Non Perdona y Non Grata

Lupe se enamoró de Lázaro, quien le prometió, para casarse, una vida feliz, el esfuerzo y sudor de algunas partes de su cuerpo; le dijo que se esmeraría al máximo y que nunca le faltaría ser amada, le juró frente al altar y unas docenas de invitados serle fiel en la fiesta y en el funeral, en aguinaldo y al final de la quincena.

Lázaro no tenía porqué mentir, quien vive para hacerlo. Así que imaginan se casaron.

La cosa no estuvo nada fácil, el nuevo marido había sido mal encarrilado, hecho con malos moldes, pésimos ejemplos, miopía motivacional y cólera actitudinal mezclado con exceso de cebada y un toque de soberbia e idolatría.

- Publicidad - HP1

¿Y cómo Lupe no se dió cuenta ? Digamos que Lázaro estaba encampañado.

Figúrese usted a un político diciendo todos sus pecados para ganarse simpatizantes, no se puede, la providencia nos ampare de tal cinismo.

Lupe era romántica, pero no atontada, entendió que la habían engañado cuando no llegaron los esperados abrazos, ni los sudores corporales para el alma, ni los billetes de papel suave para limpiarse las lágrimas; cuando le faltó hasta la ilusión para soñar que algún día Lazaro cambiaría.

Lo corrió de la casa y lo declaró

“Non Persona – Non Grata”.

Montesquieu desde el inframundo debió haberse sentido decepcionado, cómo se iba imaginar que la idea de su obra “El Espíritu de las Leyes “ sobre el concepto de Persona Non Grata se le otorgará a un simple Lázaro.

Él había plasmado que el Estado podía expulsar a quien infrinja su ley o comprometiera la seguridad nacional, pero ¿Lázaro?

Comparto las razones en voz de Lupe para hacerlo:

-El Estado es mi casa, mi escuela, mi empresa, mi ciudad; y aunque no exista la regulación del derecho internacional de la figura de Non Grata como la facultad para rechazar Diplomáticos de un país, si alguien rompe nuestros acuerdos, puede pedirle que se vaya.

-Lazaro mintió, ofreció condiciones de mejora para mi vida que no solo no cumplió, si no que creía que era mi deber aceptarlo y perdonarlo solo por ser Lázaro y se equivoca.¿Por qué debo recibir en mi casa a quien no ha cumplido conmigo?

-El non grato traicionó mi confianza, para conseguir matrimonio y mortaja me ofreció luces y centellas ¿Por qué voy a querer en mi casa a quien se burla de mis anhelos y esperanzas?

-A Lázaro no le interesaron mis necesidades, ni cumplir sus obligaciones.

Me casé, esperé y desesperé.

Por eso, a pesar del terreno espiritual que me obliga al perdón, Lázaro no tiene que hacer nada en mi casa. No es bien recibido, que se vaya. Concluye Lupe.

Lupe, como muchos hombres y mujeres de esta ciudad estamos cansados, desesperados y decepcionados de ver cómo han dejado nuestra casa.

Indignados de ser testigos de la basura que dejaron tirada, de las banquetas a medias, del botiquín vacío, de las cuentas agotadas, de los créditos sin crédito y de que a los “ Lázaros” no se le diga nada.

Pero no somos tan valientes como Lupe, en lugar de expulsar a quien nos engaña lo perdonamos, le ofrecemos café y le agradecemos la existencia, le hacemos una fiesta y le ponemos “ San Lázaro”, pues desde allá nos manda sus bendiciones con las que supone nos alcanza para vivir en paz, pero no mitigan el hambre, ni alcanza para proyectos de infraestructura de gran calado, ni para la insulina en el IMSS, ni mucho menos para el desarrollo e innovación tecnológica que requiere esta frontera.

Nada. Nuestros Lázaros hicieron propuestas que no cumplieron, pero vendrán a visitarnos, así como si no pasara nada, envueltos en Alzheimer no recordaran lo que pregonaban.

No les colgaremos el cartel de «Non Gratos», pues nos han grabado hasta el tuétano que la esperanza es lo último que acaba.

Entonces, el día de hoy cuando veamos las calles abandonadas, los parques tirados, la condición hospitalaria, pensemos en Lupe y su firmeza humana y ojalá podamos comprender que cada quien tiene lo que exige, no lo que merece, no lo que aguanta.

Ojalá y podamos enfrentar a los “ San Lázaro”y recuperar nuestra dignidad ciudadana para que le cumplan a nuestra casa y no solo sea su escenario de campaña

Rocio Saenz 2 sqr
Rocío Saenz
Renace Mujer | Website

Lic. En Comercio Exterior. Lic. En Educación con especialidad en Historia. Docente Educación Básica Media y Media Superior, Fundadora de Renace Mujer A.C. Directora de Renace Mujer Lencería, Consultora socio política de Mujeres.