¿Por qué somos vulnerables ante la pandemia?

En tiempos de pandemia se ha visto cómo aún los países más ricos, desarrollados y organizados del mundo han sido incapaces de no sufrir por este virus, COVID-19, y los dos grandes factores que nos han vulnerado son la salud y la economía.

Primero, como sociedad se entendió que más allá de la riqueza, contar con salud, médicos e infraestructura hospitalaria, es lo más importante sin esto nada es posible. Pero también, se ha visto como aún el país mas desarrollado o las mas desarrollados hoy por hoy se enfrentan a una economía parada, una crisis no vista en décadas, algunas de las empresas más importantes se declararon en quiebra, otras tantas cerraron miles de sucursales, millones de personas han perdido su empleo y con ello, la población mundial será más pobre, especialmente los que ya lo eran.

La semana pasada escribí un poco sobre la información publicada en los Censos Económicos de INEGI 2019 y comente que la información que éstos brindan daba para mas de una entrega, la semana pasada me centre en el tema de la vulnerabilidad de las empresas, especialmente MIPYMES para acceder al financiamiento y cómo éstas son las que más empleos y producción aportan a la economía.

- Publicidad - HP1

Esta semana, también analizare los censos económicos, pero con un enfoque en los servicios y cómo debido a nuestra dependencia de esta actividad es que hoy se puede explicar en buena parte la vulnerabilidad de México y su población ante la pandemia.

En México el 98% de las empresas son micro, pequeñas y medianas, pero más allá de ser vulnerables por el tamaño de las empresas que conforman la economía, se es propenso a la crisis y colapso económico por las actividades a las que estas se dedican.

En México 39 de cada 100 empresas se dedican a los servicios, especialmente restaurantes, fondas, cafeterías, juguerías, talleres mecánicos y salones de belleza, ¿recuerdas que establecimientos tenían que cerrar o bien solo atender por citas? En el país, las empresas de servicios generan 38 de cada 100 empleos y tuvieron que cerrar u operar en menor capacidad por la contingencia, esto implica desempleo, menor ingresos familiar y menor dinamismo de la economía. Sin contar comercios, en país mas de la tercera parte de empresas dejo producir por mas de tres meses por no ser empresas esenciales.

Si en el país una mayor proporción de empresas no fueran bares, restaurantes, hoteles, peluquerías sino empresas agroalimentarias, empresas farmacéuticas o fabricas productoras de equipos y suministros médicos, más allá de ensambladoras de celulares, televisores y autos, nuestra vulnerabilidad sería diferente, ¿no?

image 3La deficiencia del gobierno de México para enfrentarse a la pandemia es evidente, no solo en materia de salud sino en acciones para enfrentar la crisis económica. Después de casi cinco meses de contingencia, el tan famoso pico no llega y ya se habla de un rebrote, después de cinco meses, millones de mexicanos perdieron su empleos, miles de empresas, especialmente microempresas cerraron y no podrán reabrir, el comercio, los servicios y especialmente todo lo relacionado con el turismo y gastronomía se detuvo y por si fuera poco, mientras otros países destinan el 7, 10, 14 y hasta 30% de su PIB a la reactivación y atención de los más afectados, aquí no se destina ni el 1%.

Si bien es verdad que el gobierno no puede solucionar la vida de una población, sus acciones si pueden contribuir a disminuir los efectos negativos, hoy se debe priorizar reactivarse sin dejar de tomar medidas de salud básicas para evitar una mayor propagación y colapso del sistema de salud, también se deben crear apoyos para las MiPymes, créditos, asesorías y fomento al consumo local. El camino que falta por recorres posterior a la pandemia es largo y serán tiempos de crisis, es por ello que se puede contribuir con el apoyo a la base de empleo e ingreso de millones, el pequeño comercio y los servicios, contrata a tu vecino contador, cómprale a la fonda de la esquina, adquiere lo local y veras un impacto global.

yo
Nancy Carbajal
Columnista • Economista

Lic en Economía de la UACJ y Candidata al Grado de Maestra en Ingeniería Económica por la Universidad la Salle. Columna semanal sobre temas de economía, finanzas, política y sociedad.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.

InHouse