De verdad que jodido debe estar nuestro México en sus evaluaciones y evaluadores, como para que Ciudad Juárez, haya sido catalogado como la ciudad con el quinto mejor alcalde del país.

La calificación otorgada a Armando Cabada Alvidrez trascendió en medios locales en días pasados.

¡Caray! Si que hay que preocuparse por dos razones, la primera por como se evalúa esa clasificación y no se ve nada que a Juárez la resalte de otras ciudades ordenadamente hermosas con Alcaldes eficientes y reconocimiento social en el país y, segundo, porque quizá seamos demasiado ciegos en Juárez que no vemos las cualidades que sustentan esa calificación.

- Publicidad - HP1

¡Vaya! ¿Será para preocuparse…? Yo creo que sí, pero también creo que no.

Para calificar a un Alcalde por supuesto que debe incidir mucho en esa calificación la infraestructura urbana y su estado, el mantenimiento, la limpieza, el medio ambiente, los servicios, sus instituciones de seguridad y auxilio ciudadano, su administración, su gestión, la salud financiera de la ciudad, sus funcionarios y empleados, sus instalaciones, la observancia y respeto a ley, la comunicación con los ciudadanos, la coherencia entre lo que se dice y se hace; en fin, se necesitan evaluar muchos indicadores para tomarse la osadía de dar tal calificación como uno de los cinco mejores Alcaldes de México, o al menos uno de los cinco con calificación reprobatoria convertida a aprobatoria tras un manejo de interpretación mercantilista, hasta donde se llegó a investigar sobre ese increíble nombramiento.

Nuestra ciudad ha sido gobernada por hampones, ladrones y corruptos; que incluso hasta cobardes han llegado a ser, porque rehuyen vivir en esta ciudad y cruzan a El Paso para poder dormir tranquilos.

Hacen sus raterías, sus tranzas, sus corruptelas y sus complicidades mafiosas en Juárez y se van; dejando sus pesadas cargas de corrupción en Juárez.

Se van a El Paso, al menos los últimos 4 trienios ha si ha sido así, para que ellos mismos se sientan seguros en sus personas, porque aquí no lo están y lo saben.

Se originó en un medio electrónico, para después replicarse en otros como producto de un boletín de prensa oficial con la noticia mercantilmente manipulada, pero por supuesto con la anuencia del Alcalde en funciones Armando Cabada.

Cuando hay vacío en las personas y en sus gestiones, hasta con basura del relleno informativo se procuran falsamente engrandecer.

Recordemos que esos estudios que arrojan un posicionamiento en la reputación no son gratuitos; por supuesto tienen costo y muy alto. Es por ello, precisamente, lo que interesa saber:

¿Quién pagó esta calificación? O ¿al amparo de qué mecanismo de recompensa se escudan para informar ese nombramiento?

Muy interesante será conocer las respuestas de esas preguntas, pronto tal vez se pueda husmear en los libros del Ayuntamiento o esperar, sentados, el informe del Síndico Municipal, o de los Regidores, o de auditoría.

Solo que habrá que esperarlo bien sentaditos para no cansarnos, ojalá sea Javier González Mocken el que nos aclare de dónde sacó Cabada esos recursos para su reconocimiento si es declarado Alcalde de Juárez.

Nada más con ver la ciudad, el equipo -humano y material- y el trabajo de Armando Cabada para darse cuenta que esa calificación es una payasada más…

En días pasados, lo hago como remembranza, el Alcalde Armando Cabada estuvo en la Ciudad de México y declaró que Ciudad Juárez forma parte del eje motor del programa de gobierno de AMLO, siendo una de las ciudades prioritarias para su administración.

En ese escenario, resulta que el mismito AMLO recibe a Javier González Mocken en persona y a Armando Cabada lo manda con el que será el titular de la SEDATU.

La misma información cruzada me da el indicativo de cómo lo ven los próximos gobernantes:

  1. No lo ven como el próximo presidente municipal
  2. Lo ven como el presidente municipal en funciones.

Y conste, Don Q. Chillito dice: “yo nomás digo, nomás cruzo sus mismas informaciones.”

Existe una tendencia ya en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federal con respecto a las elecciones viciadas, manipuladas y marraneadas por los involucrados que cuando no permiten ver con claridad a los Magistrados para dar una resolución que ellos pudieran determinar como apegada a derecho y a la verdad.

Se están yendo por las ANULACIONES y revocación de las constancias de mayoría de algunos de los involucrados, en principio es una respuesta acertada para que prevalezca la claridad y la verdad.

Todo indica que en Ciudad Juárez iría en ese sentido o al menos que la constancia de Mayoría decretada por el Tribunal Estatal a Armando Cabada no será procedente.

Si se anulan las elecciones de Ciudad Juárez, los Magistrados darán a entender que esta elección municipal fue un intento descomunal por robarles el valor y el peso del voto a los ciudadanos por algunos de los involucrados ante la posibilidad de perder.

En esto tiene, forzosamente, que haber consecuencias de responsabilidad y jurídicas para quienes participaron en el marranero que hicieron en las urnas dentro de la AEMJ, porque hicieron dentro de la Asamblea Municipal todo su cochinero por lo tanto se puede determinar perfectamente bien quienes fueron….. Solo faltará querer hacerlo.

Un compañero periodista y Analista Político local, Rafael Navarro, describe perfectamente el sustento de una solución final de los Magistrados para el resultado, y lo describe así:

“La sumatoria de todos los excesos es la parte moral de las resoluciones…” y tiene todo el peso de la razón.

Ciudad Juárez merece ya una administración que su gestión esté sustentada en el deber de RESPETAR las leyes y hacerlas respetar.

Juárez merece ser una sociedad de convivencia dentro de los cánones establecidos y TODOS respetando la ley y los reglamentos, es la única manera en que podamos salir adelante como ciudad y como ciudadanos. “Debemos dejar de hacer lo que nos venga en gana porque la autoridad lo permite, lo tolera y lo promueve”

Don Q. Chillito tiene muy claro quien no nos debe seguir gobernando por ser la anti-tesis de la concordia civil y ciudadana, la anti-tesis del equilibrio social y el detractor de los Reglamentos.

Tengo muy en claro que Armando Cabada no representa los intereses genuinos de los juarenses que buscamos una ciudad de equilibrios y observancia a las Leyes y Reglamentos, es cómplice de la impunidad…

ADN Don Q 01
Don Q. Chillito
Escribidor en | [email protected] | Website | + posts

¿Quieres colaborar con esta columna?
Puedes enviar tu denuncia, caso, foto, texto o lo que tengas que decir a [email protected]. Tu información será tratada con estricta confidencialidad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.