense ha dicho que más de 1.300 trabajadores están ayudando en los esfuerzos de alivio en la localidad de Fort Myers, uno de los más afectados por la potente tormenta que llegó al lugar con categoría 4, en la escala de cinco niveles Saffir-Simpson, que se basa en la intensidad de los vientos.

- Publicidad - HP1

“Queremos que nos ayuden, porque ya el mal olor es muy fuerte. Hay cosas descomponiéndose, animales traídos por la corriente y eso puede traer enfermedades”, dijo a la Voz de América, Raúl Hernández, mientras señalaba una gran pila de muebles y enseres inservibles frente al complejo de departamentos donde vive.

Hernández es uno de los cientos de habitantes de Loma Linda, uno de los barrios de la ciudad costera con mayor densidad hispana. Este vecindario quedó anegado por el mar durante el embate de Ian, calificado por el presidente Joe Biden como uno de los huracanes más peligrosos en la historia de la Florida.

Ian tocó tierra en Florida el 28 de septiembre como una peligrosa tormenta de categoría 4 con vientos máximos sostenidos de 240 kilómetros por hora y dejó sin electricidad a más de 2 millones de clientes en todo el estado. Los funcionarios de las empresas de servicios públicos dicen que probablemente hasta el viernes o el sábado será que quedará restablecido el servicio eléctrico para al menos el 95% de sus clientes.

Más de 1.500 personas han sido rescatadas mientras los equipos de búsqueda y rescate participan en una minuciosa búsqueda puerta a puerta de víctimas entre casas y edificios destruidos.

De acuerdo a las más recientes cifras, Ian mató en Estados Unidos a más de 100 personas desde Florida hasta Carolina del Norte.

El desastre

Autos rotos, árboles caídos, juguetes, sillas inservibles y electrodomésticos se apilan en las vías, como evidencia de todo lo que ha perdido esta comunidad. “Nos quedamos con lo puesto”, lamenta el inmigrante mexicano, quien además perdió su trabajo en Fort Myers Beach, la zona cero del desastre.

Allí todavía se trabaja en labores de rescate y las autoridades mantienen cortado el paso a través del puente que comunica la playa con tierra firme.

“Entendemos que hay mucho trabajo por hacer y que otros han muerto incluso, pero aquí no ha venido nadie del gobierno a preguntar qué necesitamos. Tenemos agua potable, pero todavía no tenemos electricidad”, aseguró Hernández a la VOA, quien agradeció la generosidad de “muchos que nos han traído agua, comida y ropa”.

Muy cerca, en un estacionamiento convertido en lugar de asistencia para los vecinos de Loma Linda, camiones con agua, productos de aseo, pañales y ropa han llegado para auxiliar a quienes perdieron todo en la inundación.

“Aquí viven muchos hispanos que solo tienen permiso de trabajo y tienen miedo de pedir ayuda. Estamos aquí para orientarlos y ayudarlos a aplicar para la ayuda federal”, explicó Anahi Morales, una voluntaria de 25 años que es “es inmigrante como ellos y está en el mismo barco”.

Morales contó cómo están recorriendo la comunidad desde el día siguiente del paso de Ian y denunció como algunos propietarios de casas están exigiendo a los damnificados que paguen sus rentas aun cuando ni siquiera tienen agua corriente o alcantarillado.

“Queremos decirles que no están solos”, enfatizó la activista.

Visita de Biden a la zona
Por su parte, el presidente Joe Biden visitó Fort Myers este miércoles para evaluar los daños causados por el huracán. Su segundo viaje relacionado con la tormenta esta semana, después de haber visitado Puerto Rico el lunes.

El presidente, acompañado de la primera dama Jill Biden, reafirmó su compromiso total en apoyar a la gente de Florida, mientras se recuperan tras el devastador huracán de categoría 4 que impactó el estado una semana atrás.

Durante su visita, Biden ha conversado públicamente con Ron DeSantis, el gobernador republicano de Florida, quien dijo que reparar puentes y calles es la prioridad.

Aunque los dos han hablado por teléfono varias veces desde que azotó la tormenta la semana pasada, este miércoles fue la primera vez que se reunieron en persona desde que estallaron las tensiones entre ambos meses atras por desencuentros en la inmigración y el acceso al aborto.

* Con la colaboración de Iacopo Luzi, periodista de VOA, desde Washington DC.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse