Futura ayuda de EEUU a Ucrania puede depender del control del Congreso en 2023

Si bien el público estadounidense aún mantiene un amplio apoyo a Ucrania, una minoría vocal de legisladores republicanos, respaldada por varias voces influyentes en el movimiento conservador, han criticado al gobierno federal, diciendo que está gastando demasiado.
Estados Unidos (VOA) – Las inminentes elecciones intermedias de noviembre, en las que se disputa de cerca el control de ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, podrían tener consecuencias significativas para el mayor desafío de política exterior que enfrenta actualmente la administración Biden: la invasión de Ucrania por parte de Rusia. 

Desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, ordenó el ingreso de sus tropas a Ucrania en febrero, Estados Unidos y sus aliados, incluida la mayoría de los países de la OTAN, han estado canalizando ayuda y armas al país para ayudar a apuntalar al gobierno y repeler a los invasores.

Si bien el público estadounidense aún mantiene un amplio apoyo a Ucrania, y los proyectos de ley que brindan ayuda han sido aprobados con grandes mayorías bipartidistas, una minoría vocal de legisladores republicanos, respaldada por varias voces influyentes en el movimiento conservador más amplio, han criticado al gobierno federal, diciendo que está gastando demasiado y potencialmente prolongando el conflicto.

Presión sobre la política estadounidense

- Publicidad - HP1

Ahora, algunos expertos cuestionan el grado en que esa minoría podría influir en la política estadounidense si el partido logra conquistar la Cámara de Representantes, el Senado o ambos en noviembre.

“Creo que es lo más importante para muchas personas en Washington que apoyan lo que hemos estado haciendo en Ucrania”, dijo a la VOA Conor Savoy, investigador principal del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Savoy dijo que un número significativo de legisladores republicanos que han votado en contra de la ayuda a Ucrania hasta ahora, incluidos muchos de los 57 que votaron en contra de un paquete de ayuda de 40.000 millones de dólares en mayo, lo han hecho debido a la preocupación por la falta de supervisión del gasto. Pero otros incluyen a muchos autodenominados populistas al estilo del expresidente Donald Trump, que sospechan instintivamente del gasto en ayuda exterior, incluso cuando cuenta con el apoyo de los líderes del partido.

“No les gusta esto”, dijo Savoy. “Piensan que es dinero en un agujero de rata extranjero”.

Si bien también ha habido cierta oposición demócrata al gasto en Ucrania, la resistencia en ese partido ha sido mucho menor. Combinado con un amplio apoyo republicano, las mayorías demócratas han podido impulsar los paquetes de ayuda.

Resistencia determinada

No es nada seguro que las cosas cambien si el Partido Republicano toma el poder en el Congreso, dado que la mayoría de los republicanos todavía apoya ayudar a Ucrania. Sin embargo, es importante recordar que en el Congreso, una minoría determinada a menudo puede frustrar la voluntad de la mayoría.

Hace una década, mientras el Partido Republicano dirigía la Cámara de Representantes, un grupo central de conservadores, el Freedom Caucus, obstaculizó sistemáticamente los esfuerzos de su liderazgo para llegar a acuerdos presupuestarios con el entonces presidente Barack Obama, lo que provocó el cierre del gobierno y el temor de un incumplimiento por parte de el Departamento del Tesoro.

Algunos observadores han notado una creciente brecha entre el liderazgo del Partido Republicano y su ala populista.

“El cisma entre los republicanos del establishment del partido y los populistas al estilo Trump plantea dudas sobre si el presidente Joe Biden puede confiar en que los legisladores continúen financiando la afluencia de equipo militar estadounidense a Ucrania si los demócratas pierden el control del Congreso”, señaló el sitio web Defense News el mes pasado. .

En la campaña electoral, los demócratas han utilizado la amenaza de una toma de posesión republicana que hundiría la ayuda a Ucrania como tema de conversación.

En Ohio, el candidato demócrata al Senado, Tim Ryan, ha perseguido repetidamente a su oponente republicano, J.D. Vance, por la admisión de este último: “Realmente no me importa lo que le pase a Ucrania de una forma u otra”.

Grupos conservadores dudosos

Durante el fin de semana, la influyente Conferencia de Acción Política Conservadora (CPAC, por sus siglas en inglés) publicó un tuit que de inmediato llamó la atención porque parecía validar la afirmación de Putin de haber “anexionado” cuatro regiones de Ucrania.

“Vladimir Putin anuncia la anexión de 4 territorios ocupados por Ucrania”, decía el tuit. “Biden y los demócratas continúan enviando a Ucrania miles de millones de dólares de los contribuyentes. Mientras tanto, estamos bajo ataque en nuestra frontera sur. ¿Cuándo pondrán los demócratas #AmericaFirst y terminarán con la entrega de regalos a Ucrania?

Posteriormente, la organización eliminó el tuit, alegando que no había sido aprobado por su liderazgo. Fue reemplazado por uno que llamó a Putin un «loco» y su invasión de Ucrania ilegal.

Sin embargo, se mantuvo la misma renuencia a continuar financiando a Ucrania en los niveles actuales.

“Debemos oponernos a Putin, pero los contribuyentes estadounidenses no deberían asumir la gran mayoría del costo”, dijo CPAC.

Otras organizaciones conservadoras también han expresado su preocupación.

“El pueblo estadounidense está cansado del consenso político neoconservador que exige que se gasten miles de millones de dólares de sus impuestos para defender la integridad de la frontera de Ucrania cuando no se pueden encontrar recursos y administración para abordar la nuestra”, Russ Vought, presidente del Center for Renewing America. , dijo al sitio web Defense One el mes pasado. “Este nuevo paquete prolongará una lucha que carece de un perro estadounidense [presionando el interés de EE.UU.], lo que permitirá a los aliados regionales eludir sus responsabilidades de seguridad una vez más”.

Desviar recursos

El domingo, el representante republicano Matt Gaetz, cuyo estado natal de Florida acababa de ser devastado por un huracán, usó Twitter para sugerir que la ayuda a Ucrania estaba desviando la ayuda de sus electores.

«Estimado Congreso: En nombre de mi compañero hombre de Florida que necesita ayuda con urgencia… Simplemente envíenos la mitad de lo que envió a Ucrania. Firmado, sus compatriotas estadounidenses», escribió.

La semana pasada, al anunciar su voto en contra de una resolución de gastos que incluía más fondos para Ucrania, la representante Marjorie Taylor Green tuiteó: “Hoy votaré NO a la resolución continua para financiar los 50 estados de Estados Unidos, más el estado número 51 de Estados Unidos: Ucrania. También en las noticias, Vladimir Putin acaba de anexar una gran parte de Ucrania. ¿También estamos financiando a Rusia?”.

Los líderes republicanos en la Cámara han indicado que si asumen el cargo, la opinión general de su caucus, incluidos los miembros recién elegidos, influirá en su toma de decisiones.

En declaraciones a los periodistas el mes pasado, la representante Elise Stefanik, la republicana de tercer rango en la Cámara, dijo: “Queremos asegurarnos de que reciban todos los informes. Sé que existe una preocupación, con razón, sobre la supervisión de esos dólares. No voy a adelantarme a nuestros miembros antes de las elecciones, a nuestros miembros recién elegidos. Será una decisión de la conferencia de esos nuevos miembros”.

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.

InHouse