La famosa Cueva del Diablo en Mazatlán

Mazatlán es uno de los destinos turísticos más reconocidos por sus paradisíacas playas y su divertida vida nocturna, visitar la Cueva del Diablo es sin duda uno de los lugares básicos a la hora de turistear por las calles mazatlecas.

Ciudad Juárez, Chih. (ADN / Ximena Gamboa) – Si bien se sabe, Mazatlán es reconocido por sus paradisíacas playas, su tradicional banda sinaloense y su divertida vida nocturna para todas las edades.

Se encuentra en el estado de Sinaloa y fue fundada en el año de 1531.

- Publicidad - HP1

Pasear y disfrutar del malecón en una pulmonía es algo indispensable al visitar Mazatlán, justo en el malecón se encuentra la Cueva del Diablo, destino turístico muy popular y que guarda leyendas urbanas.

Una de las leyendas dice que la cueva era utilizada por los piratas para guardar y esconder sus preciados tesoros.

También, se dice que la cueva durante el siglo pasado tenía un olor característico a azufre, olor que se relaciona con el diablo.

Otra leyenda, cuenta que un hombre que trabajaba en la ampliación del malecón de Mazatlán afirmaba que tuvo un encuentro con el mismo diablo en la cueva, el hombre salió con bien. Sin embargo, desde ese momento se dice que el diablo se escucha en ese lugar.

Una de las tantas historias, narra que la cueva se usaba para almacenar el hielo que llegaba a Mazatlán, por lo que el cerro es llamado el de la Neveria.

La cueva es decorada por fuera y casi siempre está cerrada, pero es típico ir a tomarse una foto en aquel enrejado color rojo con el nombre de Cueva del Diablo. El lugar es totalmente gratuito

Estando en el malecón no te puedes perder de comer unos buenos mariscos frescos, en especial de un ceviche, típico de esta región.

Foto: más-mexico.com.mx

ADN Iicon 06
Redacción ADN / Agencias

¿Quieres compartir información o enviar boletines de prensa?
Envíanos un correo.

¿Tienes dudas? ¿Necesitas verificar alguna noticia?
No dudes en enviarnos un correo, con gusto la verificamos por tí.

Síguenos en nuestras redes sociales.