¿Y si nos independizamos?

Debido a la hostilidad criminal y manifiesta de López hacia nuestro querido Chihuahua, bien haríamos en pensar la secesión de nuestro estado de la República de Mexicana, se que este esbozo de propuesta suena terrible y que además López no es el dueño del país aunque actúe como tal y sus fanáticos lo secunden. La sola pretensión actuaría como un severo electroshock en el cerebro de un demente (no lo digo por el presidente, este es otro loco), más aún si otros estados del norte se sumaran a esta idea independentista, que se quede con sus favorecidos estados del sur que lo ven como monarca o bien como un Dios. Lo que no acabo de entender, es por qué el odio enfermizo hacia Chihuahua, de la misma manera López odia la cultura, la ciencia, el desarrollo, el progreso, el trabajo… si, ese debe ser el motivo, nuestro estado representa todo eso.

La más reciente canallada.- se pretende cerrar en forma absoluta el suministro agua de la Presa de la Boquilla y con ello privar a la Cd. de Camargo de ese vital líquido para todo tipo de uso, incluyendo el agua para beber, cocinar o asearse, mucho menos para la siembra de hortalizas, esa infamia sería apoyada por la fuerza armada (Guardia Nacional y Ejército Mexicano) quienes vigilarían que en arroyos y acequias no fluya una gota de agua. Que yo recuerde en mis estudios de historia, ni el emperador romano Calígula (famoso por su locura) tenía esos alcances asesinos. Los chihuahuenses que continúan apoyando a este remedo de gobierno, bien podría establecerse en los estados del sur donde reina la idolatría más abyecta por el tirano e integrarse a esa especie de secta diabólica llamada Morena.

«Tu mamá llegó por ti, ya nos vamos…».- relata Adrián LeBarón que se quebró al oír esas palabras de una mujer rastreadora al localizar los restos de su hija asesinada, me pasa lo mismo al momento de escribir esto. Imaginen el tremendo dolor de esa madre de familia, me enternece el amor infinito hacia su hija desaparecida y la impotencia que deben sentir otros tantos padres y madres de familia a quienes les han arrebatado no sólo a un hijo (a) sino parte de su vida misma, mencionaba la impotencia porque saben que los asesinos permanecerán impunes y seguirán matando inocentes. ¿Es qué acaso nuestra sociedad está putrefacta hasta la médula de los huesos? Mucho me temo que así es, la ciudadanía cada vez más indiferente y un sistema de administración de justicia inútil y corrupto.

- Publicidad - HP1

Beatriz Gutiérrez en París, ¡perdón Francia!.- espero que no lo tomen como un acto hostil de parte nuestra esa visita, ¿es que acaso va a pedirles que se disculpen por las dos intervenciones francesas a nuestro país? O quizá pretenda revivir «La guerra de los pasteles» entre ambas naciones. ¿Es primera dama sólo cuando le conviene y para recibir honores? Digo lo anterior porque al asumir su marido como presidente, rechazó ese hon orífico cargo, nunca se le ha visto en hospitales, escuelas, guarderías y menos aún en zona de desastres, lugares donde una primera dama que se respete estaría. Ahora bien, eso sería en el caso de una pareja «Normal», en este caso ella hace juego con su nada juicioso marido, como dice la sentencia, «Se juntó Juan con su Rosita». Reitero, ¡perdón Francia! Ustedes están perfectamente informados de la impopularidad de los impropios habitantes de Palacio Nacional, que le están dando un lugar que no le corresponde por educación y diplomacia.

«Ser independiente es cosa de una pequeña minoría, es el privilegio de los fuertes»
– Fiedrich Nietzsche

«Sin agua no hay vida, vos no entiendes»
– Juan Carlos Aduviri

«Muchas maravillas hay en el universo; pero la obra maestra de la creación es el corazón materno»
– Ernest Bersot

Jose Cruz Pérez Rucobo
José Cruz Pérez Rucobo
Periodista y Crítico Político

Lic. en Economía por la UACJ. Me dedico al comercio como medio de subsistencia y al periodismo y crítica política como ejercicio lúdico. Soy un hombre de izquierda por naturaleza, cualquier cosa que ello signifique.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse