Voces Libres | César Duarte ¿Presidente de la República…?

«…Las atrocidades, gigantesca corrupción y criminal saqueo a las arcas públicas que realizó César Duarte cuando fue gobernador de Chihuahua, sólo fueron superadas por su desbordada imaginación y febril fantasía, al soñarse poderoso funcionario federal, con sobrados méritos para aspirar indistintamente a la Presidencia del CEN del PRI, entonces encabezado por el exgobernador del Estado de México, César Camacho, y cuyo sucesor final fue Manlio Fabio Beltrones; la Secretaría de Agricultura, entonces encabezada por el exgobernador de Coahuila Enrique Martínez y Martínez, relevado por el gobernador de Querétaro, José Calzada, quien por cierto fue con anterioridad Administrador de la Aduana de Ciudad Juárez; Secretario de Gobernación, cuyo titular fue siempre el exgobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Osorio Chong; en la lógica ranchera de Duarte, el siguiente paso natural sería convertirse en candidato presidencial y luego en feliz ocupante de la Residencia Oficial de Los Pinos, por cierto, contando con la ilusa confusión de muchísimos embaucados de toda laya, lubricados por ingentes cantidades de dinero público en las coladeras de la corrupción, manejadas con demente frenesí…” nos comenta jocoso el influyente personaje, cercano como pocos a los altos círculos de poder en el altiplano.

La animada plática y entrevista tiene lugar en su residencia particular, ubicada en Las Lomas de Chapultepec de la Ciudad de México, mientras desayunamos exquisito desayuno norteño: crujientes chilaquiles rojos, cubiertos con generosidad en queso menonita traído directamente de Cuauhtémoc, con dos huevos estrellados montados a punto de perfección, frijoles refritos, tortillas de harina recién salidas del comal, café Combate Premium, fruta fresca con lo mejor de la manzana y durazno chihuahuenses, y las infaltables esponjas de vainilla y chocolate, toda una delicia.

«…Bien dice el refrán que no tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre, y en los desvaríos de Duarte jugaron un papel muy importante avezados cuanto ambiciosos políticos, destacadamente su mentor Emilio Gamboa, entonces Coordinador de la Mayoría Priista en el Senado, y antes Jefe Político del ballezano en la Cámara de Diputados, el yucateco fue el beneficiario real de los negocios de su familia y cercanos colaboradores en las principales compras y contratos del Gobierno de Chihuahua: medicinas, obra pública, concesiones de servicios públicos y manejo multimillonario de medios nacionales, todavía se recuerdan titulares de ocho columnas en la brutal embestida contra Javier Corral, por los que se pagaron en efectivo hasta cien millones de pesos, entregados en voluminosas maletas a personeros de Gamboa…»

- Publicidad - HP1

«…La exgobernadora de Tlaxcala y entonces presidenta del CEN del PRI, Beatriz Paredes, fue esencial para apoyar la nominación de Duarte a la gubernatura en el 2010, lo que explica el apoyo de este a su precandidatura a la Presidencia de la República en el 2012, contra toda lógica, que finalmente ganó Enrique Peña Nieto; fue su madrina política desde entonces y sus vínculos continuaron desde la embajada en Brasil a la que fue desterrada…»

«…Luis Videgaray se sirvió de Duarte para su diseño de ingeniería financiera, en la que transfería recursos del erario público a campañas electorales de otros estados; fue conducto para que su exjefe Pedro Aspe ganara cientos de millones «asesorando» a Duarte en la reestructura de la deuda pública, que en los hechos fue solo comprometer la totalidad de las participaciones fiscales futuras de los siguientes treinta años, a cuenta de decenas de miles de millones de pesos que Duarte mayormente se embolsó, sin ningún beneficio palpable para la entidad que entonces gobernaba…»

«…Para algunos avezados analistas políticos César Duarte fue de cierto un consumado clarividente, que anticipó con astucia cambios en el gabinete, como la llegada de un gobernador en funciones a la Secretaría de Agricultura, que desafortunadamente no fue él, y luego la profecía de un chihuahuense en Palacio Nacional, ¿se referiría quizás a su inmensamente odiado sucesor?…»

“…Cosas del destino, del bello sueño en una silla monárquica, viajando a la tosca realidad de un camastro en prisión…”

Vanidades humanas.

Sergio Armendariz SQD
Sergio Armendáriz
Comunicador Social en Organismos Privados y Públicos

Comunicador en Radio, TV, Prensa Escrita y Portales Electrónicos. Académico Universitario. Funcionario Educativo. Miembro Consultivo en OSC.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.