«Dios no tiene religión»
(Mahatma Gandhi)

«Hay algo infantil en considerar que es necesario un ser superior para darle sentido y significado a tu vida. Y esto lo digo porque en las primeras etapas de nuestro desarrollo nuestros padres se dedicaron a ello»
(Richard Dawkins –el espejismo de dios)

«La religión está en el corazón y los actos, no en las rodillas y el diezmo»
(Douglas William Jerrold – escritor periodista y humorista inglés)

- Publicidad - HP1

El concepto de dios ya es una antología de eufemismos en la vida del ser humano. Ateos, Libres pensadores, extremistas religiosos, los que explotan en los centros comerciales y los que dicen que tomar fotografías es del diablo (Los de playboy están condenados), y religiosos que dominan su libro sagrado de la A a la Z y no conocen a dios.

Pareciera que la religión es un mecanismo de escape a la realidad o un pretexto para atacarse la misma raza humana entere sí.

Para mí, la creencia en un ser superior elegido a voluntad o plurinominal (nótese el sarcasmo) radica en siempre buscar la armonía con dios y con cualquier dios ya que el concepto filosófico divino es la facultad de un individuo de perfeccionarse en mente cuerpo y espíritu sin corromper su estabilidad y no, la de atacar lo ajeno, prohibir cualquier acto que pueda o no hacernos dignos, desde el sexo hasta la información.

Estamos en un mundo donde dios pasa a ser segundo plano, donde importa más el dominio de  la creencia sobre otras, en la justificación de nuestra mediocridad usando «sea lo que dios quiera» o la frase matona de cierta religión que dice: «tenga cuidado conmigo porque soy un seguidor de dios».

La religión no debiera ser una ficha canjeable por un pase al paraíso, ni una ley inviolable que hará de lo peor de nuestra vida si no la seguimos, la religión debiera ser un emblema de paz, un mecanismo de defensa ante la maldad del ser humano (digo «defensa» no «ataque»), un lugar en nuestra mente para encontrar el placer de hacer el bien solo por el bien mismo y no para obtener algo a cambio pues como se menciona ene l evangelio sobre los avaros, aquellos que siempre buscan algo a cambio: Mas fácil entrara un camello por el ojo de una aguja que un rico al reino de dios (Mateo 19:214), esto dentro de mi percepción (científica, filosófica o demoniaca como mejor les guste) explica en parábola que una persona que en todo busca recompensa es un avaro, un rico (alguien que busca ganancia) cuando lo correcto (dentro de mi conocimiento en el ocultismo y la doctrinas herméticas) es obrar con la única intención de mejorar la vida de los semejantes, siempre y cuando yo como ser individual tenga la solvencia para ayudar, pues un «pobre» jamás enriquece la vida de otro «pobre» (Pobre es alegórico a no tener facultades de ningún tipo).

Hay tanto que lamentar en el progreso de este siglo, como muertes, genocidios, guerras por avaricia o poder político, asesinatos masivos por extremistas religiosos y fanáticos, discriminación por credo y «memes» religiosos queriendo apelar el intelecto de los demás haciendo «creer» que un inteligente es lo que la mayoría hace. A veces que la mayoría este de acuerdo quiere decir que sea lo correcto.

Deberíamos ya, buscar nuestra espiritualidad y nuestra razón de vivir en nuestros actos en nuestros conceptos y no buscar un pasaje express en cliche´s, tabú y pensamientos ajenos, solo para quitarnos el peso de nuestros errores y poder justificarle a «algo más» lo que nos pasa sea bueno o sea malo. Como se dice en los hospitales: si el paciente en condiciones graves se recupera es «Gracias a dios» pero si pasa algo negativo es «culpa del médico», así es el concepto moderno de dios: «perjudica a los infieles y beneficia a los leales».

Juntando en bultitos pequeños de este artículo similar a un arma de destrucción masiva en polvo quiero dar una reflexión más sobre dios:

Dios no tiene barba, no tiene pies ni lengua, pero siente frio, siente odio, siente amor siente el sol y puede hablar en un solo lenguaje: el de nuestra mente, nosotros somos dios (a «imagen y semejanza» recuerdan) y las religiones lo definen en símbolos en imágenes en algo que es diferente a nosotros, porque sabemos, que el ser humano es egoísta y ególatra y siempre busca estar por encima de los demás así que tenemos las religiones, que con la más pura intención de abrirnos paso a la paz espiritual nos dan símbolos superiores, más fuertes, con facultades envidiables por nosotros para así adorarles y buscar ser como ellos; pero nunca falta quien hace un lado la inteligencia y la educación y cree que por seguir la doctrina sin analizar y sin practicar va a estar con dios (la religión es para seres inteligentes que pueden ayudar a los demás).

La mayoría dice que siempre tienen un dios que escucha sus peticiones, yo en mi  humilde concepto de dios, tengo a dios exclusivamente para darle gracias, porque su enseñanza me permite encontrar la paz, la solvencia y la felicidad. Dios es «maestro», me enseña pero depende de mí «aprender» y claro de acuerdo a mis facultades por lo que siempre buscare ser tan bueno como dios y jamás llegare a ser como por qué dios es una guía que nunca termina, así es mi concepto de dios, un concreto alejado de cualquier doctrina religiosa y pensamiento político.

Hay muchos artículos que cuestionan hoy dia la religión, esto porque desde hace mucho, se ha practicado mal la doctrina y hoy oareciera que son deficiente e incluo peligrosas. Cierto Dios no esta en la religión pero si no hay unas bases que se enseñan en los templos, no podremos entender a dios y hay que entender su eneseñanza para practicafrla bien y los devotos de rodilla ensangrentada y «fanáticos mata infieles» solo hacen porque su poca percepción o inteligencia les permite hacer eso.

Hacer el bien el muy difícil, tarda en verse el efecto, es silencioso y requiere tiempo para que notemos sus efectos, por eso los hombres de paz, de fé, los buenos, sufren y sacrifican sus almas por los demás (como lo hizo el profeta Jesucristo, Mahoma y los demás).  La maldad es rápida, hace ruido, la gente la percibe fácilmente y es muy fácil de hacer pues sus resultados tiene efecto inmediato e impresionantemente la religión ya predica la maldad atacando otras religiones, otros pensamientos creando discordia o  «ENVIDIA» siendo un pecado capital (saludos religiosos de lavadero) .

Los pecados capitales son fáciles de hacer, es más, habemos algunos que tenemos maestría en el pecado capital Nº 1 y estoy por terminar un diplomado en Gula.

Este artículo es para invitarnos a reformar la humanidad, buscando medios de ayudarnos a nosotros mismos para después ayudar a los demás pues cuando dos se ayudan y uno sobresale, la discordia se manifiesta y la discordia crea conflicto, duda y envidia.

Si una religión te hace feliz, y te permite conocer a otros sean o no de tu misma religión, estas en el lugar indicado para ti, porque jamás crearas dudas, discordias o tendrás problemas con tu manera de pensar. Cualquier religión que tolera otra es mala, pues dios «acepta a todos por igual» sin discriminación de nada.

Les adjunto un moraleja que para mí, ha sido una de las civilizaciones más desarrolladas espiritualmente: La budista:

Un maestro oriental, cuando vio como un escorpión se estaba ahogando, decidió sacarlo del agua.

Cuando lo hizo, el alacrán lo picó. Por la reacción al dolor, el maestro lo soltó, y el animal cayó al agua y de nuevo estaba ahogándose.

El maestro intentó sacarlo otra vez, y otra vez el escorpión lo picó.

Alguien que había observado todo, se acercó al maestro y le dijo: “Perdone… ¡pero usted es terco! ¿No entiende que cada vez que intente sacarlo del agua lo picará?”.

El maestro respondió: “La naturaleza del escorpión es picar, y eso no va a cambiar la mía, que es ayudar”.

Y entonces, ayudándose de una hoja, el maestro sacó al animalito del agua y le salvó la vida.

No cambies tu naturaleza si alguien te hace daño; sólo toma precauciones.

Con la intensión de hacer un mundo mejor para mis futuros hijos y mi futura sobrina:

Carlos Carrazco (uno para todos y todos para uno)

Felipe Carrasco Profile
Carlos Felipe Carrazco Vega
+ posts

Empresario, escritor y autor compositor. Titulado en terapia física y rehabilitación. Participó en la antología de poesía "Letras mágicas" en la Asociación de Escritores del Noroeste del Estado de Chihuahua (ASENOCH).
Colaborador en Radio Net y asociaciones civiles.
Actualmente escribe artículos en el área de psicología, neurociencias y opinión político-social y es docente en secundaria en materias de matemática y física y de ciencias sociales en educación media superior.