La transparencia como un tema, hoy en día como de moda; ha venido evolucionando en este corto tiempo.

Hablar de transparencia gubernamental nos lleva a que día con día el actuar público, político y social nos da la oportunidad de estar más de cerca en el conocimiento de que se hace con los recursos públicos.

No obstante, no es solo el saber que se hace con ellos si no se asignan de una manera responsable y eficaz.

- Publicidad - HP1

Ciudad Juárez, una ciudad mejor conocida como una ciudad resiliente a los problemas sociales, estos últimos años ha enfocado mucho esfuerzo en la manera que los presupuestos públicos se designan, con nuevas leyes estatales que obligan al erario público ser lo más transparente en los procesos tanto de licitación, adjudicaciones directas y de como se ejercen los recursos propios, para la mejora de la administración pública municipal y una ciudadanía informada.

Tener gobiernos responsables, no sólo fuera, sino dentro de la administración pública; nos llevará a tener gobiernos más confiables.

Gobiernos que se pueda confiar de una manera que no solo sus acciones asistencialistas se vean bien, sino un actuar administrativo que tiene en algún momento que estandarizarse y homologarse en cada proceso.

La transparencia es y será una arma importantísima en el actuar político de cada servidor público, una arma que destruirá las formas que hace algunos años se utilizaba para robar al pueblo, de compadrazgos, de opacidad al momento de decidir a quién le damos nuestra confianza al momento de gobernarnos, es por eso que la transparencia nos ayudara día con día a tener un mejor manejo, control e informado del sector público.

Abraham Monarez
Abraham Monarez
+ posts

Lic. Administración Pública y Ciencia Políticas. Maestría en Administración. Consultor para la International Youth Foundation. Director de Transparencia del Municipio de Juárez. Catedrático en la Universidad Autónoma de Chihuahua.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.