¿Y Reyes? …Feliz

Publicidad - LB3 -

Ciudad Juárez, corría el año 2002, apenas el año anterior había ocurrido lo imposible: El Tribunal Estatal Electoral del Estado de Chihuahua, había anulado las elecciones. El entonces alcalde de la ciudad, Ingeniero Gustavo Elizondo, en un alarde de soberbia, había desafiado la dirección del Instituto Estatal Electoral (IEE) que le mandató la suspensión de actividades de proselitismo y propaganda.

Elizondo decidió seguir “exhortando” a la población juarense a ejercer su voto, transmitiendo desde la vecina ciudad de El Paso Texas, creyendo que así estaría fuera del alcance del IEE, pues no. Los tribunales, tanto estatal como federal, coincidieron en que había elementos de violación sustanciales para anular el proceso electoral.

Ante tal situación, el Congreso del Estado designó un Concejo Municipal que gobernaría la ciudad durante el 2002, en tanto se efectuara la elección extraordinaria. Como Presidente del Concejo, fue designado el priista José Reyes Ferriz, evitando con este acto, que Acción Nacional gobernara la ciudad por cuarta ocasión consecutiva.

- Publicidad - HP1

Un año tenía el PRI, por conducto de Reyes Ferriz, para convencer al electorado juarense que el ya añejo y desprestigiado partido de la Revolución, si sabía cómo gobernar. Había que echar toda la carne al asador, y el licenciado Ferriz, se embarcó en una campaña de medios para promocionar una serie de obras, varias de ellas imaginarias, para alcanzar ese cometido. Posiblemente la más vistosa y emblemática seria la un transporte semimasivo de primer mundo, que, por fin, tendría Ciudad Juárez.

Se construyeron los primeros paraderos para este sistema, y se adquirieron 20 autobuses, 12 convencionales y 8 articulados. Publicaciones de la época señalan que el municipio erogó alrededor de 100 millones de pesos ¿que tenían que hacer los juarenses para, finalmente, tener un transporte público digno? Solo votar por el PRI. Pues bien, no lo hicieron y volvió a ganar el PAN.

La nueva administración, con Alfredo Delgado a la cabeza, de inmediato desestimó el proyecto aduciendo el gran costo del mismo. Los paraderos levantados, quedaron a disposición del vandalismo como monumentos al dispendio y el desorden gubernamental.

En la siguiente elección, para el periodo 2004-2007, el PRI regresaría al gobierno municipal con Héctor “Teto” Murguía, quien mantuvo en el olvido el proyecto, enfocado como estaba, en su “X” monumental. Lo que si hizo fue malbaratar los camiones adquiridos y demoler al menos tres de los paraderos construidos.

Como en una mala película de misterio, en la elección del 2007 sale triunfador el Licenciado Reyes Ferriz, si, aunque suene increíble. De inmediato, con gran bombo, anuncia que se retomará el proyecto, aunque eso sí, hay que empezar casi de cero, pues la inversión previa prácticamente estaba perdida. 500 millones de pesos se contemplan para rehabilitar la ruta y la compra de 100 camiones. La dicha rehabilitación consistió, principalmente, en la demolición de los primeros paraderos y la construcción de otros nuevos, así como la preparación del carril confinado.

A final de cuentas, de los 100 camiones prometidos, solo se compraron 50, y a un sobreprecio de más de 30 millones de pesos. Como si la burla no fuera suficiente, estos camiones fueron utilizados primero en la ciudad de Chihuahua, y regresados hasta el 2013, con evidentes muestras de deterioro. ¿Fue sancionado el licenciado Ferriz por el quebranto financiero demostrado? Desde luego que no, en cuanto terminó su maltrecha y desastrosa administración se fue del país para no regresar jamás (y hasta la fecha, esta desaparecido hasta de las redes sociales). Nunca se presentó una denuncia en su contra, seguramente eso lo hizo feliz.

Como un siguiente capítulo de la misma mala película, para el periodo 2010-2013, es reelecto Teto Murguía. Así es. Esta vez, quizás porque alcanzó a terminar su mega “X”, si le dio algo de atención al transporte semimasivo. Aunque no mucha, solo le alcanzo para, otra vez, malbaratar la mayor parte de los 50 camiones adquiridos.

Quien realmente retoma el proyecto es el gobierno estatal con el malogrado César Duarte a la cabeza, y como primer acto, le da un nombre, a partir del 2012 se ha de llamar ViveBus. En realidad, siempre debió ser una responsabilidad estatal, por definición legal. Pero bueno. Un año más tarde, a finales del 2013, no sin la consabida rehabilitación de paraderos, y nueva compra de camiones es que arranca el Vive Bus (agréguele otros 600 millones de pesos).

De las cinco o siete rutas proyectadas, solo una arrancó, la cual dio un servicio medianamente aceptable. Lo anterior fue constatado por su servidor, quien, cronometro en mano, confirmó que del centro de la ciudad, a la lejana colonia Tierra Nueva, él vive bus tardaba solo una hora. Los dos aspectos más criticables: la falta de más autobuses -especialmente en hora pico- y el hecho de que sobre la misma avenida, paralelo al carril confinado, transitaran las viejas rutas, entorpeciendo drásticamente la circulación vehicular.

En el 2017 fue anunciada la segunda ruta troncal, pero no seria hasta el 2020, ya con Javier Corral como gobernador que se da inicio a su construcción y se aprovecha para cambiarle el nombre. A partir del 2020, se le llama BravoBus. Desafortunadamente, el tiempo no le alcanzó a Javier para echar a andar el sistema, y la obra se quedó trunca (pero si se gastaron otros mil millones, incluyendo desde luego, nueva remodelación de paraderos).

Maru Campos, gobernadora del estado desde el 2021, por alguna ignota razón, decide suspender la circulación de la ruta uno, y el ViveBus, BravoBus, BRT o como se llame, deja de circular. Varios miles de Millones de pesos después, y a 20 años del inicio del proyecto, el transporte de Juárez, sigue indigno.

¡2 noticias de última hora! Se le volvió a cambiar el nombre al sistema, ahora se llamará Juárez Bus. Lo anterior seria irrelevante, si no se tuvieran que gastar más de tres millones de pesos para llevar a cabo este cambio. Segunda noticia de última hora, acaban de iniciar las pruebas para el uso de los camiones, paraderos, semáforos, andadores, etc. Menciona la gobernadora que esta fase llevará varios meses. Como decimos algunos, tómense el tiempo necesario, pero ¡ECHEN A ANDAR ESOS [email protected]$%ES CAMIONES YA!

P.D.1 con trivia, ¿Alguien sabe lo que significa BRT? La primera persona que conteste, se ganará un viaje, todo pagado por la línea 3 del JuarezBus (Si es que aún se llama así, y si es que algún día lo echan a andar).

P.D.2 también con trivia, ¿alguien sabe donde vive actualmente Reyes Ferriz?, y ¿saber que ya va a funcionar su proyecto lo hará feliz? Esperamos sus respuestas.

Es cuánto.

Jose Antonio Blanco SQR
José Antonio Blanco

Ingeniero Electromecánico. Juarense egresado del ITCJ con estudios de maestría en Ingeniería Administrativa por la misma institución y diplomado en Desarrollo Organizacional por el ITESM. Labora desde 1988 en la industria maquiladora. Militó en el PRD de 1989 al 2001.

En la actualidad, un ciudadano comprometido con las causas progresistas de nuestro tiempo, sin militancia activa.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse