Hace algunos años un grupo de jóvenes inquietos por su ciudad, les hablo 2008, ya más de 10 años;, estábamos algunos estudiando y otros ya terminando la universidad, nos encontramos con un punto en común: La ciudad se estaba cayendo a pedazos por la inseguridad.

Las redes sociales aún no eran el punto de reclamos sociales, teníamos que salir a las calles, teníamos que ir a buscar personalmente a los funcionarios públicos.

Hoy que tenemos más cercanía por medio de las tecnologías, no se si eso sea bueno o malo, ya tenemos un contacto directo con esas personas que en algún momento se veían inalcanzables.

- Publicidad - HP1

Ahora nos hemos convertido en los ciber activistas, donde con poner un post de Facebook nos sentimos los revolucionarios, los intelectuales, los dueños y creadores del pensamiento crítico.

¿Pero porque solo poner un post y no generar propuestas que puedan generar un cambio?

¿Qué necesitamos, como jóvenes y como ciudadanos, para salir de nuestra laptop o nuestras cuentas de twitter para en verdad generar esos verdaderos factores de cambios dentro de nuestro entorno?

Qué hacer para poder marcar la diferencia, no solo en nuestros trabajos sino también fuera de ellos.

Tratar de involucrarnos en actividades que, con los años, digamos que nosotros participamos, mucho o poco, para lograr tener una mejor ciudad.

Pensemos en esto un poco, iniciamos año y que mejor que involucrándonos en proyectos sociales, comunitarios o que nos ayuden a tener una mejor ciudad.

Abraham Monarez
Abraham Monarez

Lic. Administración Pública y Ciencia Políticas. Maestría en Administración. Consultor para la International Youth Foundation. Director de Transparencia del Municipio de Juárez. Catedrático en la Universidad Autónoma de Chihuahua.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.