El recuento de los daños

Esta es mi última publicación del año y sin duda unas líneas no bastarán para resumir los acontecimientos que mas marcaron este año en materia política económica y social, sin embargo, intentaré resumirlos.

Este 2017 inicio con un notorio incremento en el precio de los combustibles, resultado de una nueva política económica, así como de los precios internacionales del petróleo, no es por justificar las decisiones políticas, sin embargo, es de reconocerse que el incremento en el precio de la gasolina es resultado de que México produce petróleo más no produce gasolina, la importa, elevando así el costo que el consumidor deba pagar. Al igual de lo ocurrido con la gasolina paso con el gas, que de enero a diciembre aumento su precio históricamente, incrementándose un 41.6%, contribuyendo considerablemente al alza de los precios en 2017 y después de haber tenido niveles de inflación del 3%, en este año se registró la inflación más alta de los últimos 16 años, siendo del 6.9%.

nullEn materia económica las cosas pintan mal, y, pero aún en materia delictiva, especialmente para el saco de Chihuahua, donde este año se han registrado más delitos de alto impacto de los que se registraron durante la crisis de seguridad de 2011.

- Publicidad - HP1

Pero no todos los indicadores son malos, en este año se registraron las tasas de desocupación más bajas no sólo del ultimo sexenio sino de los últimos tres, con una tasa de desocupación promedio del 3.5%, sólo eso, este año fue positivo en la generación (registro) de empleos formales.

Otro tema de relevancia en el año fue el cambio de metodologías en la medición de la pobreza y el crecimiento de la economía. Con la nueva medición el país parece ser más estable, presentar mayores niveles de crecimiento y tener menores niveles de pobreza ¿será? Los cambios son convenientes, especialmente antes de anunciar a los precandidatos a la presidencia para 2018 y el analizar sus propuestas para ganar ofrecer mejores condiciones para la economía y el bienestar de los mexicanos.

Sin duda 2017 fue un año difícil, especialmente en materia económica: depreciación del peso, inflación, pérdida del poder de compra de las familias e inseguridad, los deseo para 2018 son positivos, sin embargo, hay que ser conscientes que se avecina un año difícil, un año de inestabilidad y con fuertes cambios en el país, resultado de las elecciones y las renegociaciones Tratado de Libre Comercio.

Que 2018 sea un año de prosperidad y éxito, así como de conciencia y reflexión, hay que ser previsores y esperar un mejor año que el que esta por terminar.

yo
Nancy Carbajal
Columnista • Economista

Lic en Economía de la UACJ y Candidata al Grado de Maestra en Ingeniería Económica por la Universidad la Salle. Columna semanal sobre temas de economía, finanzas, política y sociedad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.