El presidente de Ucrania amonestó al Consejo de Seguridad de la ONU el martes por su inacción para detener la guerra de Rusia contra su país y pidió a Moscú que rinda cuentas por los crímenes que ha cometido allí.

Estados Unidos (VOA) –
El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, presionó el miércoles por una acción más decidida que promulgue sanciones contra Rusia, mientras Estados Unidos y la Unión Europea preparaban más medidas punitivas y los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN se reunían en Bruselas para discutir respuestas adicionales a la invasión rusa.

«Cuando escuchamos nueva retórica sobre las sanciones… no puedo tolerar ninguna indecisión después de todo lo que han hecho las tropas rusas», dijo Zelenskyy al Parlamento de Irlanda en un discurso en video.

Reiteró sus críticas a los líderes europeos que, según él, están más preocupados por cómo las posibles prohibiciones a las importaciones de energía rusa afectarán sus economías que por el bienestar del pueblo ucraniano.

Se espera que Estados Unidos anuncie nuevas sanciones el miércoles, y la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que Estados Unidos se estaba coordinando con el G-7 y la Unión Europea sobre medidas que llevarían a Rusia “más lejos por el camino del aislamiento económico, financiero y tecnológico”. ”

- Publicidad - HP1

“Esto incluirá una prohibición de todas las nuevas inversiones en Rusia y mayores sanciones a las instituciones financieras y empresas estatales en Rusia y sanciones a los funcionarios del gobierno ruso y sus familiares”, dijo.

Estados Unidos anunció 100 millones de dólares en ayuda militar para Ucrania cuando los ministros de Asuntos Exteriores de la OTAN se reunieron en Bruselas durante dos días para hablar sobre el conflicto en Ucrania.

“El mundo ha quedado impactado y consternado por las atrocidades cometidas por las fuerzas de Rusia en Bucha y en toda Ucrania”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en un comunicado el martes por la noche en el que anunció que autorizó la ayuda. “Las fuerzas de Ucrania continúan defendiendo con valentía a su país y su libertad, y Estados Unidos, junto con nuestros aliados y socios, se mantiene firme en apoyo de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania”.

El secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, dijo que la asistencia “satisfacería una necesidad urgente de Ucrania de sistemas antiblindaje Javelin adicionales, que Estados Unidos ha estado proporcionando a Ucrania y que han estado utilizando de manera tan efectiva para defender a su país”.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo a los periodistas antes de las reuniones que los miembros de la alianza “están decididos a brindar más apoyo a Ucrania”, incluida ayuda humanitaria y financiera, además de equipo militar y asistencia en ciberseguridad.

“Espero que también decidamos hacer más por los otros socios de la OTAN, que son vulnerables a las amenazas e interferencias rusas, incluidos Georgia y Bosnia y Herzegovina”, dijo Stoltenberg.

Está previsto que el ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, se dirija a la reunión ministerial el jueves.

El presidente de Ucrania amonestó al Consejo de Seguridad de la ONU el martes por su inacción para detener la guerra de Rusia contra su país y pidió a Moscú que rinda cuentas por los crímenes que ha cometido allí.

“Estamos lidiando con un estado que está convirtiendo el veto del Consejo de Seguridad de la ONU en el derecho a morir”, dijo el presidente Volodymyr Zelenskyy sobre Rusia, que ha usado su veto para bloquear cualquier acción en el consejo. “Esto socava toda la arquitectura de la seguridad global. Les permite quedar impunes, por lo que están destruyendo todo lo que pueden”.

El presidente habló en ucraniano al consejo de 15 naciones a través de un enlace de video durante unos 15 minutos. Llevaba su ahora característica camisa verde militar y una bandera ucraniana era visible sobre su hombro derecho.

Habló pocos días después de que las tropas rusas se retiraran de Bucha, un suburbio de Kiev, donde los residentes y funcionarios locales informaron que las tropas rusas habían matado a más de 300 civiles durante la ocupación de la ciudad. Moscú ha negado cualquier participación y culpó a los “radicales” ucranianos.

“¿Están listos para cerrar la ONU? ¿Crees que el tiempo del derecho internacional se ha ido?” Preguntó Zelenskyy. “Si su respuesta es no, entonces deben actuar de inmediato. La Carta de la ONU debe ser restaurada de inmediato”.

Dijo que también debe haber rendición de cuentas por las atrocidades cometidas contra su pueblo.

“El ejército ruso y quienes les dieron órdenes deben ser llevados ante la justicia de inmediato por crímenes de guerra en Ucrania”, dijo Zelenskyy, un día después de que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmara que el líder ruso, Vladimir Putin, debería enfrentar un juicio por crímenes de guerra.

Zelenskyy también mostró a los diplomáticos un video corto pero brutalmente gráfico de cadáveres en varias ciudades ucranianas, incluida Bucha. Muchos fueron quemados y carbonizados más allá del reconocimiento; algunos tenían las manos atadas a la espalda. La mayoría yacían en la calle o en montones. Los restos de al menos un niño estaban entre los cadáveres. También se mostró una fosa común. El enviado de Ucrania ante la ONU vio el video con lágrimas en los ojos.

El enviado de Rusia ante la ONU desestimó el video y las afirmaciones ucranianas de que Rusia ha cometido atrocidades, incluso reconociendo las dificultades del ejército ruso para avanzar por el país, alegando que era para evitar víctimas civiles.

“Hoy, hemos escuchado una vez más una gran cantidad de mentiras sobre los soldados y militares rusos”, dijo al consejo el embajador ruso Vassily Nebenzia.

Dijo que cientos de personas estaban listas para testificar sobre la crueldad de los nazis y radicales ucranianos, a quienes culpó de las atrocidades, y leyó fragmentos de sus supuestas declaraciones. Repitió la defensa rusa de que todas las acusaciones son parte de una guerra de propaganda contra Moscú, diciendo que “los únicos que caerían en esto son los diletantes occidentales”.

La enviada de EE. UU., Linda Thomas-Greenfield, hizo un viaje rápido a Moldavia y Rumania durante el fin de semana para reunirse con refugiados ucranianos, quienes dijo que “metieron sus vidas en mochilas y dejaron el único hogar que habían conocido.

La diplomática estadounidense ante la ONU dijo que Estados Unidos está estudiando las imágenes que emergen de Bucha.

“Mientras trabajamos para confirmar de forma independiente los eventos representados en estas imágenes, le recordaría a este consejo que, según la información actualmente disponible, Estados Unidos ha evaluado que miembros de las fuerzas rusas han cometido crímenes de guerra en Ucrania”, dijo Thomas-Greenfield.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, también participó en la reunión del martes. Hizo un llamado para que la guerra se detuviera “ahora”.

Pidió el lunes una investigación independiente sobre el asesinato de civiles en Bucha.

La semana pasada, el jefe de la ONU dijo que exploraría las posibilidades de un alto el fuego humanitario y envió a su jefe humanitario, Martin Griffiths, a Moscú. Griffiths viajará a Kiev el miércoles. Desde que comenzó la guerra el 24 de febrero, las Naciones Unidas han podido llevar con éxito solo cuatro convoyes de ayuda a Ucrania. El cuarto llegó el martes a Sievierodonetsk, en el extremo este del país.

Griffiths habló al consejo desde Ginebra. Dijo que tuvo “intercambios francos” con el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergéi Lavrov, su adjunto, y por separado con el viceministro de defensa.

“Describí las posibilidades para construir sobre esta cooperación, compartiendo sugerencias específicas para congelamientos militares acordados mutuamente para permitir la evacuación de civiles y el paso seguro de la ayuda para salvar vidas”, dijo.

Dijo que salió de las reuniones creyendo que “tenemos un largo camino por delante, pero hay que recorrerlo”.

La ONU ha verificado la muerte de al menos 1.480 civiles, incluidos más de 121 niños, y dijo que la cifra real probablemente sea mucho mayor. Más de 10 millones de personas han sido desplazadas en menos de seis semanas de conflicto. Más de 4,2 millones de ellos son ahora refugiados.

[El corresponsal de seguridad nacional de la VOA, Jeff Seldin, y la jefa de la oficina de la VOA en la Casa Blanca, Patsy Widakuswara, contribuyeron a este informe]

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias
Website | + posts

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.