Los funcionarios de la Patrulla Fronteriza dicen que esperan hasta 18.000 llegadas diarias una vez que la política de salud, conocida como la autoridad del Título 42, expire en mayo.


Washington, DC. (VOA) – 
Exfuncionarios de la administración Trump están presionando al gobernador de Texas, Greg Abbott, para que declare una “invasión” a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México y otorgue a miles de policías estatales y miembros de la Guardia Nacional una nueva autoridad para hacer retroceder a los migrantes, esencialmente otorgando funciones que han sido responsabilidad fedearal.

La insistencia se produce cuando el gobernador republicano se prepara para anunciar el miércoles “acciones sin precedentes” para disuadir a los inmigrantes que vienen a Texas después de que la administración Biden anunciara la semana pasada que pondrá fin al uso de una ley de salud pública que limita el asilo para evitar la propagación de COVID-19.

No está claro si Abbott, quien se postula para la reelección en noviembre y ya está instalando más barreras fronterizas y permitiendo que las tropas arresten a los inmigrantes por cargos de allanamiento, apoya las propuestas que están impulsando los exfuncionarios de Trump. Abbott no dio más detalles sobre qué pasos anunciará el miércoles.

- Publicidad - HP1

Los funcionarios de la Patrulla Fronteriza dicen que esperan hasta 18.000 llegadas diarias una vez que la política de salud, conocida como la autoridad del Título 42, expire en mayo. La semana pasada, unos 7.100 migrantes llegaban al día a la frontera sur de Estados Unidos.

Pero tal como lo ven los exfuncionarios de inmigración de Trump, Texas y Arizona pueden continuar donde el gobierno federal lo deja una vez que termine la política.

Su plan implica una interpretación novedosa de la Constitución de los EE. UU. para que la Guardia Nacional o la policía estatal envíen a la fuerza a los migrantes a México, sin tener en cuenta las leyes de inmigración y los procedimientos de aplicación de la ley. La vigilancia fronteriza siempre ha sido una responsabilidad federal, y en Texas, los líderes estatales no han estado presionando para tal medida.

Tom Homan, exdirector interino de Inmigración y Control de Aduanas bajo Trump, dijo en una conferencia de seguridad fronteriza en San Antonio la semana pasada que había hablado con Abbott, pero no dio ninguna indicación sobre si el gobernador de dos mandatos apoyaba la idea.

“Hemos tenido discusiones con sus abogados en su oficina, ‘¿Hay alguna manera de usar esta cláusula dentro de la Constitución donde habla de invasión?’”, dijo Homan durante la Exposición de Seguridad Fronteriza.

Homan describió el martes la respuesta de la oficina de Abbott, que dijo que tuvo lugar hace unos tres meses, como «sin compromiso pero dispuesto a escuchar».

[Con información de The Associated Press]

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias
Website | + posts

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.