“Dadas las condiciones muy precarias, y sobre saturadas, de la medicina pública y social en el país ya no es una necesidad la póliza médica, es una obligación para quienes pueden pagarlas, principalmente hombres y mujeres jóvenes y maduros, la de los adultos mayores es imposible sostenerlas para muchos que alguna vez tuvieron”.

Las costumbres son formas de comportamiento particular que asume toda una comunidad y que la distinguen de otras comunidades; como sus danzas, fiestas, comidas, idioma o artesanía. Estas costumbres se van transmitiendo de una generación a otra, ya sea en forma de tradición oral o representativa, o como instituciones y las mismas instituciones aplican sus costumbres adquiridas o benéficas.

Costumbre es un hábito o tendencia adquirida por la práctica frecuente de un acto. Las costumbres de la vida cotidiana son distintas en cada grupo social conformando su idiosincrasia distintiva, que, en el caso de grupos definidos localmente, conforman un determinado carácter nacional, regional o comercial.

- Publicidad - HP1

El actuar y ejercer un acto en forma constante y cotidianamente en una institución por quienes la conforman lo convierte en una costumbre en esa institución, son las políticas sin manual, son las políticas internas de procesos no escritos y son así porque atentan a las buenas costumbres, a la ética profesional y comercial pero que al hacerlo costumbre les genera altos rendimientos que obliga a las instituciones a la continuidad como política de comercialización médica, en este caso.… en pocas palabras son políticas que conllevan implícito un FRAUDE o un ABUSO en contra de quien requiere y a quien paga sus servicios.

Quienes requieren los servicios son los pacientes y si los pacientes tienen gastos médicos mayores son las compañías de seguro quienes pagan la cuenta hospitalaria, así es el juego, así es el negocio, si los pacientes que ingresan al hospital privado no presentan una póliza de seguro entonces tendrán que ingresar un importante depósito para ser atendidos, y buscarán agotar el depósito para solicitar más.

El trato que le dan al paciente con póliza de gastos médicos mayores inicia como si todo lo fuera a pagar la compañía de seguros e ingresaran a la cuenta del paciente todo procedimiento como si fuera en extrema gravedad, si no alcanza a gastar el paciente más allá de su deducible, porque no fue necesario internarlo, entonces el paciente tendrá que liquidar el total de la cuenta antes de poder retirarse del hospital.

El paciente si llega ser ingresado al área de hospital entonces cubrirá solo lo que le corresponde de deducible de la póliza y el coaseguro que le corresponda según sea la calidad de la póliza, el nivel hospitalario también será de acuerdo al nivel de su póliza que cubra algún hospital de su localidad, porque ahora las pólizas tienen niveles hospitalarios de acuerdo a lo que el cliente pueda pagar, así como de sumas aseguradas que topan los gastos hospitalarios del paciente.

Tengo una muy amarga experiencia familiar con el Hospital Star Médica de Ciudad Juárez, no con mi persona, pero si con una de mis hijas.

Ella ingresó al Hospital Star Médica por emergencias con un fuerte dolor en el abdomen, como en el Seguro Social la hicieron esperar primero para revisarla y después ser atendida, al ingreso presentó su póliza de seguro médico de la compañía GNP, una póliza con deducible y coaseguro y con ese nivel de hospital, una buena póliza de gastos médicos.

Después de cinco horas en emergencias y después de SUPUESTAMENTE hacerle análisis pre-operatorios (así los llamaron) la dieron de alta y fue solicitada la presencia del familiar en cajas para proceder al pago correspondiente de $18,880.00, su deducible es de $19,000.00… huela usted la trampa, es mejor torear a un cliente a que intervenga la compañía de seguros a revisar el gasto.

Se liquidó de inmediato la cantidad solicitada por el hospital  SIN que se nos otorgara ningún diagnóstico del motivo del dolor abdominal, solo informaron que tal vez pudieran ser tres posibles causas, sin más contundencia en el diagnóstico.

Al revisar la cuenta nos topamos con que había estudios que cobraron y que no fueron hechos, a pesar de que le dieron el trato de “estudios pre-operatorios” y eso nos llamó mucho la atención a lo que se le preguntó al personal que nos atendió ellos no supieron responder, ni la doctora que exploró a mi hija, solo repitió las tres posibilidades.

