Crónicas del Poder

                                                             “…Símbolos culturales de nuestra frontera…

 

- Publicidad - HP1

   «…Es poco conocida la historia de la emblemática X de Sebastián en Ciudad Juárez, la escultura monumental de más de 60 metros de altura, que con orgullo y por derecho propio se ha constituido en uno de los más importantes símbolos que identifican a esta pujante e industriosa ciudad fronteriza, recordémosla…», nos invita afable el influyente personaje, cercano como pocos a los más altos círculos de poder en el Altiplano, mientras degustamos un exquisito Cogñac Hennessy XO, en pesadas copas de cristal cortado, frente a la chimenea de su imponente residencia en Las Lomas de Chapultepec, allá en la Ciudad de México.

   «…El proyecto inicial es promovido en el 2005 por el propio artista y escultor ante las autoridades estatales y municipales de esa época, encabezadas por José Reyes Baeza y Héctor Murguía, quien para evitar conflictos con muchos de sus detractores, convoca a varios empresarios a constituir un Patronato que promueva y financie la imponente obra, lo integraron Carlos Chavira, Ernesto Anaya, Sergio Cabada, Ricardo Betancourt y José Antonio González…»

   «…La tarea no fue nada fácil, pues en primer término había que conciliar las personalidades contrastantes del artista con el político Murguía, de carácter explosivo y sumamente veleidoso, a pesar del interés personal que el entonces gobernador había manifestado y de las instrucciones dadas al munícipe de que brindara su más amplio apoyo…»

  «…En no pocos momentos el proyecto estuvo a punto de naufragar, ante rabietas y desplantes de Murguía, quien a toda costa quería imponer su criterio muy particular al celebrado escultor, quien con diplomacia y mano izquierda logró hacer entender los alcances y características que debía reunir la magna obra…»

   «…El primer tropiezo se da en la definición de la ubicación de la escultura, cuando Murguía insiste en que sea en los Hoyos del Chamizal, en donde efectivamente se empieza a colocar la cimentación a un costo millonario, cuando una lluvia providencial provoca un gigantesco encharcamiento, como los expertos lo habían anticipado, que obliga al munícipe a regañadientes a aceptar cambiar la magna obra a su actual localización, solo que para entonces ya casi había terminado su administración, y la obra se suspende…»

   «…A la llegada del sucesor de Murguía, José Reyes Ferriz, este se niega a retomar el proyecto, todo se suspende por largos tres años, y solo hasta que el destino hace que Murguía vuelva nuevamente de alcalde del 2010 al 2013, es cuando se reinician las obras y el Patronato impulsa numerosas actividades promocionales, entre ellas emitir un Tequila conmemorativo, o bien una edición especial de vino de Baja California, así como acuñar monedas de oro y plata, para recaudar fondos suficientes para financiar la costosa obra…»

   «…Sebastián propone que se realice una gigantesca colecta de llaves y otros artículos de metal entre toda la población, para que la ciudadanía se adueñe de la obra y la haga suya, pero los tiempos políticos lo impiden, el nuevo gobernador César Duarte bloquea el proyecto, y la subasta de réplicas de la escultura se detiene…»

   «…En este punto cabe destacar que el empresario Carlos Chavira, quien ya enfrentaba una absurda cuanto inexplicable persecución política del gobernador, por haber encabezado con un éxito inédito Juárez Competitiva, era también depositario y custodio desde años atrás de las réplicas de la X, todas ellas numeradas y debidamente acreditadas con resguardo oficial de la Presidencia Municipal, cuando al enterarse Duarte, ordena de inmediato una auditoría fulminante, para tratar de encontrar la menor discrepancia y tener elementos para crucificar al destacado líder empresarial, naturalmente no encuentra nada, pero ello motiva una nueva pausa que difiere el término de la obra y su inauguración…» 

   «…Casi a la conclusión de la administración de Murguía es cuando finalmente se realiza la inauguración de la emblemática escultura, con la presentación estelar de Alondra de la Parra y su orquesta sinfónica, a la que no pudo asistir el escultor Sebastián, y que fue burdamente interrumpida por el propio Duarte, acompañado de Juan Gabriel, a quien obligó a hacer una presentación fuera de programa, para «hacer sentir quien manda», para sorpresa del público asistente…»

   He aquí un ejemplo de narrativa real del complejo entrecruzamiento de los símbolos culturales y la política, que se dan en ocasiones en nuestra querida Ciudad Juárez.

   Desde aquí también, nuestro reconocimiento al celebrado escultor y artista plástico, al chihuahuense Sebastián.

   Feliz Año 2022.   

Sergio Armendariz SQD
Sergio Armendáriz
Comunicador Social en Organismos Privados y Públicos | + posts

Comunicador en Radio, TV, Prensa Escrita y Portales Electrónicos. Académico Universitario. Funcionario Educativo. Miembro Consultivo en OSC.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.