Es tan, pero tan malvado López (el presidente) que provoca risa. Luego que el gobernador de Querétaro, Médico Veterinario Zootecnista Francisco Domínguez Servién, se indignara por ser mencionado por Emilio Lozoya como involucrado en el escándalo de corrupción y sobornos millonarios, se le apanteró a López al que agarró fuera de la base, acostumbrado a que la mayoría de los gobernadores se le acobardan. Pancho Domínguez virilmente le reclamó que pretenda involucrarlo en sus chismes con careta de denuncias, que él se ha conducido de una manera pulcra en el ejercicio de sus diferentes cargos públicos (diputado federal, presidente municipal, senador y hoy gobernador) y… la cara de López fue de antología, no propia de un mandatario sino de un rufián de barrio bajo instintos criminales incluidos, su rostro reflejó: rencor, odio desmesurado, envidia, ira, furia, venganza, impotencia, crueldad, violencia, visceralidad y un largo etcétera. Cada día es más evidente que México tomó una pésima decisión al elegir a un hombre muy poco equilibrado para asumir y manejar el poder, es un villano si, pero con altas dosis de comicidad, al estilo Cruella de Vil, Catalina Creel, los robachicos de la película Home Alone (Mi pobre angelito) o bien como Humanón el enemigo más persistente de Kalimán. Me recordó la canción «Adivinanza» y su estrofa, «Mirada fatal, cada ceja es un arco triunfal». Bien por ese valiente gobernador, ahora, por aquello de las Flies (moscas), le convendría no abordar ningún helicóptero. Ah, se sigue saqueando criminalmente el agua de Chihuahua en plena sequía, ¿es que no hay nadie que piense en este gobierno? El estado está en alerta máxima, se oyen inquietantes tambores de guerra.

¿El dinero? Ya se lo llevó la… pero sus aplausos me los llevó conmigo.- así dijo José alfredo Jiménez cuando le preguntaron en sus últimas presentaciones acerca del dinero que había ganado en su carrera, exactamente igual está ysq quien acabó con todo el dinero disponible del erario público incluso lo destinado para contingencias por desastres naturales en sólo veinte meses de desgobierno. Aquí necesitamos puntualizar lo siguiente, José Alfredo se gastó SU dinero que él había ganado, ysq botó a lo tonto el dinero de todos nosotros. Me asombra su testarudez y me divierte su megalomanía, se siente como la canción «Eres divino» de nuestra paisana Lucha Villa que dice, «Eres divino, amor divino, en toda la extensión de la palabra», y ahí va el pobre por la vida creyendo esa tarugada.

Estado Alterado de Conciencia.- es un término médico que había oído y había despertado mi interés, comprenderlo a cabalidad, he ahí el problema. Primero debemos entender que conciencia se define como el estado en el que las personas mantienen conocimiento sobre sí mismos y sobre el entorno en el que se encuentran. La conciencia puede ser alterada por: a) drogas o alucinógenos, b) discusión, c) hipnosis, d) miedo, e) sexo, f) patologías diversas; ayuno, agotamiento, deshidratación, epilepsia, diabetes, narcolepsia, manías, insomnios, etc. ¿Por qué menciono este tema? Porque desde mi punto de vista, el amloísmo produce un Estado Alterado de Conciencia entre los que padecen esa condición, no razonan coherentemente, tienen visiones, violencia criminal, delirio de persecución, ataques de pánico, despersonalización, depresión, pérdida de autoestima, lagunas mentales y pierden la ubicación en el tiempo y el espacio. ¿Tiene cura ese mal? Si, dejen de ver las mañaneras, cuiden su aseo personal, eliminen el fanatismo y traten de pensar por si mismos.

- Publicidad - HP1

Un acto de amor.- necesito urgentemente ver las cosas bellas de la vida que afortunadamente también existen. Aquí la anécdota; al ir caminando en la madrugada (como todos los días), saludé a una pareja de ciclistas (hombre y mujer) de entre 30 y 40 años con quienes me saludo cordialmente, regularmente nos encontramos sólo una vez, ese día fueron tres veces, en la última de ellas la mujer se bajó de la bicicleta con una bolsa de pan en la mano y hablándole cariñosamente a un perro que sospeché no era de ellos. Le pregunté, «Es suyo el animalito» me respondió, «No, solo que no lo habíamos visto como todos los días y estábamos preocupados». Es decir, fueron y le compraron pan para que se alimentara sin ser sus propietarios, me pareció un hermoso acto de amor por esos seres indefensos y quise compartirlo con ustedes, me recordó la canción, «Callejero» de Alberto Cortez (QEPD).

«El odio ha causado muchos problemas en el mundo, pero no ha ayudado a solucionar ninguno»
– Maya Angelou

«El dinero no da la felicidad, ciertamente; pero tampoco es un serio obstáculo»
– Josep Pla

«Lo que se necesita para cambiar a una persona, es cambiar la conciencia de sí mismo»
– Abraham Maslow

Jose Cruz Pérez Rucobo
José Cruz Pérez Rucobo
Periodista y Crítico Político

Lic. en Economía por la UACJ. Me dedico al comercio como medio de subsistencia y al periodismo y crítica política como ejercicio lúdico. Soy un hombre de izquierda por naturaleza, cualquier cosa que ello signifique.


Las opiniones expresadas por los columnistas en la sección Plumas, así como los comentarios de los lectores, son responsabilidad de quien los expresa y no reflejan, necesariamente, la opinión de esta casa editorial.