Ahí presentí que algo andaba muy mal porque si hicieron los exámenes pre-operatorios obviamente debería de haber una conclusión de causa, es forzoso que exista, porque le dieron tratamiento de ir a quirófano y nadie puede operar si no lleva un diagnóstico definitivo y a lo que va al quirófano.

CINCO HORAS, exploración, muestreo de sangre y el LIPASA asumieron la cantidad de $18,880.00. Concerniente a Laboratorio, Aplicación de Insumos, Aplicación de Medicamentos, Tomografía, Valoración de Urgencias… sin que le dieran un resultado final de cual era, o fue, el motivo del intenso dolor con exactitud porque elementos tenían para hacerlo… si los hubieran hecho.

Entró con dolor, si, salió con dolor, no… ¿que fue? Solo le informaron que pudo haber sido tres cosas, pero ninguna en especial para atacar el problema de raíz.

Los medicamentos que le fueron suministrados < en medicina pública se llaman Ketrorolaco, Diclofenaco, espasmolítico y nada más >, con su respectiva agua salina, jeringas y parches, de ese tamaño fue el diagnóstico de la Doctora de Urgencias que ordenó todo una serie de estudios pre-operatorios.

Con la simple exploración abdominal el médico capacitado, y honesto, puede determinar inflamación de intestinos o tal vez vesícula, colitis, gastritis, etc. y es aquí donde nace el interés por sacar dinero al paciente, saben que esas pudieron haber sido las causas, cualquiera de ella desde la exploración, desde el resultado de la LIPASA y la TOMOGRAFÍA, si es que la hubo.

Al siguiente día el paciente fue a reclamar con el Director del Hospital la cual fue atendida después de pasar por varios filtros explicativos y posteriormente agendada una entrevista.

Ante el reclamo el hospital acuerda con el paciente una bonificación que asciende al 20% de la cuenta el cual aceptó la paciente porque sabía que el reclamar judicialmente iba a implicar muchísimos más gastos que lo gastado, pero los evidenció, no hay recursos para pelear contra un hospital de esa magnitud.

Y de ese acuerdo nace otro problema, las vueltas para hacer efectivo el cobro del acuerdo con el Director del Hospital denotando muy poca seriedad en sus tratos, además del trato dado por los administrativos fue peor al que dan en el Seguro Social, de ese tamaño son los “privados” cuando se les reclama y se les gana, déspotas a mas no poder al saberse que tienen el sartén por el mango.

El hecho, para concluir, es que cuando detectan los hospitales privados que un paciente llega con póliza de gastos médicos se van hasta con lo que no se necesita el paciente, van por intentar, hasta donde se pueda y se deje la compañía de seguros, vaciar al máximo la póliza.

Una póliza de GASTOS MEDICOS es una bendición poderla tener, incluso se debería de convertir en una obligación para quienes pueden pagarla.

Las pólizas de GASTOS MEDICOS se han disparado de precio porque los costos hospitalarios se han disparado y en mucho es derivado por la voracidad de las empresas hospitalarias a lo que las compañías de seguros son sumisas y calladitas todas.- Es una correlación de acuerdos y complicidades porque al fin y al cabo “el que paga todo es el cliente”.

Pero nada se puede hacer en contra de las mafias hospitalarias, someten a cualquiera, es un jugoso negocio y altamente productivo lleno de complicidades.

Tenga mucho cuidado con lo que le van cargando en sus cuentas de hospital y no crea ese cuento de que “al fin paga la aseguradora” porque al final del cuento no es así, el que paga es usted.

No se crea el cuento de que otro pagara por usted, usted es el que paga y lo paga con los aumentos en las pólizas y en consecuencia con los aumentos a los deducibles y coaseguros, los que nada pierden, y mucho ganan, son los hospitales y las compañías de seguros, todos ganan pero usted paga por ganar salud indudablemente.

sabido
Raúl Sabido

Egresado de la Facultad de Comercio y Administración por la Universidad Autónoma de Tamaulipas. Su desarrollo profesional ha sido en empresas privadas en posiciones directivas donde a logrado acumular 42 años de servicio.