VOCES LIBRES | El Poder es para Poder…

«…La historia de la detención de César Duarte se escribió años atrás, cuando con soberbia menospreció a un recio Senador de la República, quien con valentía denunció las atrocidades cometidas por el entonces gobernador de Chihuahua, la forma en que saqueaba las finanzas públicas estatales y sometía al Estado todo al imperio de sus caprichos y su soberbia, y que por respuesta recibió una andanada de calumnias y difamaciones personales y familiares, publicadas con cargo al erario en los titulares de los más importantes medios de la capital del país, además de espectaculares en todo el estado, con las fotos de sus familiares denostados; jamás consideró el tirano la revuelta ciudadana que se le vendría tumultuosa en los siguientes meses y años y que terminaría por defenestrarlo de manera fulminante, en una elección histórica en la que el referido Senador ocuparía por mayoría abrumadora el puesto del ególatra y megalómano, quien huyó temeroso y cobarde, antes de entregar el poder a su legítimo sucesor…», nos refiere con pleno conocimiento de causa el influyente personaje, cercano como pocos a los altos círculos de poder en el altiplano, mientras degustamos un exquisito Tequila Barrique de Ponciano Porfidio, Extra Añejo, 100% de Agave Azul.

«…Lejos estaba Duarte de imaginar la hecatombe que lo esperaba el día de la elección, con suficiencia informó la víspera al entonces Presidente de la República que no se esperaba ningún contratiempo, que su delfín Enrique Serrano ganaría la gubernatura sin mayor contratiempo, y que la prevalencia del PRI estaba asegurada, una semana después todavía no se recuperaba del brutal y sin duda traumático impacto, tuvo que ser prácticamente sacado a rastras de su despacho en el Palacio de Gobierno, donde se acuarteló a piedra y lodo, al parecer en lamentable estado intoxicado, y gimiendo como un infante la pérdida repentina del poder que ya acariciaba por seis años más, imaginándose un nuevo y poderoso caudillo transexenal…»

«…Como un tramposo y traicionero pandillero de barrio, Duarte hizo hasta lo imposible por obstruir la transición, poniendo todos los obstáculos a su alcance, en un vano esfuerzo por detener lo inevitable, aunque no dejaba de estremecerlo la cuidadosa minuta de la gigantesca corrupción que a borbotones afloraba en cada una de las dependencias auditadas; en el colmo del delirio y el rencor, intentó primero dejar sin transporte público a los habitantes de la capital, y luego fomentó un artificial desabasto de gasolina, para intentar paralizar el aparato productivo, lo que desde luego causó graves daños a la economía de la Ciudad de Chihuahua…»

- Publicidad - HP1

«…Por primera vez en la historia y de manera vergonzante, no se presentó a la ceremonia de inicio de gobierno de su sucesor, temeroso de que a su término fuera detenido y llevado ante tribunales, y optó por huir hacia los Estados Unidos, en donde se refugió en varias casas de El Paso, Albuquerque y Santa Fe, pero también en Miami, donde su hijo había comprado lujosas residencias e intentaba invertir en nuevos desarrollos inmobiliarios, naturalmente con recursos evadidos del erario estatal…»

«…Jamás pudo disfrutar de esta vida de prófugo que lo mantenía constantemente al acecho, intuyendo que en cualquier momento podría ser detenido; los numerosos reportajes de sus eventuales salidas públicas así lo confirmaban, además de los gritos e insultos que llegó a recibir en distintos aeropuertos de la Unión Americana, por parte de indignados chihuahuenses que por poco lo agreden a golpes, ante el gigantesco desfalco y abandono que dejó detrás de sí…»

«…El cerco se estrechaba y las evidencias de que en Texas y Nuevo México había ya un operativo en marcha para arrestarlo, lo hicieron trasladarse con prontitud a Miami, en donde pensó que con un bajo perfil, sería suficiente para engañar a las autoridades; la fuerza de los expedientes legales que su sucesor integró con precisión jurídica, paciencia y esmero en los años previos, terminaron por aplastarlo…”

«…La ironía del destino es que al alcanzar César Duarte su punto más bajo de escarnio público, Javier Corral se coloca en los cuernos de la luna, en donde su futuro político se ensancha, y el cielo es el límite, como lo dijera el afamado fisicoculturista norteamericano Jack LaLanne, quien viviera hasta los 97 años en plenitud de sus facultades…»

¿O alguien lo duda…?

Sergio Armendariz SQD
Sergio Armendáriz
Comunicador Social en Organismos Privados y Públicos

Comunicador en Radio, TV, Prensa Escrita y Portales Electrónicos. Académico Universitario. Funcionario Educativo. Miembro Consultivo en OSC.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.