Crónicas del Poder


“…Complejo evolutivo entre el Ornitorrinco y el Ajolote…”

“…Las opciones de alternativa de una clase política parasitaria son muy complejas, la crisis de la partidocracia, de toda índole, priista, panista, morenista y sucesivas dan muy poco margen a la posibilidad de una renovada representatividad electoral, capaz de entusiasmar a un electorado ahíto de agravios y desencantos…” “…la democracia requiere de un repunte auténtico de la sociedad civil, de aquellos grupos organizados que no vayan al influjo de la “bufalada” de índole diversa, de una inteligencia colectiva que supere los “encantos” de un populismo repugnante de un culto a la personalidad incapaz de mover inteligencias y voluntades realmente de anclaje civil y democrático…”

- Publicidad - HP1

Así lo expresa de manera categórica el docente y académico, en la calma productiva de un espacio cubicular de la Institución extraordinaria de prestigio de investigación reconocida por el prestigio de producción intelectual al servicio de los mejores intereses de un México amenazado de perder márgenes de maniobra en relación al pensamiento y la expresión libres, debido al anclaje progresivo de un voraz cuanto mediocre populismo al servicio de la incapacidad cultural y reflexiva de un país sufriente de luminosidad de saberes respetables.

“…Nuevos libros de autores como Carlos Elizondo Mayer Serra, José Antonio Crespo, Roger Bartra o Leonardo Curzio, y los que se acumulen, configuran una finalmente lúcida crítica al populismo autoritario, con tendencias inerciales fascistas, que tiene como común denominador observar críticamente la deriva lingüístico-discursiva sin verdaderos amarres éticos para el cambio social. La Mentira se ha entronizado con todo desparpajo desde la misma palabra presidencial que dejó Los Pinos para magnificarse en Palacio Nacional…”

“…Esa es la política discursiva pragmática de lo que analistas como Luis Antonio Espino llaman de la “hipersinceridad demagógica” y que vivimos en México, cuyo principal exponente es, qué duda cabe, el mismísimo AMLO. Él se muestra a diario tal cual es por más de dos horas en los rituales políticos falsamente llamados “conferencias de prensa”. Con la exhibición orgullosa de sus carencias, prejuicios, rencores y defectos, AMLO ha construido un poderoso vínculo emocional con sus seguidores, el cual es impermeable a la evidencia sobre los desastrosos resultados de su gestión. Lo importante, dicen los seguidores y defensores de AMLO, es que ellos sienten que él es el primer presidente que tiene la intención sincera de estar del lado de los desposeídos…”

“…Por eso él habla a diario de sus presuntas virtudes: honestidad, austeridad, congruencia, valentía, sensibilidad, cercanía con el pueblo. Y habla también a diario de los vicios y pecados de sus adversarios: maldad, avaricia, corrupción, elitismo, clasismo. Al centrar su discurso en las personas, y no en los hechos o las ideas, que es la definición retórica de la demagogia, AMLO ha logrado ser juzgado por lo que la gente siente que son sus buenas intenciones, no por sus resultados…”

“…Esa es precisamente la Mentira de la Hipersinceridad, al final simplemente demagogia populista, liberal y democráticamente despreciable, cuando el discurso se enfoca en la calidad de las intenciones más íntimas de los actores y en si son o no son buenas personas, no es sorprendente que la atención a la gobernanza real quede en segundo plano. La política se mueve de una discusión de decisiones y acciones a una discusión sobre las verdaderas intenciones y la buena voluntad. La arena política se vuelve un despliegue de intimidades, más que una discusión de asuntos públicos, y se ve dominada por el melodrama y la desconfianza, tal y como lo ejemplifican personajes tales como los impresentables candidatos o candidatas a gubernaturas Félix Salgado Macedonio, Samuel García o “Maru” Campos…”

“…Dice nuestro amigo y destacado analista, politólogo, Mauricio Merino en relación a AMLO, con claridad meridiana en su reciente artículo titulado ¿Cómo se llama esto?: “La combinación del desdén por la Constitución y sus instituciones, el creciente aprecio por el militarismo, la escalada de violencia verbal y política contra cualquier tipo de disidencia, el manejo discrecional del dinero público, el uso de las creencias religiosas y de la fe y la cuidadosa construcción de un aparato de control territorial dirigido personalmente por la oficina del presidente, además de la invocación al pasado glorioso de México, la negación de la evidencia empírica, el manejo estratégico de las amenazas y la repetición cotidiana de una verdad construida tenazmente desde el poder, lo distancian del tipo ideal de los populismos tradicionales y lo hacen más proclive al fascismo”…”

Termina afirmando nuestro fino académico interlocutor, “…No debemos tomarnos a la ligera el estilo simplón y chusco, ladino y taimado de AMLO, costal de triquiñuelas demagógico, el retroceso autoritario populista o algo aun peor son una verdadera posibilidad en el horizonte del nuevo-viejo tiempo político mexicano, la construcción nefasta de una jaula inverosímil para confinar a la siempre difícil democracia mexicana…”

Los saldos del coctel del resentimiento y la ignorancia

Sergio Armendariz SQD
Sergio Armendáriz
Comunicador Social en Organismos Privados y Públicos

Comunicador en Radio, TV, Prensa Escrita y Portales Electrónicos. Académico Universitario. Funcionario Educativo. Miembro Consultivo en OSC.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.