Deutsche Bank se convirtió el martes en la primera institución financiera importante en pronosticar una recesión en Estados Unidos.

Washington, DC. (VOA) – La economía de Estados Unidos enfrenta muchas amenazas: la guerra en Ucrania, los altos precios de los comestibles, las cadenas de suministro fragmentadas, la pandemia persistente y el aumento de las tasas de interés que ralentizan el crecimiento.

La Casa Blanca de Biden está apostando a que la economía de EE. UU. es lo suficientemente fuerte como para resistir estas amenazas, pero existe un temor creciente entre los votantes y algunos analistas de Wall Street de que se avecina una recesión económica.

- Publicidad - HP1

Los próximos meses pondrán a prueba si el presidente Joe Biden construyó una recuperación duradera llena de empleos con el paquete de ayuda de 1,9 billones de dólares el año pasado, o una economía sobrealimentada por la ayuda del gobierno que podría caer. Lo que está en juego para los demócratas antes de las elecciones intermedias es si los votantes ven de primera mano en sus vidas que la inflación puede ser controlada y que la economía puede funcionar sin sobrecalentarse.

Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional de la Casa Blanca, dijo a los periodistas esta semana que la tasa de desempleo del 3,6 % y el sólido crecimiento del año pasado colocan a Estados Unidos en un lugar seguro en comparación con el resto del mundo.

“La pregunta central es si la fortaleza de la economía estadounidense es ahora un activo o un pasivo”, dijo Deese. “Lo que hemos hecho en el transcurso de los últimos 15 meses ha impulsado una recuperación económica excepcionalmente fuerte en los Estados Unidos, lo que nos posiciona excepcionalmente bien para enfrentar los desafíos que se avecinan”.

Pero otros ven una economía que podría tener dificultades para preservar el crecimiento mientras reduce la inflación que ahora se encuentra en un máximo de 40 años del 7,9%. La Reserva Federal ha señalado una serie de aumentos de la tasa de interés de referencia y otras políticas para frenar la inflación este año, sin embargo, la invasión de Ucrania por parte de Rusia ha desestabilizado los mercados mundiales de energía y alimentos de una manera que podría impulsar los precios al alza.

Deutsche Bank se convirtió el martes en la primera institución financiera importante en pronosticar una recesión en Estados Unidos. Y el economista de la Universidad de Harvard, Larry Summers, demócrata y exsecretario del Tesoro, señaló que la economía de EE. UU. ha entrado en recesión en dos años cada vez que la inflación eclipsó el 4% y el desempleo estaba por debajo del 5% como ahora.

Joe LaVorgna, quien trabajó en la Casa Blanca de Trump y ahora es economista jefe para las Américas en Natixis, dijo que espera que el crecimiento económico este año sea apenas inferior al 1%, un nivel potencialmente peligroso.

Si bien los balances de los hogares son sólidos y el desempleo es bajo, los salarios no se mantienen al día con la inflación, lo que podría frenar el gasto de los consumidores. Y las interrupciones en la cadena de suministro y los mayores costos de energía serán obstáculos adicionales.

[Con información de The Associated Press]

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Especiales

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo electrónico.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna nota?
No dude en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por usted.

Síguenos en nuestras redes sociales.